Compartir

La sincronía se ha tomado su tiempo pero ha llegado: el renacimiento seriéfilo de los últimos años también ha llegado a los personajes femeninos. Las mujeres que los han creado delante y detrás de las cámaras han pasado de ser una anécdota (ni las (grandes) series empiezan con Los Soprano ni debemos olvidarnos de Murphy Brown, Jane Tennison (Principal sospechoso), Buffy, Las chicas de oro, Patty Hewes y Ellen Parsons (Damages), Dana Scully o el juego de espejos de Tina Fey en 30 Rock, solo por citar unas pocas) a demostrar con su talento que las series para mujeres solo eran una forma más de discriminación. De lo que tenemos que hablar es de series totalmente hechas por mujeres, pues no hay nada peor, ni tan fácilmente estereotipable, que dejar un guion en manos de alguien que carezca de la óptica adecuada para abordarlo. Y no hablo solo de género, sino de sensibilidad.

“Qué gran momento para la mujer en la televisión”. Así comenzó Julianna Margulies en 2014 su discurso de agradecimiento por su Emmy a Mejor actriz por The Good Wife. Una serie en la que Michelle King es la cocreadora, junto a Robert King, y en la que Alicia, Diane, Kalinda, Lucca o sus grandes secundarias robaescenas consiguieron quitarle a la serie la etiqueta/prejuicio de serie de abogados y tratar muchos temas, muchos de ellos tras un punto de vista femenino que habría estado años arrinconado porque lo que le correspondía a los personajes femeninos era ser bidimensionales: eran siempre la esposa, la novia, la madre, la amante o el personaje al que había que rescatar.

The Good Wife - El Palomitrón

“Interpretar personajes femeninos centrales en la narración, que son fuertes, es lo más, ¿no? Protagonizar The Handmaid’s Tale, una serie que tiene un efecto tan profundo en hombres y en mujeres, es un verdadero honor” (2017). Los Emmy han hecho justicia este año con Elisabeth Moss, y el reconocimiento que le negaron por Peggy Olson se lo han dado a la primera por The Handmaid’s Tale. La serie ha reivindicado la gran novela en la que se basa y ha constatado que no estamos tan alejados, tristemente, de la distopía que nos plantea la historia. Es una de las mejores series del año por el fondo, la forma y además por sus responsables delante y detrás de las cámaras.

Podría seguir con la lista de series hechas por mujeres y moldeadas por ellas, esperando que esta etiqueta deje de ser necesaria para pasar a hablar solo de series, pero siempre me gusta recordar, y sobre todo tenerlo tan difícil a la hora de hacer quinielas, lo reñidas que se han puesto algunas candidaturas de, por ejemplo, los Emmy. Donde hace unos años parecía que no llegaban los huecos de las nominaciones para antihéroes y semejantes, ahora son las categorías de mejores actrices las que se quedan cortas, y las de guion o dirección han reivindicado su lugar en los grandes titulares de la noche gracias a una gran hornada de creadoras que ya han sido nominadas y que seguro lo estarán en los próximos años.

Elisabeth Moss The Handmaid's Tale - El Palomitrón

Llegados a este punto, toca la ronda de recomendaciones. Es una lista de series feministas, pero tampoco me gustaría que se quedaran solo con esa denominación, porque también son grandes series. Así que hablemos mejor de series imprescindibles en una serieteca ideal. Si alguna todavía no la tenéis en vuestro radar, sentaos y poneos cómodos y cómodas.

Y sí, seguro que dejo muchas fuera, y he puesto un límite temporal para que sea una lista abierta. En los comentarios está vuestro turno: ¡que rulen las buenas series!

… y 54 años después, por fin Doctor Who tendrá a una mujer a los mandos de la TARDIS. Allons-y, Jodie Whittaker!

 

Miriam Lagoa el PalomitrónMiriam Lagoa es periodista y aficionada a las series desde no sabe cuándo, algo que hace que a veces mida el tiempo por temporadas televisivas. Ha escrito sobre ellas en El País, donde puso en marcha el blog Quinta Temporada, Terra y ahora lo sigue haciendo en el blog Seriéfilos de eldiario.es

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta