Compartir

Crítica de Boku no Hero Academia 3x09 principal - el palomitron

El pasado mes de octubre la segunda temporada de Boku no Hero Academia llegó a su fin ofreciendo un cierre que aventuraba algo mayor, algo mucho más grande. El campamento de verano estaba a la vuelta de la esquina y, tal vez, podría suponer un período de relativa paz y tranquilidad. Sin embargo, la convicción y firmeza de Tomura Shigaraki en pos de erradicar al símbolo de la paz avivó la llama de la tensión.

¡Sigue con nosotros Boku no Hero Academia S3 a través de este enlace!

La tercera temporada de Boku no Hero Academia está contando con una labor de dirección envidiable en cuanto a ritmo y manejo de los tiempos se refiere. A pesar de unos primeros capítulos casi de presentación, la mediática serie de héroes y villanos pisó el acelerador con tacto y estrategia, ofreciendo cada semana una nueva entrega sobresaliente tanto a nivel técnico como de ejecución. La acción pareció llegar al clímax en el enfrentamiento de Deku contra Muscular, pero los miembros restantes del Escuadrón de Vanguardia de la Liga de Villanos siguen azotando a los jóvenes aspirantes a héroe desde distintos focos del escenario, aunque cada vez el terreno es menor. Tras haber cumplido su principal objetivo en el campamento de verano los villanos aguardan nuevos planes, nuevos pasos para que la luz se apague de nuevo sobre la sociedad de héroes. Una luz que desde el último episodio parece haberse atenuado con el secuestro de Katsuki Bakugo. ¿Lograrán salvarle sus compañeros?

La U.A. en entredicho

Como si de un juicio se tratase, se convoca una rueda de prensa en la que los medios serán los “jueces” de la U.A. una vez más. Una voz que parece representar el miedo del pueblo, las inseguridades de los últimos acontecimientos. La U.A. demuestra a través de su director y diversos profesores como Erased Head su postura ante la situación. Una postura de sinceridad, de valentía y ante todo, de responsabilidad. No estamos ante una escuela más, estamos ante una organización que se preocupa por sus alumnos, por las personas. Las preguntas cada vez parecen ser más pretenciosas e incluso amenazantes, un tono donde la prensa parece querer “denigrar” el papel de los héroes y sus errores. Y es el mismo Erased Head quien se autoproclama culpable del secuestro de Bakugo y todo lo que ha desencadenado. Una responsabilidad que al segundo acompasa el director de la academia y denota el verdadero papel de la escuela y el profesorado ante la sociedad.

Crítica de Boku no Hero Academia 3x09 bakugo - el palomitron

Las últimas declaraciones ofrecidas se centran en el por qué los villanos han elegido a Bakugo como presa. Un alumno con un carácter un tanto fuerte y más violento que el resto cuyo futuro puede pender de un hilo, un hilo que la sociedad parece ver direccionado hacia el lado oscuro. La academia lo tiene claro y sabe en todo momento que Bakugo no les traicionará, una declaración de intenciones que el propio estudiante ve a través de la televisión. Unas palabras que le inundan de fuerzas y determinación para intentar escapar. La huida parece ser inminente, Bakugo consigue desatarse y ante una marcha prácticamente segura es el propio Shigaraki quien “salva” a Bakugo de sus compañeros para ser él mismo quien se enfrente a él. El alumno que traerá de vuelta a su auténtica presa: All Might.

Plan de rescate

La explosividad de Bakugo todavía sigue presa de manos de los villanos, pero en contraposición a ello todos los héroes de la U.A. y la propia policía están ideando el plan perfecto para rescatarle de las garras de la oscuridad. Una oscuridad que no solo tinta sus mentes, sino las de toda la población. Por un lado, Midoriya y compañía continúan los planes que habían comenzado la semana pasada. Unos planes que residen en salvar a su amigo frente a todo pronóstico y sin importar cuáles sean las consecuencias. La amistad vuelve a mostrarse como valor motriz en los alumnos, un valor que caracteriza la obra de Horikoshi y que BONES sabe acompasar en su dirección. Por otro lado, uno más adulto e indignado, los profesores de la U.A. junto a la policía y otros héroes relevantes de la ciudad idean su plan de ataque; uno donde la estrategia, la fuerza y el verdadero significado de héroe deberán copar el plano de entrada. No solo tienen la misión de salvar a Bakugo, tienen la obligación de devolver la esperanza a la sociedad.

Crítica de Boku no Hero Academia 3x09 heroes - el palomitron

La irrupción del símbolo de la paz

Los planes ya están dictados, es hora de contraatacar. Bajo un duro y contundente SMASH All Might aparece en pantalla. Poco a poco se alcanza el plano general, y es gracias a éste donde BONES muestra todos los héroes en pantalla. Un conjunto de personajes que, a través de sus habilidades, van paralizando a todos y cada uno de los villanos. La Liga de los Villanos parece que ha sido vencida pero los planes de Shigaraki demuestran —una vez más— que su rol en la obra ha evolucionado. Los villanos por fin tienen un objetivo y la figura de All Might parece que ya no es lo suficientemente fuerte para desviar sus fuerzas.

Cuando todo parece estar en calma, Tomura recuerda su pasado. Un pasado en el que parece avistarse el verdadero villano principal, el símbolo de la oscuridad; la persona que, posiblemente, pueda vencer a All Might. Tras unos segundos vuelve al presente, decide actuar y sus últimos movimientos se ponen en marcha. El escenario de batalla se inunda de Nomus y es entonces cuando da el pistoletazo de salida la auténtica guerra entre héroes y villanos. Por un lado, en el escenario principal, se lidia el caos. La desesperación se convierte en la protagonista principal y todos y cada uno de los personajes intentan actuar con todo su poder. Por otro lado, en el escenario exterior nos encontramos con el cuerpo de policía prácticamente abatido y con Deku y compañía en camino hacia el punto focal. Un camino que se ve interrumpido por la misma oscuridad.

Crítica de Boku no Hero Academia 3x09 derrota - el palomitron

Parece que el villano principal ha llegado. Su aura impregna el escenario y ni los hilos del propio Best Jeanist son suficientes para pararlo. Rompe todos y cada uno de ellos y una onda expansiva pone punto y final a su aparición. Su fuerza ha devastado toda la manzana y parece que ha abatido a todos y cada uno de los héroes. Shigaraki ha tomado por fin la decisión correcta, y a pesar de querer cargar él con toda la batalla, la fuerza de su verdadero jefe es totalmente necesaria para dar por concluida esta pequeña guerra. Una guerra que devolverá —o no— la paz a la humanidad. Aquello que temía el pequeño Midoriya y de lo que le advirtió All Might en el pasado es real; unos flashbacks presencian tal momento, pero al final la realidad impera. All For One ha llegado. ¿Cuál será el próximo golpe? ¿Logrará vencer la luz a la oscuridad una vez más? Siete días y sabremos quién será el auténtico vencedor.

Crítica de Boku no Hero Academia 3x01 banner - el palomitron

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.