El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Una vez más FCM
CINE CRÍTICAS REDACTORES

29 FCM: UNA VEZ MÁS

LOS ANTECEDENTES

Guillermo Rojas se licenció en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. Funda Summer Films, productora y distribuidora independiente de cine y televisión cuyas obras han sido seleccionadas en festivales como San Sebastián, Rotterdam o Málaga. Una década después, y en su Sevilla natal, se inicia el rodaje de la que será su ópera prima. Una vez más cuenta con la participación de Canal Sur.

Una vez más ha formado parte de la selección oficial del Festival Internacional de Cine de Sevilla, y ha sido ganadora de varios premios ASECAN. Algunos de ellos mejor dirección novel y actriz revelación. Actualmente podemos verla formar parte de la Sección Oficial del Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR). En palabras de Guillermo Rojas la película se presenta como “un retrato generacional de esa juventud europea de hoy, que se ha visto obligada a emigrar en busca de trabajo y futuro, esa generación que cuando regrese a su país de origen, de poder hacerlo algún día, nunca volverá a ser la misma”.

LA PELÍCULA

Una vez más es una de esos films que expresan la crisis de su tiempo que sufre la generación millenial en nuestro país. Problemas como la búsqueda de trabajo, el deseo de permanencia, la muerte de referentes familiares, la ruptura de relaciones crean un afluente de emociones que culminan con el concepto de hacerse mayor en los 2010.

Dentro de esta historia de maduración y realización personal asistimos al encuentro entre Abril y Daniel. Una pareja que confluye cinco años después de su ruptura. Cuando Abril regresa a Sevilla por el funeral de su abuela asiste al reencuentro con su juventud perdida, que se vio forzada a abandonar cuando se fue a trabajar a Londres.

En el film de Guillermo Rojas encontramos largas conversaciones, acompañadas de paseos por la ciudad de Sevilla, que nos pueden recordar al cine de Linklater. Dos personajes que hablan de superficialidades que esconden sentimientos reprimidos, que van saliendo a la luz conforme la trama avanza. A través de las palabras que los protagonistas pronuncian asistimos a un evento que resulta ser familiar, pero se aleja de los clichés. Dos personas que se amaron se reencuentran, y saben que ya no pueden estar juntos, y se ven forzados a dar el paso y poner los pies en la tierra.

En boca de uno de los personajes: La experiencia de volver a vivir algo no puede igualarse al recuerdo, porque cuando recordamos lo hacemos de una forma que no es real.

Muy en la línea del cine de Jonás Trueba y en concreto su película La Reconquista (de la cual se incluye un tributo en esta cinta). Un desapego sentimental de la vida con amigos, y los recuerdos de la infancia ideal, que parecen muy idílicos, pero al mismo tiempo son tremendamente fríos.

Sin embargo, al contrario de lo que podría parecer en un primer visionado, el protagonismo de la ciudad de Sevilla queda relegado a un segundo plano. Actuando simple y llanamente como telón de fondo pero no reclamando el protagonismo que merecía, en la línea de otras emblemáticas películas de parejas en sitios como Manhattan (1979), de Woody Allen. Los personajes recorren los lugares más emblemáticos de la ciudad como el barrio de Santa Cruz, los jardines de murillo o las setas, lo cual constituye un estético catálogo de una ciudad preciosa que no llega a integrarse en esta historia de nostalgia, y que podría ocurrir en cualquier parte del país.

Aún así, sigue siendo una aventura deleitarse con el paisaje sevillano que permanece presente e identificable. Encontramos una fotografía adecuada a la propuesta, sin estridencias, con un estilo contenido y suave que tiene sus mejores planos en los interiores. Dónde la imagen se vuelve más íntima, cercana y evocadora. Encontramos un tono realista, con claroscuros.

En cualquier caso, Una vez más es una historia que invita a una generación a valorar lo vivido, a que la mejor solución a los problemas que se ven forzados a vivir es no mirar atrás y dónde murieron sueños encontrar oportunidades para que otros nuevos florezcan. Guillermo Rojas conforma una ópera prima muy personal y legítima.

ELLOS Y ELLAS

Silvia Acosta y Jacinto Bobo interpretan a la pareja protagonista. Si bien son actores relativamente desconocidos en el panorama cinematográfico no dudamos que les augura un gran futuro. La química entre ambos personajes es palpable. Aunque las interpretaciones son contenidas están sobresalientes, sobre todo ella. Sus miradas y sus silencios dicen lo que los diálogos no son capaces de expresar.

LA SORPRESA

Que aunque tenga momentos típicos y un tono videoclip idílico, sigue funcionando. Esas secuencias largas de paseos con música indie acompañándoles las hemos visto cantidad de veces pero el sentimiento de identificación no desaparece.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

El momento final, que sorprende dando un puñetazo sobre la mesa sobre qué elegir y porqué hay que hacerlo, cuando hablamos de la vida que soñamos en el futuro.

TE GUSTARÁ SI…

Disfrutas de las películas de Jonás Trueba o cualquier otro director que cuente historias que exploren el retrato de la generación millenial de manera realista y fidedigna.

LO MEJOR

  • La interpretación de ella. Encontramos personajes muy cercanos y reales.
  • Algunas reflexiones que se salen del papel, y harán recordar y reflexionar al espectador. Como aquellos en torno al romanticismo de cumplir sueños.

LO PEOR

  • Que aunque tenga cosas que la hacen particular es la misma película millenial que llevamos viendo durante los últimos cinco años.
  • El constante hilo musical indie de fondo.

Pablo Sánchez

FESTIVAL DE CINE DE MADRID

#ContenidoRelacionado

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.