El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Kais Nafish, Todo pasa en Tel Aviv, EL PALOMITRÓN
CINE CRÍTICAS REDACTORES

TODO PASA EN TEL AVIV

ANTECEDENTES

Si hay un género capaz de unir generaciones de espectadores ese es sin duda la comedia romántica. Es cierto que es difícil de creer pero ¿quién es capaz de negarse a una buena dosis de Anne Hathaway o Jennifer López enamorándose por decimoquinta vez? Puede que sea por sus diálogos ingeniosos o por sus chascarrillos recurrentes, pero lo que consigue esta clase cine no es nada fácil. Lo que pasa, es que ahora, en pleno 2020, poco nos queda ya de esa edad dorada que fueron los 2000. Por suerte y como caído del cielo, Surtsey Films presenta Todo pasa en Tel Aviv, un oasis para esa sequía más dura que las pérdidas de Cats.

Aunque de primeras las comparaciones con su admirado Woody Allen sean abundantes, el camino de su director, Sameh Zoabi, es completamente opuesto al del neoyorquino. Palestino de nacimiento y criado a base de cine egipcio y francés, Zoabi creció en el marco del conflicto palestino israelí, algo que ha marcado gran parte de su trabajo. Aunque de primeras pueda parecer algo dramático, le ha servido para dotar a sus proyectos de un sello personal basado en lo cotidiano y la ironía de la vida. No le interesa la crudeza, sino las pequeñas cosas que componen el día a día, algo que Todo pasa en Tel Aviv tiene presente desde sus primeros minutos.

Kais Nafish, Yaniv Biton, Todo pasa en Tel Aviv, EL PALOMITRÓN

LA PELÍCULA

Con una premisa ingeniosa que cae en el juego del enredo, nos topamos con Salam, un joven buscavidas palestino que ha conseguido trabajo como ayudante de producción en una de las telenovelas más famosas de Israel, Arde Tel Aviv. Los problemas llegarán cuando al cruzar el estricto control diario en la frontera hacia Israel, Salam conozca a Assi, un general de mente creativa, que hará de su fracaso un éxito. Rápidamente el palestino comenzará no solo a triunfar en su nuevo trabajo de guionista, sino también en el azaroso juego del amor.

Con un toque de gamberrismo e inteligencia, su hora y cuarenta minutos son un festival a lo cotidiano. En un contexto donde las fronteras son causa de conflicto, Zoabi se desentiende del asunto para construir un relato en el que ambas culturas ponen diferencias aparte para reírse de ellas mismas. De esta manera, recurre sistemáticamente al cliché, un recurso muy quemado, que funciona a la perfección en películas con estereotipos diferentes a los del público extranjero. Por tanto, desde una perspectiva totalmente disfrutable, presenta una realidad alejada de nuestra egocentrista mirada occidental

 A fin de cuentas, todas las bromas y puyas sirven de moraleja para mostrar las semejanzas de dos culturas, que a pesar de estar enfrentadas, tienen muchas cosas en común. La principal de ellas, su obsesión por Arde Tel Aviv, sirve de precedente para sentar la base de la cinta. Es curioso como una telenovela es capaz de representar los sentimientos de odio y pasión de dos tradiciones tan distantes. La dualidad que supone el serial dramático y la realidad de los protagonistas demuestra la exageración mediática del asunto; Por otra parte, elementos como la gastronomía son utilizados también a lo largo de la trama para sentar los sentimientos de unos ciudadanos ahogados en carencias e historias de amor imposibles. Hasta ahora un bote de humus no había significado tanto.

Arde tel aviv cast, Todo pasa en Tel Aviv, EL PALOMITRÓN

ELLOS Y ELLAS

Contra el yunque del cine comercial, Todo pasa en Tel Aviv sienta las bases de un reparto solvente, divertido y que por primera vez en mucho tipo da el salto internacional. Encabezado por Kais Nafish, reconocido por su trabajo en Paradise Now, el cast lo completan Lubna Azabal, Yaniv Biton o Maisa Abd Elhadi. En condiciones normales un proyecto de estar tipo no tendría la visibilidad de otras producciones del mismo calibre, pero su verdad y frescura es lo que ha propiciado la llegada de Todo pasa en Tel Aviv ha territorios, que hace 5 años hubieran sido impensables.

En conclusión, Todo pasa en Tel Aviv, es una cinta disfrutable, entretenida y perfecta para entender que las diferencias suman más en conjunto que por separado. Con una buena mezcla de personajes, elabora una historia donde el amor y el respeto brillan por encima del éxito. Con su estreno previsto para el 13 de marzo, la marcha está asegurada.

Kais Nafish, Todo pasa en Tel Aviv, EL PALOMITRÓN

LA SORPRESA

El humor ingenioso y el carisma que rezuma el reparto.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

De entre sus hilarantes situaciones, destacan aquellas en las que se leen los guiones falsamente escritos por Salam

TE GUSTARÁ SI…

Te gusta la comedia romántica y de enredo

LO MEJOR:

  • Su reparto
  • Su humor simple pero ingenioso

LO PEOR:

  • Trama en ocasiones precipitadas
  • Falta de desarrollo en algunos de los personajes

Alonso Muñoz


#ContenidoRelacionado

MODERN LOVE: QUERER ES PODER

Modern Love, EL PALOMITRÓN

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.