El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

SAUVAGE - EL PALOMITRON
CINE CRÍTICAS REDACTORES

SAUVAGE

 LOS ANTECEDENTES

Sauvage ha recibido numerosas criticas positivas por parte de todos los festivales por los que ha pasado, entre ellos Cannes y el Festival de Cine Europeo de Sevilla. La ópera prima del director francés Camille Vidal-Naquet se sustenta en la vida de Lèo, interpretado por Felix Maritaud, un joven de 22 años que vende su cuerpo por las calles parisinas. Para adentrarse en el mundo de los prostitutos, el propio director charló durante bastante tiempo con jóvenes que ofrecían su cuerpo a cambio de dinero en París. Premiada en Sevilla con el Premio Ocaña a la libertad como mejor película LGTBIQ y nominada en los Premios César a la mejor ópera prima, Sauvage se estrena este viernes 14 de junio.

LA PELÍCULA

¿Cuál es el día a día de un chico que se prostituye por las calles? ¿Dónde vive? ¿Qué le motiva a dedicarse a ello? ¿Qué siente cuando está con desconocidos? ¿Cómo actúa con sus clientes? ¿Quiere cambiar o es su forma de vivir? Todas estas cuestiones y muchas más se puede hacer el espectador mientras visiona Sauvage, el sorprendente debut en el largometraje de Camille Vidal-Naquet. El filme muestra la vida de Lèo (Félix Maritaud) un joven de 22 años que se prostituye por las calles a cambio de dinero, de poco dinero. Mientras se encuentra a sí mismo, va vendiendo su cuerpo a múltiples desconocidos con la única aspiración de tener un poco de cariño y conseguir lo suficiente para continuar drogándose y poder aguantar, sin dormir apenas, al día siguiente.

La película muestra la rutina diaria, tanto por el día como por la noche, de este joven del que no se sabe casi nada salvo lo indispensable. Se mueve por los impulsos sexuales y amorosos; está solo, no tiene a nadie (a simple vista) y no se cuestiona si lo que hace está bien o mal o si debería cambiar su actitud ante la vida. El hecho de que el director no quiera explicar qué le ha llevado al protagonista a vivir de ese modo es de los aspectos más interesantes del filme. No importa qué circunstancias le han llevado hasta allí. El filme va por otros derroteros: expone la autodestrucción decidida, voluntariamente o no, de un joven homosexual que se prostituye. Se trata de mostrar una vida a la intemperie donde se despoja al protagonista de todo lo material porque, tal y como demuestra la película, a Lèo solo le interesa amar y ser amado, lo demás poco valor tiene para él.

El director demuestra ser muy valiente al reflejar, sin ningún tipo de pudor, prácticas sexuales entre dos hombres. Es algo totalmente común que, sin embargo, parece que no existe en el cine mainstream y debemos recurrir a películas mas personales (e independientes) para observar algo tan normal como puede ser una relación sexual entre homosexuales, se conozcan o no. En películas de Gus Van Sant como Mi Idaho privado (1991) ya podíamos ver a chicos jóvenes que trabajaban de chaperos a cambio de dinero, y en filmes más independientes como El desconocido del lago (Alain Guiraudie, 2015) las prácticas de cruising. Curiosamente este último titulo es francés, un país donde últimamente se han realizado algunos de los filmes más interesantes en cuanto a temática homosexual se refiere: la más reciente, Vivir deprisa, amar despacio.

Sauvage contiene muchas escenas sexuales donde el director, pese a que retrata encuentros fugaces entre desconocidos, se esfuerza por rodarlas con una delicadeza y siempre desde el punto de vista del protagonista que se muestra puro, débil y cariñoso con los clientes frente a la brutalidad y desenfreno de estos. De este modo, Vidal-Naquet manifiesta un gran control de esas escenas. Sabe cómo rodarlas y dónde poner la cámara para ser explícito pero sin caer en el mal gusto. No censura ninguna parte del cuerpo masculino pero tampoco pretende hacer una escena pornográfica. Esa mezcla de brutalidad y ternura se antoja complicada de ejecutar y filmar pero, aún así, lo solventa con una sencillez y estilo sorprendente para tratarse de su ópera prima.

Un relato más cercano a lo contemplativo, casi rozando lo documental, que no se sustenta en el diálogo de sus protagonistas sino en sus comportamientos y la gestualidad de los actores. El director muestra una realidad de sexo y drogas (concretamente, el crack) pero ni la juzga ni se aprovecha de ella para crear morbo ya que solo pone empeño en reflejar distintas formas de amar. Un sentimiento que cada uno profesa de la manera que quiere, sabe o puede, y el protagonista lo demuestra, y lo busca, manteniendo encuentros sexuales con gente desconocida. En definitiva, es un filme interesante que transita por muchos estados de ánimo que van desde la pureza del amor hasta la agresividad pasando por la dependencia (emocional y de las drogas), pero todas las actitudes están justificadas (o el director así lo quiere reflejar) por los instintos que le mueven al personaje que solo desea una cosa en la vida: ser amado.

ELLOS Y ELLAS

El casi debutante Félix Maritaud es la pieza principal de Sauvage. Es capaz de reflejar tantos estados anímicos distintos que se hace imposible no sentir empatía hacia su personaje. Curiosamente, el actor ya hizo un pequeño papel en 120 pulsaciones por minuto donde el protagonista, Nahuel Pérez Biscayart, recibió un guion (era el de Sauvage) y rápidamente pensó en su compañero de reparto para el papel. Es la gran revelación de la película, aparte del talento del director novel Camille Vidal-Naquet. Lo demuestra todo sin apenas diálogos y es un gran esfuerzo para un actor reflejar tantos cambios de ánimo surgidos por la desesperación, la soledad, el vacío existencial, la adicción al crack, las palizas, la necesidad de amar o la falta de afectividad con tan solo su mirada. Una mirada tan particular, extraña y atrayente que difícilmente se puede olvidar tras ver la película y que, posiblemente, va a dar mucho de qué hablar en los próximos años.

Aparecen también otros actores como Éric Bernard que interpreta al amigo del protagonista el cual está enamorado de él y Philippe Ohrel como la especie de Ángel de la guarda del protagonista, pero la importancia recae siempre sobre Félix Maritaud.

LA SORPRESA

Que el director de Sauvage no se haya querido centrar solamente en los encuentros sexuales y esporádicos entre desconocidos sino que ha ido mucho más allá. Todas las escenas sexuales añaden información necesaria para sustentar la base principal del filme: la soledad y la búsqueda del amor por parte del protagonista.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

La secuencia del médico donde el protagonista no es consciente de por qué debe cambiar su forma de vida y, a la vez, se derrumba y necesita el abrazo de alguien aunque sea un desconocido. Es muy emocionante ver cómo sin palabras el actor (Félix Maritaud) sabe expresar todos los sentimientos que tiene su personaje. El cual, a su vez, es incapaz de verbalizarlos.

TE GUSTARÁ SI…

Si quieres ver una historia de seres que se mueven por impulsos sexuales y amorosos.

LO MEJOR

  • Su protagonista.
  • Que no juzga a sus personajes.
  • La belleza con la que habla del amor.
  • La dureza de ciertas imágenes, sobre todo en las escenas sexuales.

LO PEOR

  • Que el director no le otorgue cierta redención a su personaje protagonista y no le permita salir de esa falsa zona de confort.

Javier Valera

 

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.