El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Reseña de Under Ninja destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA REDACTORES RESEÑAS

UNDER NINJA: LA NUEVA BIZARRADA DE KENGO HANAZAWA

Nos situamos en Japón. Una Japón que acaba de sobreponerse a la Gran Guerra, también conocida como la Guerra del Pacífico. Una nueva era en la que el mundo ha entrado en una etapa protagonizada por los conflictos étnicos y el terrorismo. Dentro de este escenario, la élite ninja, aparentemente desaparecida, sigue a día de hoy oculta entre nosotros y llevando a cabo operaciones de destrucción en el más estricto secreto. Sin embargo, por mucho que se dediquen a vigilar a la ciudadanía con discreción, a algunos ninjas tardan más en llamarles que a otros. Este es el caso de nuestro protagonista, Kurô Kumogakure, un ninja «nini» que pertenece a un escalafón bastante bajo del clan que no hace más que lastrar su carrera y sus posibilidades para encontrar trabajo. Aunque ese problema acabará pronto, pues sin esperar nada de nadie, de repente un día aparece en su casa un hombre un tanto peculiar que le encomendará una misión secreta que necesitará de todas sus habilidades como ninja. Habilidades que deberá mejorar y, como no, retomar. Pues hasta ahora lo único que hacía era estar tirado en el suelo de su apartamento viendo, literalmente, el tiempo pasar. 

Reseña de Under Ninja Kurô Kumogakure 1 - El Palomitrón

Bajo esta premisa, Kengo Hanazawa —aclamado mangaka mundialmente reconocido por títulos como Ressentiment o I Am a Heronos presenta una obra muy diferente a sus anteriores publicaciones. En esta ocasión deja a los zombies de lado para meterse de lleno con los ninjas, el leitmotiv de la obra de marras. Un elemento que poco a poco se irá desarrollando para presentarnos una figura que parece diluida en nuestros tiempos, aunque a día de hoy siguen habiendo autores como Yuji Kaku que se sirven de ellos para crear su propia ficción. 

Tomando como ejemplo Jigokuraku, pero cambiando tanto la época como los elementos ambientales, Kengo Hanazawa consigue hacer su propia radiografía del ninja en su obra para crear, desde ella, un título hiperrealista que jugará con las peores facetas del ser humano para crear una ficción única. A través de Kurô Kumogakure —nuestro protagonista— conoceremos el estado de los ninjas en Japón. Se dice que quedan unos 200.000 en activo, aunque muchos de ellos, como Kumogakure, penden de un hilo para poder ejercer esa profesión tan enjuiciada pero necesaria. Sobre todo cuando se trata de encontrar a asesinos en serie o psicópatas rebanadores de…, bueno, prefiero no decirlo y que lo descubráis al leerlo. La sorpresa es mayúscula, creedme. 

Reseña de Under Ninja panel manga - El Palomitrón

De esta forma, tomando como eje central dicha profesión, un personaje como Kurô Kumogakure que representa demasiado bien el perfil medio actual de muchos jóvenes y añadiendo dosis macabras a través de asesinatos cruentos, Kengo Hanazawa consigue crear una obra singular que, aunque llame la atención por su premisa y por los personajes que la envuelven, tiene carencias demasiado palpables en su primer volumen. Quizá sean las expectativas que encierran al mangaka lo que me han hecho no quedar del todo satisfecha con Under Ninja, pero aún así, considero que esta especie de slice of life ninja posee algunos elementos demasiado torpes que pueden lastrar su lectura y proseguir con la obra. 

En muchas ocasiones Under Ninja peca de no ofrecer la suficiente información, de no pararse a hablar en profundidad de determinados temas y, sobre todo, de no definir bien a los personajes principales así como sus roles en la obra; pues a pesar de que puedas llegar a entenderlos y saber cuál es el fin que les lleva a actuar así, en muchas ocasiones el resultado de algo es demasiado precipitado y, sinceramente, tras pasar por I Am a Hero, cuesta llevar este título de la misma forma. Posiblemente todo esto resida —espero— en una primera lectura que se antoja algo escasa y portar todavía la esencia de su anterior hit, pero aunque Under Ninja se presente ante nosotros con una propuesta realmente interesante centrada en la disección del ser humano a través de un clan de lo más variopinto y peculiar, posee determinados elementos que la «empobrecen» y hacen que la lectura de su primer volumen resulte un tanto tosca. Al menos en mi caso. 

Reseña de Under Ninja Kurô Kumogakure 2 - El Palomitrón

A pesar de todo esto, también han sido otros elementos los que me han hecho confiar en la obra. En querer continuar descubriendo qué tiene preparado el mangaka para Kurô Kumogakure y para el rebanador de —–, en saber cuáles serán las barreras que quiere derribar el autor en esta nueva ficción; pues considero que, sobre todo en el terreno del manga, un primer volumen no siempre es una muestra segura del desarrollo de una obra y por eso mismo, creo que es necesario proseguir con Under Ninja para saber realmente qué hay tras este título repleto de incógnitas, sucesos extraños y personajes de lo más sugerentes. Hay una guerra que lidiar, un asesino que atrapar y varias misiones que cumplir para poder pagar el alquiler. 

Como era de esperar, Under Ninja ha llegado a nuestras estanterías gracias a la labor de Norma Editorial; casa en la que reside el autor desde sus inicios en España y en la que, de nuevo, recae con sus propuestas más actuales. De esta forma, desde el pasado mes de septiembre de 2020 podemos disfrutar del primer volumen de Under Ninja a un precio de 9,00 €. Un título editado bajo el formato tradicional, enfocado en un tamaño B6 para mostrar las bonanzas del arte excelso de Hanazawa y traducido perfectamente por Marc Bernabé; una traslación que, desde luego, nos hace disfrutar con el tono correcto de una obra despreocupada, bizarra y, muy, pero que muy, atrevida. 

Marisol Navarro

Banner inferior Norma Editorial octubre 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el cómic en general. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Adoro viajar, y si algún día consigo ir a Japón, sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.