Compartir

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama principal - el palomitron

¿Qué es la magia? Una pregunta que encierra más de una incógnita y que, en tan solo cuatro palabras, acopia un universo único. Indescriptible. Autores de la talla de J. K. RowlingPatrick RothfussKen Motomura se han atrevido a contestar tal pregunta a través de sus obras. Cada uno ha confeccionado su propio mundo, ha tejido una red sólida y se ha postulado ante el público con un producto que no solo ha embaucado a millones de personas, sino que ha hecho creer a más de uno que hay algo más allá de lo anodino; de lo intrascendente. Cada uno, a su manera, ha creado magia.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama Imagen a color introducción - el palomitron

Y así, bajo esta pequeña carta de presentación, nos encontramos ante una nueva hechizera, ante una nueva artesana. Damos la bienvenida a Kamome Shirahama, autora de la obra que nos acompañará en las próximas líneas, Atelier of Witch Hat. Hasta entonces poco o nada se había escuchado acerca de ella, al menos en nuestro territorio. A pesar de no contar con innumerables trabajos u obras anteriores, Shirahama ha saltado al mercado con una obra única. Una obra que ha robado más de un corazón y que, con tan solo tres tomos publicados hasta el momento en Japón, se ha convertido en uno de los éxitos más inesperados de los últimos años.

Gracias a Atelier of Witch Hat, Kamome Shirahama nos presenta un producto peculiar, sugestivo y fascinante en todos sus sentidos. Puede que su viaje no empiece con trenes mágicos, no tenga un cronista que narre la historia o no posea animales fantásticos con farolillos en el hocico que nos ayuden en nuestro camino; su viaje se distancia de lo conocido, se inicia de una forma especial, se inicia a través una pregunta personal, introspectiva y sincera: Al nacer, nadie sabe lo que le deparará el futuro, pero… ¿y los magos? Una vez superada esta primera toma de contacto comenzamos la reseña de Atelier of Witch Hat #1. Un análisis donde no destripamos detalles sustanciales de su argumento e intentamos ir más allá de lo que vemos a primera vista.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama cartel reseña - el palomitron

Las preguntas son las herramientas perfectas para descubrir grandes secretos. Un mecanismo que posee un arma de filo único apodado palabra y cuyo resultado siempre otorga un valor añadido —ya sea positivo o negativo—. En este caso Kamome Shirahama las emplea para dar inicio a su obra, para presentarnos ante qué estamos y para introducirse en nosotros —meros lectores— como una pequeña consciencia hasta la última página. No hace gala de las cuestiones más banales, indaga el trasfondo de la magia y de aquello que desconocemos. Nuestro destino. «¿Un deportista es deportista desde su nacimiento? ¿Lo es un astronauta? Al nacer, nadie sabe lo que le deparará el futuro. Pero… ¿y los magos? El mundo está repleto de magia que enriquece nuestras vidas. Es un milagro tan cómodo como necesario. Pero… ¿cómo funciona?» Sin duda, una introducción cuanto menos curiosa que nos aportará un primer graznido para continuar, para conocer qué es Atelier of the Witch Hat.

Tras un planteamiento de lo que podría ser el nacimiento de un mago —e incluso de la magia—, Shirahama nos hará viajar a un nuevo mundo; empezando por presentarnos quién será la protagonista principal de la obra. Coco, una joven que vive en una pequeña aldea, siempre ha anhelado ser maga. Sin embargo, solo pueden llegar a serlo aquellos que nacen con el don de la magia; a los demás ni tan siquiera les está permitido ver cómo lanzan los conjuros. Por ello, Coco había renunciado a su sueño… hasta que, un buen día, visita el taller de costura de su madre un hombre bastante particular, el mago Qifrey. Y es entonces cuando la pequeña atisba la oportunidad perfecta para espiarle y así conocer aquello que parecía prohibido: la confección de la magia. Un hallazgo que dejará su curiosidad de lado y convertirá sus anhelos en realidad. El camino para ser maga ha comenzado. Un camino que podríamos acuñar de redención personal.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama Coco magia - el palomitron

Uno de los aspectos que mejor que definen la obra de Kamome Shirahama son sus propios personajes. Todos y cada uno de ellos guardan rasgos propios, únicos y que, de una forma u otra, harán brillar a la historia al son que ella misma necesite. En primer lugar nos encontramos con Coco, la protagonista principal de la historia y bajo la que reside el principal peso argumental. Un personaje que no necesita infinitas líneas para ser descrito; sus actos y palabras hablan por ella y la confeccionan conforme pasamos las páginas. Una joven llena de valor y entusiasmo por comprender aquello que todos conocen pero muy pocos saben realmente qué es y cómo controlarlo, la magia. Un arte que parece haber desaparecido poco a poco y que muy pocas personas dominan en el mundo que habita Coco. Pero, gracias al mago Qifrey, Coco podrá explorar todos sus entresijos e intentar solucionar su primer fallo mágico, un fallo sobre el que girará el propósito de nuestra protagonista y su propia razón de ser. Qifrey es una figura que, a priori, parece mostrarse como afable y totalmente abierta a ayudar a nuestra protagonista —y demás alumnas— a conocer qué alberga aquello que conocemos todos como magia. Un personaje que a su vez encierra más de un misterio y que hará falta reposar la obra el tiempo necesario para situar realmente a Qifrey en el lugar preciso.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama Coco y Qifrey 1 - el palomitron

Tal y como hemos dejado caer, Coco no estará sola con Qifrey. También contamos con la compañía de tres compañeras más que confeccionarán el elenco principal con el que interactuará nuestra pequeña maga y que nos mostrará las diferentes caras de la juventud. Unos rostros que la autora logra crear a la perfección dejándonos conocer a personas totalmente dispares que, posiblemente, encajen entre ellas. Piezas hechas a medida. Retales cortados con sumo cuidado. A su vez Shirahama también se atreve a vestir al que podríamos denominar antagonista de la obra, un personaje que al igual que ocurre con Qifrey, necesita algo más de tiempo; y sobretodo, un escenario en el que actuar. Un personaje cuya doble moral puede albergar la fuerza que crean Kirk Wise y Gary Trousdale en su cuento para crear un villano en este caso villana perfecto. Dejando a los personajes de lado, pasamos al worldbuilding de la obra. La autora nos presenta un universo que se podría asemejar a muchos ya presentados hasta el momento pero que en particular logra ejecutar un mundo único. Un mundo dividido en distintas partes en las que podremos disfrutar de aventuras totalmente diferentes.

Por un lado tenemos la aldea donde vive la pequeña Coco, una aldea sencilla que a su vez encierra un encanto digno de fábula. Por otro lado contamos con el atelier de Qifrey, el hogar donde residirán Coco y compañía y en el que a su vez se impartirán las clases de magia. Un lugar bastante dispar que nos permite conocer un nuevo concepto de “escuela” que dista mucho de lo creado por autores como J. K. Rowling. Pero no solo contaremos con espacios cerrados, Shirahama también se preocupa de crear exteriores dignos de ser admirados durante minutos. Exteriores que crearán ciudades, mercados e incluso portales incapaces de concebir en primera instancia. Un conjunto de elementos que junto al arte que los representa, el detalle impuesto en cada viñeta y el aura en la que los envuelve se convierten en una de las principales bazas que diferencian y posicionan a la obra como fastuosa.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama Flor mágica - el palomitron

Pero no podemos hablar de worldbuilding sin hablar de ella, de la auténtica protagonista. La magia. Puede parecer fácil, e incluso pueril, pero crear un mundo a partir de ella, de sus engranajes y de sus convicciones, es algo realmente admirable. Pero lo que consigue Kamome Shirahama con Atelier of the Witch Hat es indescriptible. Me cuesta hablar de ello, de su creación. Merece la pena descubrirlo de manera personal e íntima. Averiguar qué se alberga tras ese secreto que tanto ansiaba conocer Coco, ese secreto que no puede ser revelado, ese secreto que tanto silencio encierra, ese secreto que puede llegar a acabar con el mundo. Shirahama lo resuelve rápido, pero con cuidado. Simplemente, crea arte. Dibuja la magia. Consigue darle forma. Al igual que un sastre transforma retales en prendas de vestir, la autora se deja llevar por las líneas para hacer de ellas el elemento principal de la magia; el encanto principal de su obra. Una creación única que escapa de simples tabúes, y aunque emplee ciertos elementos inamovibles dentro del folklore mágico, se llega a concebir desde otra perspectiva. Una bañada en tinta y cuyos tonos oscilan entre blancos y negros pasando por todos los grises posibles. Un elemento que compartirá protagonismo junto al elenco principal y cuyos secretos dotarán a la obra de un tono distintivo y con una idiosincrasia exclusiva.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama Personajes - el palomitron

nivel artístico Atelier of Witch Hat presenta un dibujo suntuoso, con diseños muy marcados por sus líneas, atractivos y ante todo con unas escenas muy elaboradas donde los personajes —y en esta ocasión también los fondos— son los auténticos protagonistas. Cada una de sus páginas demuestran la valentía y la apuesta de la autora, demostrando así una fuerza distintiva que te hará disfrutar cada una de sus viñetas. Gozamos de unos primeros planos sensacionales donde no solo podemos apreciar el sumo cuidado que tiene la autora con los rasgos faciales, sino que también podemos percibir el mimo que antepone a todos los elementos de cada escena, pues el detalle es uno de los grandes protagonistas de la obra. Un detalle que veremos en escenas totalmente estáticas y a su vez en planos donde el movimiento copa el papel. Un juego de líneas que Shirahama sabe conjugar como una auténtica hechicera.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama Coco vertical - el palomitron

Kamome Shirahama consigue transmitir con su dibujo y hace que tanto el terreno que conocemos como aquel que desconocemos llegue a nuestros ojos, dejando las confusiones de lado y mostrando la realidad tal y como es. Ya sea a través de los gestos faciales, los escenarios tan exquisitamente labrados, la nigromancia o incluso la propia inocencia e incertidumbre, Shirahama consigue hacernos llegar todo su ser. Unas expresiones fuertes, marcadas y claras son las auténticas protagonistas. Unas expresiones que dejan hueco a las palabras pero que realmente consiguen hablar por sí mismas. En definitiva, estamos ante una obra que consigue relatar su historia a través del dibujo, sin una necesidad imperiosa de leer demasiado. Una obra que todavía es un secreto para muchos pero que merece ser descubierta ante el ente público. Merece ser escuchada, leída y apostillada. Shirahama ha conjurado su hechizo sobre el papel, ahora es turno del lector quedarse embrujado —o no— bajo la magia que desprende Atelier of Witch Hat.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama cartel edición - el palomitron

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama portada - el palomitron

Hace unos meses la editorial asturiana Milky Way Ediciones anunció tres nuevas licencias para 2018. Entre ellas encontramos Atelier of Witch Hat, de Kamome Shirahama. Una obra que actualmente cuenta con tres tomos recopilatorios en Japón y cuya llegada a nuestro territorio ha supuesto una grata sorpresa, ya que no solo supone una gran apuesta por parte de la editorial sino que además suma un sello de exclusividad internacional por el momento. Atelier of Witch Hat #1 está compuesto por un total de 208 páginas en blanco y negro. Estamos ante una edición con formato B6 rústica con sobrecubierta cuya dimensión es de 13 x 18 cms.

La calidad de los materiales que conforman este tomo es indiscutible, en la línea de este tipo de obras de la editorial. La portada logra un gran impacto visual tanto por su diseño como por sus tonalidades cobrizas y cobalto que aportan sosiego y ternura a partes iguales. En esta ocasión, al igual que ocurre en la totalidad de su catálogo, la editorial ha apostado por una edición realmente exquisita que guarda total consonancia con todo lo publicado hasta el momento. Como ocurre en muchas de sus obras, el diseño de la portada respeta al máximo el japonés. La ilustración se encuentra en la misma localización al igual que el título, que guarda total semejanza y ubicación —añadir tan solo que en esta ocasión el título japonés es sustituido por el español, ‘El atelier de sombreros de mago’—. Añadir que al igual que ocurre con el tomo original, la portada principal está protagonizada por Coco con su ajuar de maga mientras que en la contraportada nos encontramos con Qifrey y una ilustración que cobrará sentido al finalizar el tomo. Un juego totalmente acertado que encaja a la perfección con el diseño que encontraremos bajo la sobrecubierta. Un diseño tintado de color índigo.

Atelier of Witch Hat #1 salió a la venta el pasado julio a un precio de 8,50€. Este tomo consta de un total de cinco capítulos en los que reside el inicio de la aventura de  nuestra pequeña hechizera, Coco. Además, como sello exclusivo de la editorial también nos encontraremos dentro de cada tomo un marcapáginas con un diseño basado en la portada, algo que tan sólo conseguirás si haces el pedido de manera directa a Milky Way Ediciones. Y como regalo exclusivo que tan sólo encontraremos en la primera edición del tomo, encontramos un artbook a color que recoge un conjunto de ilustraciones de Kamome Shirahama así como los primeros bocetos de la obra. Un obsequio que cierra totalmente el hechizo para adentrarnos por completo en una nueva aventura que nos aguarda misterio, magia y exquisitez a partes iguales. En cuanto a errores de impresión o diseño no hemos encontrado ninguno. Tanto el entintado, como el sangrado y las viñetas gozan de una perfecta armonía en el tomo y además está perfectamente traducido a nuestro idioma, cortesía de Verònica Calafell (DARUMA Serveis Lingüístics, SL).

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama cartel galería - el palomitron

Atelier of Witch Hat #1, de Kamome Shirahama cartel artbook - el palomitron

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

2 Comentarios

  1. A mi lo que más me llama la atención, aparte de su historia y los personajes, es la ilustración. Cómo es posible que esta sea la opera prima de alguien que, segun leí por ahí, no se dedicaba al manga. Esos escenarios, la ambientación, lo detallado de la ropa y de los objetos, la decoración de cosas como muebles, libros, manuscritos… a pesar de ser “novata” en este terreno, la autora conoce muy bien sus herramientas y sabe qué y cómo utilizar en cada momento y además con maestría. Y luego está el talento, que es lo que engloba todo. Puede que esta historia pueda parecer, en principio, una historia de magia más, bonita en sí, pero no demasiado original (teniendo en cuenta eso de que ya lo hemos visto todo) pero es en el arte donde esta historia se hace única, aquí lo que importa es que lo que se cuenta y el cómo se cuenta se unen de tal manera que consiguen que esta obra sea única. A mi se me hizo corto este primer tomo, NECESITO MÁS!

    • ¡Buenas tardes Paula!

      Nos alegra muchísimo que te haya gustado tanto la obra y todo lo que reside en ella. Al igual que tú, personalmente comparto esa atención que presta la autora a su obra, sobretodo si hablamos en términos artísticos. Esboza todo lo que pasa por su cabeza de manera sublime y consigue un resultado a la altura, añadiendo un toque realmente único a ese elemento que es el auténtico protagonista, la magia.

      Sin duda una obra que nosotros también queremos continuar y esperamos que esté teniendo la acogida necesaria en nuestro territorio.

      Gracias por leernos y seguir a nuestro lado tanto tiempo 🙂

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.