Compartir

Primeras impresiones de Hinamatsuri principal - el palomitron

La temporada de invierno ha llegado a su fin. Con ella nos despedimos de grandes obras como The Ancient Magus’ Bride, CitrusViolet Evergarden. Pero con el florecer de la primavera nos llegan otras tantas igual de interesantes como lo son Tokyo Ghoul:re Golden Kamuy.

¡No te pierdas nuestras primeras impresiones de la temporada de primavera 2018!

Es cierto que esta temporada promete y mucho, con grandes títulos que regresan, otros que siguen y muchos nuevos que nos sorprenden para bien o para mal. En esta ocasión el humor ha llamado a nuestra puerta. Ya tocaba divertirse un poco y pasar veinte minutos disfrutando de una niña junto a un yakuza. Suena hilarante a la vez que curioso, pero eso es Hinamatsuri. Un anime que podrás disfrutar además, en simulcast, todos los viernes a través de Crunchyroll.

¿Podrá un yakuza seguir los pasos de una niña con superpoderes?

Hinamatsuri es una curiosa combinación de dos piezas aparentemente incompatibles: comedida y realidad. La obra atreve a dar sus primeros pasos siendo el humor el auténtico protagonista mientras una chica en una cápsula de metal con forma de huevo se teletransporta a un apartamento aterrizando de lleno en la cabeza de un joven yakuza con un poder adquisitivo bastante elevado. Estamos ante Hina y Nitta, los dos personajes principales de la obra cuyos primeros compases de su relación acaban siendo extraños a la vez que divertidos. Hina se siente como en su propia casa y le desvela a Nitta su capacidad frente a la telequinesis, algo que le aterra a éste de forma bastante peculiar y convierte su relación en lo que podríamos denominar “obligación”. Pero es cuando empieza su improbable y singular convivencia cuando la obra comienza a tomar forma. Se hace mucho más real, palpable e incluso la empatía con sus personajes crece conforme pasa cada uno de sus minutos.

Primeras impresiones de Hinamatsuri protagonistas - el palomitron

Estamos ante una historia que podríamos tachar de “unidad familiar no convencional”, con Nitta jugando a ser un padre sustituto reacio a una chica un tanto peculiar con superpoderes que de la noche a la mañana ha acabado instalándose en su casa. Puede que todo no encaje en la vida de Nitta e Hina a veces suponga pequeños problemas para él, pero poco a poco los dos buscan —a la vez que encuentran— la manera de convivir.

Un canto al humor 

Llamar al sentido del humor de Hinamatsuri “absurdo” sería —francamente— un eufemismo. En sus primeros tres episodios el anime se deleita por completo en su rareza. Pero, afortunadamente, la obra consigue equilibrar el tiempo de comedia y locura en su justa medida. Tal que consigue aunar ambos elementos en un mismo plano y hacer que el espectador no se pare a preguntarse constantemente qué está pasando y cuál puede ser su motivo.

La principal baza de Hinamatsuri frente al humor son sus propios personajes, haciendo especial atención en sus protagonistas. La actitud calmada de Hina y el diálogo inexpresivo ayudan a vender la idea de que todo lo que hace tiene mucho sentido en su cabeza; y a su vez, Nitta, logra un gran equilibrio entre su propia exasperación y resignación frente a su nueva vida. Siempre apelando al humor de forma natural, reflejando la realidad del día a día y construyendo un “absurdo” que ni siquiera llegas a considerarlo como tal. Una unión que en un primer momento parece imposible de encajar pero que gracias al ritmo de la obra y a la humanidad y singularidad de sus personajes es prácticamente perfecta. Tanto el miedo como el humor son géneros complicados de tratar, pero hacer gritar a veces es mucho más sencillo que hacerte reír, y Hinamatsuri lo consigue repetidamente en cada uno de sus episodios.

Primeras impresiones de Hinamatsuri Hina - el palomitron

Visualmente divertida

Para ser una comedia, Hinamatsuri cuenta con valores de producción razonablemente fuertes. Su estilo de arte puede ser bastante común, pero la animación es lo suficientemente buena como para vender grandes momentos como la sobrecarga telequinética de Hina, así como pequeños detalles como el lenguaje corporal de los personajes. La serie es algo inusual dentro de su género ya que no juega prácticamente con las expresiones faciales simplificadas o caricaturescas para vender sus bromas. Los personajes hacen caras ridículas, sí, pero lo hacen recreando el estilo de arte de la obra consiguiendo un resultado bastante orgánico y eficaz. Además, para reforzar ciertas situaciones y el humor de la propia serie Hinamatsuri juega con las miniaturas estilo chibi para representar reacciones realmente desternillantes. Un arte que casa perfectamente con la obra y que, a pesar de no destacar, encaja.

Primeras impresiones de Hinamatsuri escena - el palomitron

Hinamatsuri es un espectáculo deliberado y sin complejos, pero hay algo encantador en su disposición de tirar la lógica por la ventana. Está ante un desafío bastante elocuente dejando una huella bastante amena que no sabremos cómo continuará. Es cierto que este estilo de comedia depende en gran medida de una entrega consistente y sólida, y conseguir que el humor se una con el contenido más emocional siempre será algo más complicado. La ejecución por el momento no ha sido totalmente perfecta pero las fortalezas, sin duda, superan a las debilidades. Es difícil decir cómo van a funcionar todo este conjunto de elementos a largo plazo, pero de lo que estoy completamente segura es que hasta el momento el viaje ha sido realmente agradable. Si quieres apostar por una comedia diferente, llamativa e incluso emotiva, no dudes en darle una oportunidad a Hinamatsuri.

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

2 Comentarios

  1. En cierto episodio…
    Nitta: Temo que *nombreoculto* muera…
    Yo: a ver, tío, que eres de la Yakuza

    Ése es el nivel de absurdo de este anime, bueno, lo hay aun mas absurdo. Pero eso es lo que tiene de bueno Hinamatsuri: el empanamiento ante la vida de Hina, la obsesión de Nitta por los jarrones de porcelana, ese jefe de la banda al que le parece lo mas normal del mundo que una cria se junte con ellos, la dueña del bar empleando a otra cría que hace unos coctelacos de flipar, dicha niña dando consejos a adultos fracasados… es todo tan surrealista que solo puede ser genial.

    Pero al mismo tiempo te da unas bofetadas con la mano abierta impresionantes. Sin ser especialmente crudo refleja la situacion de los vagabundos y desempleados en Japón, como lo hacen para sobrevivir y ademas, al menos los que salen en Hinamatsuri, no pierden ni pizca de su humanidad.

    En el apartado visual estoy de acuerdo con todo lo que dices, y ademas añado que encuentro bastante destacable (mas que nada porque no lo había visto antes) como manejan los ojos de los personajes para reflejar sus pensamientos: más que lo que piensan en sí, el tono de esos pensamientos. Cuando estos son especialmente sombríos o negativos/agresivos, los ojos desaparecen y son sustituidos por sombras o manchas marrones. No son siquiera reconocibles como ojos. Esto se da sobre todo en el personaje de Nitta, que tiene pensamientos sombrios constantemente.

    Y todo este tochaco de comentario es para decir que espero cada episodio de Hinamatsuri como agua de mayo. De las pocas que veo de esta temporada

    un abrazo

    • ¡Buenas Paula!

      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Creo que tus comentarios, además de agradecidos con la crítica como tal, son muy ciertos y casan perfectamente con lo que quiere transmitir Hinamatsuri. Es una obra sin pretensiones, es una comedia, simple y llanamente. Un producto para entretener y además de una forma muy especial y única. Algo que además también se ve reflejado en la animación y dirección del anime.

      Al igual que tú, yo también espero cada semana su episodio y a ver qué nuevas aventuras nos deparará Hina y Nitta. Si sigue así de bien nos veremos con una crítica al final de temporada 😉

      ¡Otro abrazo a ti también!

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.