El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Innocent, de Shinichi Sakamoto destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA OPINIÓN REDACTORES RESEÑAS

¿POR QUÉ HAY QUE DARLE UNA OPORTUNIDAD A INNOCENT?

Innocent, de Shinichi Sakamoto principal - El Palomitrón

En el siglo XVIII
estalló en Francia,
motivada por el anhelo
de “libertad e igualdad”,
la revolución que representaría
el punto de partida de
la sociedad moderna.

El otro protagonista
de este período,
que vivió entre tinieblas,
fue Charles-Henri Sanson.

Esta es una historia de “inocencia”
enfrentada con gallardía
a un destino cruento…

Bajo estas líneas comenzaba, en enero de 2013, una de las obras más representativas de Shinichi Sakamoto (MasuraouKokou no Hito). Una obra que equilibra al unísono arte y acritud para mostrarnos una realidad que nos lleva hasta el siglo XVIII. Hablamos de Innocent. Viajar siglos atrás es complicado, y hacerlo a través de una historia ilustrada significa incrementar el grado, pero Sakamoto ha sido capaz de lograrlo. Dicha representación debía llegar, de una forma u otra hasta nosotros, y fue Milky Way Ediciones el que hizo posible tal hazaña en 2016. Una que parece haber pecado de “inocente” y que no ha calado lo necesario en el lector.

Innocent, de Shinichi Sakamoto personajes - El Palomitrón

No voy a sorprender a nadie diciendo que Innocent no ha sido un éxito en nuestro país. Se trata de un aspecto que se ha comentado a través de redes sociales, la editorial lo ha reflejado en más de una ocasión e incluso ha sido el foco de atención en diversos eventos. «Nuestro almacén está lleno de inocentes», comentaba hace unos meses el propio Carlos Subero, editor de Milky Way EdicionesEn contraposición a tanta negativa, es sorprendente la acogida que tiene entre los auténticos seguidores de la obra. Aquellos que no solo quedan impregnados con su arte, sino también con su historia. Porque no olvidemos que Innocent nos narra los sucesos ocurridos en la Francia del siglo XVIII a través de la figura de Charles-Henri Sanson. Unos sucesos que calan en el lector y que representan a la perfección la distopía que se vivía en la época; una que Shinichi Sakamoto ha sabido encarnar entre blancos y negros.

Es cierto que Innocent no es una obra para todo el público. Aquí entran en juego varios aspectos que no son de acogida generalista, aunque particularmente me decanto —y me atrevo a decir— que es el tinte histórico el que no acaba de encajar con todos los lectores. Es cierto que muchas personas pueden quedar sorprendidas por el arte realista de Sakamoto —un aspecto totalmente subjetivo en cuanto a miradas se refiere—, pero cuando pasan por la barrera arte/historia, se adentran en un cuadro en el que no acaban de encajar. Un lienzo con multitud de matices a los que atender y prestar la atención necesaria; un lienzo que, parece, no gusta a todos por igual. Y es cuando llegamos a esta situación cuando se abre el eterno debate ya que, cuando hablamos de matices, podemos hablar de diferentes tipos de lectores.

Innocent, de Shinichi Sakamoto muerte - El Palomitrón

Personalmente creo que para llegar a Innocent no solo existe un camino, sino multitud de ellos. Líneas atrás hablábamos de uno de ellos, el arte. Es cierto que la obra de Sakamoto tan solo puede atraerte por su arte pero, ¿no sería eso un primer aspecto a valorar para darle una oportunidad a la obra? La historia sería otro de ellos, uno que, para mí, sería realmente destacable y más cuando te interesan las revoluciones vividas años atrás. Revoluciones que marcaron hitos en nuestra historia y fueron capaces de encender una llama que, en ocasiones, parece latente. Dejando de lado el arte y la historia —temas bastante difíciles de obviar—, podemos seguir desgranando la obra y observar un nuevo camino: la crueldad. Innocent juega con las analogías constantemente, y prueba de ello es la pureza de sus personajes frente a la impiedad que se vive a través de ellos.

Podría seguir abriendo caminos, pero creo que no es difícil hacerlo cuando, al menos, le cedes a Innocent cinco minutos de vida. Cinco minutos para que el grito de Charles-Henri Sanson llegue a tus oídos junto al arte de Sakamoto. Una dupla que dolerá a muchos, pero enamorará a otros.

De inocentes a culpables

En multitud de ocasiones los prejuicios son los culpables para anteponer una negativa a una primera oportunidad, y creo que justamente eso es lo que ha ocurrido con Innocent en nuestro país. Un título que, a pesar de contar con una buena acogida de manera internacional, no ha acabado de romper con nosotros. Sentimientos que duelen cuando admiras a la obra y al autor; y no solo a ellos, sino a la editorial que se ha arriesgado para contar con una obra de tal índole en su catálogo. Actualmente existen multitud de medios para “probar” una obra, pero personalmente aconsejo dar una vuelta hasta tu librería habitual, coger el primer volumen de Innocent y leer sus primeras páginas. Y tras ello, juzgar realmente qué quieres hacer con su historia: seguir o dejarla para siempre. Sé que es complicado vender un título con tanta carga histórica y con una atrocidad que puede alejar a muchos, pero yo no intento venderlo, intento —y espero—, que le concedáis una oportunidad. Tan sólo eso.

Innocent, de Shinichi Sakamoto dualidad moral - El Palomitrón

Puede que esta declaración llegue algo tarde, pero considero que nunca es mal momento para revivir una obra que tanto ha incendiado. Una obra que realmente no ha cesado y que, realmente, ese es el principal motivo de mis palabras. Innocent no cierra completamente su historia. Shinichi Sakamoto la continúa a través de Innocent Rogue, la secuela directa que nos grita fuertemente a seguir leyendo y disfrutando en la Francia del siglo XVIII. Innocent, de Shinichi Sakamoto guillotina - El PalomitrónUna secuela que es demandada por los seguidores de la obra en nuestro país pero que, tras los resultados obtenidos en la obra principal, la editorial siempre ha lamentado tener que decir que no. Hasta hace unas semanas. Fue a través de uno de los tweets que lanzó Milky Way Ediciones en su #mangademedianoche. Un tweet que decía lo siguiente: «Y para acabar antes de poner a la venta las novedades del mes… 2018 ha sido un gran año, y 2019 pinta genial… ¿seguiremos siendo igual de “inocentes”?». Unas palabras que no solo hicieron arder Twitter varios días, sino que iluminaron en mi interior la posibilidad de contar con Innocent Rouge. Puede que fuesen palabras pasajeras, pero sinceramente, espero que no lo sean. Confío en esta realidad que tanto puede suponer a la editorial, y por ello pido de nuevo que le deis la oportunidad que se merece a Innocent. Shinichi Sakamoto ya ha encendido de nuevo la chispa de la revolución con Rouge, está en nuestras manos dejarla prender hasta nosotros.

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos de la forma que prefieras y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitronBanner de KoFi para las entradas - el palomitron

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.