El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Perfect Blue, de Satoshi Kon destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA OPINIÓN REDACTORES

PERFECT BLUE: UNA IDENTIDAD PERDIDA

El pasado 24 de agosto de 2010 abandonaba este mundo, con tan solo 46 años, Satoshi Kon. Una de las mentes más brillantes, originales e icónicas de la historia de la animación japonesa. El maestro nipón creó en su corta, pero intensa carrera, mundos a medio camino entre la fantasía y la realidad además de personajes igualmente heterogéneos capaces de mostrar lo mejor y lo peor de la humanidad. Pero un terrible cáncer de páncreas nos arrebató su talento para siempre, impidiéndonos comprobar cómo se habría desarrollado su carrera en los años venideros o si habría llegado a superar a sus propios maestros y referentes a través de la misma estela que había desarrollado en su edad dorada como director, la década de los 2000. 

Es cierto que para entender su grandeza artística hay que retroceder hasta sus inicios en el complejo y competitivo mundo del manga, cuando un joven Kon dio sus primeros pasos como artista del cómic con obras como Regreso Al Mar, Opus o World Apartment Horror. Pero en esta ocasión no he querido retroceder tanto en el tiempo, sino que he querido viajar a su primer trabajo como director de animación: Perfect Blue. Una obra maestra creada en 1997 que consiguió postularse como un thriller psicológico de culto y que a día de hoy sigue teniendo una relevancia sustancial para los diferentes autores y obras.

Clip de la película Perfect Blue (1997)

El inicio de la distorsión infinita

Perfect Blue comienza con la despedida de Mima Kirigoe a sus fans. Mima, la estrella de un grupo pop llamado CHAM, aprovecha un concierto para comunicar públicamente que ha decidido abandonar la música para empezar una carrera en el cine, soñando con llegar a ser una gran actriz. Sin embargo, pronto se verá inmersa en la mayor de sus pesadillas. Insegura y desamparada, Mima emprende una nueva aventura profesional en la que no lo tiene nada fácil, y para la que no estaba realmente preparada. Con su anterior grupo alcanzando un mayor éxito, el declive personal de la joven se agrava cuando descubre que alguien ha suplantado su identidad en la página web “Mima’s Room” (La habitación de Mima), donde se revelan secretos y detalles que sólo ella podría conocer. Pero lo peor está por llegar: personas de su entorno comienzan a ser atacadas y asesinadas, y en su locura, Mima ve a una doble fantasmal que le recrimina haber cambiado de vida.

A pesar de su intrincada estructura, el tema central de Perfect Blue es bastante sencillo y comprensible para cualquiera: la toma de conciencia de una nueva etapa vital, el dificultoso proceso de aprendizaje y la superación personal de la protagonista. Mima pierde la seguridad de su anterior existencia para abordar nuevos retos y afrontar situaciones diferentes a las acostumbradas debiendo superar así sus miedos y esa espiral de degradación para poder transformarse en una mujer adulta, en una nueva persona. 

Satoshi Kon quiere sumergirnos en la crisis de esta muchacha, en su cabeza; de ahí que se entremezclen las escenas reales con las imaginadas en bastantes ocasiones a lo largo de la película. Escenas en las que a veces no podremos distinguir entre una y otra, pues así es exactamente cómo se siente ella y así es cómo quiere Satoshi Kon que lo sintamos nosotros. En definitiva, lo importante no es entender siempre qué está pasando, sino dejarse llevar y disfrutar del alucinante viaje propuesto. Un viaje que Satoshi Kon es capaz de dirigir a la perfección en conjunto con Masahiro Ikumi —compositor musical— y con un telón de fondo apellidado Madhouse (Boogiepop wa Warawanai). Un viaje que, sin duda, debéis emprender siempre y cuando queráis conocer la primera película dirigida completamente por uno de los genios de esta industria.

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.