Compartir

 

obs

Idea persistente de la mente, perturbación anímica producida por una idea fija, pensamiento que acapara la atención intelectual… Estas son algunas de las definiciones del sentimiento de OBSESIÓN (THE BOY NEXT DOOR). Título de la nueva película del estadounidense ROB COHEN, director que destaca por apostar por los proyectos comerciales: EN LA MENTE DEL ASESINO, LA MOMIA: LA TUMBA DEL EMPERADOR, THE FAST AND THE FURIOUS… requisito al que no ha fallado tampoco esta vez. La OBSESIÓN que lleva por nombre el largometraje envolverá a sus protagonistas e incluso al espectador, puesto que le obsesionará el hecho de pensar que esta cinta ya la ha visto antes de que apareciera en la gran pantalla.

OBSESIÓN cuenta la historia de Claire, una profesora recién divorciada que tiene que cuidar de su hijo adolescente y se encuentra en un momento delicado de su vida. Un soplo de aire fresco aparece cuando llega un nuevo vecino, Noah, un joven veinteañero que se muda para cuidar de su tío-abuelo. Éste juega a seducir con sus encantos a su vecina Claire y futura profesora. Al parecer este pequeño romance sexual no será tan bonito como parecía en un principio y los problemas comienzan cuando el joven muestra sus impulsos agresivos-obsesivos hacia ella.

 

obs3

 

El reparto lo encabeza JENNIFER LOPEZ (HOME: HOGAR DULCE HOGAR). La eterna criticada en su faceta como actriz defiende con normalidad su papel y puede ser que en este caso su error no sea a nivel interpretativo, sino el tipo de proyectos en los que se embarca. RYAN GUZMAN (STEP UP: ALL IN), interpreta a Noah en un papel de extremos, pasando de ‘oso amoroso-seductor’ a obseso-loco. Vamos, que te persigue a todas partes. Completan el reparto: JOHN CORBET (BÉSAME) como Garret, el ex de Claire; IAN NELSON (LO MEJOR DE MÍ), su hijo en la ficción; y KRISTIN CHENOWETH (RÍO 2), que hace de Vicky, la amiga fiel y quisquillosa de Claire.

 

obs2

 

El guión escrito por BARBARA CURRY es ideal como perfil de telefilme. No es una narración nueva ni original, y el título de la cinta lo describe todo. Sabes que ocurrirá en el transcurso de la cinta sin haberla visto. Y esa es la verdadera obsesión de la cinta, la que le rondará al espectador, ya que no podrá parar de pensar que ha visto esta historia con ausencia de giros argumentales más de una vez. Para aquel público al que este tipo de cine le guste lo podrá disfrutar y evadirse durante los 91 minutos de duración, para el que no, mejor que busquen otra opción en la cartelera. Un guión con el que no cabe la posibilidad de perderse, con superficialidad ante todo en su estética, personajes frívolos y estereotipados (el sometimiento que presenta Claire ante Noah desde el minuto cero y el cambio drástico de personalidad del joven) y unos diálogos realmente tremendos (en los que cabe destacar todas las escenas entre los dos protagonistas de la cinta, Claire y Noah. Por no señalar ese momento subido de todo que hay entre ambos rozando lo erótico).

Un thriller que a pesar de la previsibilidad tendrá ciertas secuencias en su tramo final (quizá por no desaprovechar el tiempo ni el dinero), que pueden llegar a transmitir algo de suspense. Pero sólo eso.

Una obsesión del vecino de al lado que no será más que mero entretenimiento y pasará sin pena ni gloria por los cines, a pesar de que deslumbre por su carácter comercial en  la taquilla.

 

LO MEJOR:

  • No habrá segunda parte.

LO PEOR:

  • La superficialidad del conjunto de la cinta (personajes, narración, diálogos…).
  • Da la impresión de que sólo se busca el dinero de la taquilla.
  • La historia es repetitiva y previsible.

 

María Páez

Compartir
Periodista que considera que para ser una verdadera cinéfila tienes que ser una 007, con licencia para devorar todo el cine. Eso sí, prefiero quedarme atrapada en una cueva con Michael Myers, el payaso de It, Chucky, y la niña de El exorcista que en un palacio con princesas de cuento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.