Compartir

Michelle Rodriguez ha tenido una peculiar forma de publicitar la salida al mercado digital de Fast & Furious 8: ayer anunciaba a través de su cuenta de Instagram su desacuerdo con el poco protagonismo de las mujeres (¡a buenas horas!) en una de las sagas más populares de la actualidad.

En concreto, sentenciaba: “Espero que decidan mostrar algo de amor a las mujeres de la saga en la próxima o tendré que decir adiós a la franquicia. Ha sido un gran viaje y estoy agradecida por la oportunidad que los fans y el estudio me han dado durante tantos años“.

Rodriguez, que ha interpretado el papel de ¡Leticia Ortiz! a lo largo de seis de las ocho cintas que componen la saga, ha sido siempre la mujer que más minutos y escenas de acción ha tenido en Fast & Furious, pero el resto, y salvo honrosas excepciones (Charlize Theron ejerciendo de villana en la última entrega), han ejercido de mera comparsa. Por un lado, Jordana Brewster ha interpretado un florero de manual durante cinco películas, hasta que la muerte de Paul Walker la ha obligado a desaparecer (bochornosamente) de la saga. Lo primero que vimos del personaje de Gal Gadot (ahora en cartelera con Wonder Woman) fue un plano de su culo en bikini, y su relevancia fue ínfima en las dos entregas de las que formó parte; Nathalie Emmanuel (más conocida como Missandei, la palmera number one de Daenerys en Juego de tronos) es la hacker más peligrosa del planeta, sí, pero ha ejercido más veces de las que nos gustaría recordar como damisela en apuros e interés romántico de otro de los protagonistas. Y luego está Elsa Pataky, el interés sexual romántico de varios hombres a lo largo de la saga y que, a pesar de ser policía, ha ejercido como niñera y jamás ha tenido un diálogo en el que no hablase sobre otro hombre.

Es por ello por lo que las quejas de Rodriguez tienen fundamento: hay mucho que trabajar en el tratamiento de los personajes femeninos de Fast & Furious, aunque los masculinos también estén trazados con brocha gorda. En cualquier caso, las amenazas de la actriz no deben quitar el sueño a los productores, que han visto como entre esas ocho películas se han recaudado más de cinco mil millones de dólares a lo largo y ancho del mundo. Solo nos queda esperar que alguien escuche las ideas de la actriz. Y soñar con Kathryn Bigelow haciendo volar un montón de coches por los aires en alguna de las ya confirmadas próximas entregas.

Jose Cruz

1 Comentario

  1. La saga fast & furious es uno de los mayores atentados al cine de la historia. Es una saga de peliculas de canis y para canis. ¿De verdad esperabais que con ese target de publico trataran bien a las mujeres? Para ser justos, tambien hay que decir que el papel de las mujeres en general en Hollywood no es mucho mejor….

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.