Compartir

Mentes poderosas - Reparto - El palomitrón

LOS ANTECEDENTES

A inicios de esta década se estrenaron una numerosa cantidad de adaptaciones cinematográficas de sagas de libros de fantasía superventas para adolescentes. Algunas de ellas fueron éxitos masivos de taquilla, lo que generó que se produjesen aún más de ellas. Sin embargo, raramente este triunfo comercial fue acompañado de buenas críticas. A excepción de Los juegos del hambre y sus secuelas, la mayoría de estos filmes fueron vapuleados por la Academia pero loados por el público al que iban dirigidos. No podemos obviar el claro y bien estudiado componente de género (recomendamos este artículo) ligado a esta recepción dividida. La mayoría de estas películas se basan en libros escritos por mujeres, y usualmente su protagonista es una adolescente. Se podría debatir que algunas de ellas sean feministas (por ejemplo, la saga Crepúsculo), pero las desdeñosas críticas no iban por aquí, sino que parecía que destinaban toda su energía a burlarse de las decisiones de la protagonista, la heroína de la historia, que eran totalmente acordes con los comportamientos asociados a la adolescencia. Como dijo recientemente Brie Larson, si la mayoría de la crítica especializada está formada por hombres blancos heterosexuales, cuando se les presenta una película desde un punto de vista novedoso para ellos, la respuesta de escepticismo y desprecio viene marcada por el hecho de que no tienen las herramientas para captar el subtexto que está atrayendo a tanta gente al cine. Este tipo de cintas parecía que había desaparecido un poco de la esfera mainstream, con casos como la inacabada serie Divergente o sagas que se quedaban en la primera película, pero en 2018 dos WOCs (término inglés que se refiere a mujeres no blancas), Ava Duvernay y Jennifer Yuh Nelson, han vuelto a darle vigencia al “subgénero” aproximándose a él desde nuevas perspectivas. Mentes poderosas es la adaptación del primer libro de la saga literaria homónima (que ya cuenta con 5 obras) de Alexandra Bracken.

LA PELÍCULA

Mentes poderosas contiene suficientes elementos novedosos a nivel estético, estructural y de discurso para compensar una historia principal que tiene (muchos) puntos en común con las películas de los universos X-Men y Percy Jackson. Estos referentes no son para nada arbitrarios: la película (e imaginamos que las novelas también) fusiona elementos de dos imaginarios muy conectados con la juventud actual: el fantástico, con protagonista adolescente, y el superheroico. Otras adaptaciones, como las que hemos comentado al inicio del artículo, poseen personajes con poderes, pero ninguna lleva el concepto tan lejos como esta.

Mentes poderosas - Reparto - El palomitrón

ELLOS Y ELLAS

Mentes poderosas posee un reparto juvenil muy talentoso del cual saldrán seguramente un par de intérpretes claves en los próximos años. Liderando la producción tenemos a Amandla Stenberg, quien representa la evolución de la fantasía para adolescentes, puesto que ya salió en la primera de Los juegos del hambre interpretando a Rue. Con 7 años de carrera ya a sus espaldas (debutó en Colombiana), está empezando a recibir papeles protagonistas en películas con gran impacto mediático como esta: la adaptación del superventas The Hate U Give y la próxima película de Amma AsanteWhere Hands Touch. A su lado, como interés romántico, tenemos a un actor que también está ascendiendo dentro de la industria a gran velocidad, Harris Dickinson. Lo hemos visto en la aclamada Beach Rats y en la infravalorada Trust, y para el futuro tiene la secuela de Maléfica. Completan el cuarteto principal Miya Cech (quien a sus 11 años se encarga de aportar con gran precisión el tono cómico y la levedad necesarias para que la cinta funcione) y Skylan Brooks (a quien vimos en The Get Down).

En cuanto a los adultos, que como sabemos en estas películas siempre son los villanos que quieren impedir el crecimiento y la maduración de la protagonista, el elenco cumple su función con diligencia. Tenemos a algunas caras conocidas (como es habitual en este tipo de producciones: gente veterana (como Bradley Whitford) o aquella que forma parte de un gran fenómeno cultural (Gwendoline Christie, de Juego de tronos).

LA SORPRESA

Jennifer Yuh Nelson. Hacer el salto de la animación a la acción real (en este artículo podéis conocer gente que lo intentó antes que ella) no es fácil, ya que son lenguajes muy diferentes, pero la directora de Kung Fu Panda 2 y Kung Fu Panda 3, que hace más de dos décadas que pertenece al mundo del cine (empezó adaptando clásicos de la literatura junto a Takashi Masunaga y Toshiyuki Hiruma), hace un trabajo muy competente filmando escenas visualmente estimulantes y algunas de gran impacto emocional.

Mentes poderosas - El palomitrón

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Esta es una selección curiosa tratándose de una película con escenas espectaculares con efectos especiales. Escogemos como secuencia más destacada una que podría pertenecer perfectamente a una película de Sundance. Transcurre en un centro comercial vacío y medio destruido. Después de días de viaje de huida, el grupo de protagonistas recupera su inocencia: retornan brevemente a su infancia y juegan por los pasillos y por las tiendas. Tal y como la gente adulta que se paseaba por el lugar creyendo tener libertad de escoger lo que querían, el grupo también experimenta esta sensación ficticia, puesto que están constantemente en peligro de sufrir un ataque.

TE GUSTARÁ SI…

Has disfrutado como mínimo de alguna película de fantasía para adolescentes o si disfrutas del universo cinematográfico de los mutantes y no te importa conocer personajes y un mundo completamente distinto a nivel de historia. Es una cinta adecuada para ver en familia y merece vuestra inversión, porque ya sabemos cómo es Hollywood: si una película con protagonista afroamericana no funciona, no habrá otra en una década.

LO MEJOR

  • El reparto juvenil, muy acertado y adecuado, escogido por el mismo departamento de casting que Stranger Things.
  • La dirección de Jennifer Yuh Nelson.
  • Los breves pero incisivos apuntes sobre el machismo y el racismo y el mensaje en general.
  • La línea de dialogo que resume la película: “Puede que mi experiencia sea diferente que la tuya”.

LO PEOR

  • La batalla final.
  • Demasiadas similitudes con otras sagas (que probablemente desparecerán en siguientes entregas).
  • El hecho de que se pueda quedar en una sola película, cuando claramente el arco de la protagonista aún tiene mucho recorrido.

Pau Jané

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.