El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS REDACTORES

CRÍTICA: LOCO POR ELLA

Historias para no contar

LOS ANTECEDENTES

Coronado como uno de los representantes de la nueva comedia en España, Dani de la Orden está que no para. Después de Litus y Barcelona, noche de invierno, el director ha vuelto a zambullirse en el terreno que más disfruta. Cogido de la mano de Netflix, con la que ha dirigido capítulos del drama teen Élite, vuelve para ponerse al frente de su nuevo proyecto, Loco por ella.

Con su estreno previsto para el 26 de febrero, Loco por ella aterriza pocos días después de San Valentín, mes ideal para la primera comedia romántica española de la plataforma. Pero más allá de los clichés achacados al género, la cinta presenta unas reflexiones que a modo de feel good suponen una completa sorpresa.

Álvaro Cervantes, Loco por ella, EL PALOMITRÓN

LA PELÍCULA

Loco por ella comienza con la mejor noche de sus protagonistas, Carla y Adri, dos jóvenes unidos por la casualidad. Tras la velada más mágica de sus vidas, Adri tratará de dar con el paradero de la chica, de la que no conserva nada. Tras descubrir que Carla se ha fugado de un centro de Reposo que no admite visitas, el joven se internará intencionadamente para reencontrarse con ella, algo que acabará pasando factura.

Más allá de lo esperable en una comedia romántica, la de Dani de la Orden juega unas cartas muy atractivas. Bajo el pretexto del centro de Reposo, un arco en torno a la visibilización de la salud mental toma los mandos protagonistas. Cediendo el espacio a un grupo de personajes más reales, la autoestima o la normalización de síndrome de tourette suponen un avance frente al fácil estereotipo humorístico.

Dando un portazo a la risilla fácil, Loco por ella opta por la empatía. Lo enternecedor y lo absurdo salen victoriosas contra el habitual caca culo pedo pis. Aun así, si que se echa de menos un poco más de acidez, algo que únicamente se percibe en dos momentos concretos. De todas formas, la experiencia sigue siendo disfrutable.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Un plus que juega a favor del punto dramático es su fotografía. Esas escenas nocturnas cargadas de luces y velocidades exorbitantes son las perfectas autovías hacia la dramedia. Y es que aunque no lo parezca, Loco por ella no tiene miedo a meterse en jardines. Su director sabe que en ciertos temas el drama es necesario y eso, se nota.

De polémica en polémica, Loco por ella salta de la autoayuda más hipócrita al clickbait. Citando oportunamente a C. Tangana, la película tiene para repartir. Sin cortarse un pelo, abre un debate que escondido bajo risas familiares, subyace de cara al final. Aun así, también es cierto que al ser comedia todas estas ideas quedan un poco de pasada, ya que aunque estén ahí, dependen de la historia de amor, atada a una estructura tradicional.

Reparto, Loco por ella, EL PALOMITRÓN

LO MEJOR

Subsanando la falta de ritmo en momentos puntuales, el elenco es gran responsable del aprobado. La dupla Susana AbaituaÁlvaro Cervantes desprende una química que funciona. Por otro lado, el alivio cómico y enternecedor de Luis Zahera y Aixa Villagrán acaban por llenar esos momentos en los que los protagonistas parecen perder fuelle.

A grandes rasgos, Loco por ella cumple su función. El buen sabor de boca es notable. Con diferentes niveles de interpretación se presenta como un producto para ver y disfrutar acompañado. Además, su buena banda sonora invita a tener el Shazam abierto, algo que Dani de la Orden consigue con la mayoría de sus proyectos. Disponible este viernes en Netflix, la película cuenta con las herramientas necesarias para emocionar y demostrar de una vez, quienes son los verdaderos locos.

LO PEOR

Entre sus debilidades reside sobre todo su falta de ritmo a mitad de la película, algo que tarda en recuperar en el tercer acto.

TE GUSTARÁ SI…

Si eres fan de la dramedia y las comedias románticas de siempre.

Alonso Muñoz


#ContenidoRelacionado

ÉLITE: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.