El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

REDACTORES Reviews SERIES

LA UNIDAD

2020 se está postulando como una excelente añada para el thriller español rodado para la pequeña pantalla. A la espera de que llegue la esperadísima Antidisturbios de Rodrigo Sorogoyen a Movistar+ (su fecha de estreno aún está en el aire), la plataforma estrena La unidad, un ejercicio policíaco de seis capítulos (las ficciones de producción propia de Movistar+ suelen moverse entre los 6 y los 8 capítulos por temporada) firmado por el mejor Dani de la Torre que hemos visto hasta ahora. Con el objetivo de poner en valor el inmenso trabajo que hacen en la sombra los operativos de nuestras fuerzas de seguridad y con un fantástico guion firmado por Alberto Marini (Tu hijo) y Amelia Mora, La unidad tira de todo el oficio y el talento de Dani de la Torre y su equipo de colaboradores habituales para erigirse como uno de los mejores títulos de género que el espectador se va a cruzar en mucho tiempo. Una propuesta altamente sugestiva de una industria que en la última década ha decidido salir de su zona de confort para ponerse al límite y demostrar que si se quiere se puede, y muchas veces más por el inmenso talento que vive en nuestros profesionales que por el festival de medios del que sí disponen otras industrias.

Las claves de La unidad

Precisamente la falta de complejos es una de las grandes apuestas de La unidad. Y Dani de la Torre y todos los departamentos de la serie lo consiguen, hacen saltar la banca e irrumpen en nuestras casas con una ficción de alto voltaje que se mueve en las grandes ligas, aquellas que tradicionalmente están reservadas a las producciones norteamericanas o inglesas. Y a estas cotas solo se llega con la valentía necesaria para plantear secuencias y momentos que necesariamente deben (y tienen) que salir bien, porque si efectivamente hay mucho que perder, el cielo ciertamente también está esperando si la jugada se ejecuta con solvencia y con arrojo. Con  un primer capítulo de infarto, al que no le falta de nada y en el que más de uno verá claras referencias a grandes títulos del género como Sicario (Dennis Villeneuve, 2015), la serie confirma dos cosas: Dani de la Torre ve mucho cine, y además toma buena nota. Pero la tranquilidad del espectador no acaba ahí, porque además el realizador de Monforte de Lemos sabe muy bien planificar, rodar y montar. Y a este nivel nos sobran los dedos de la primera mano.

La trama, focalizada en la clara y constante amenaza que supone para Europa el terrorismo islámico, es muy ágil y apela en ritmos al policíaco clásico que llegó en los 80 para quedarse, combinando el plano profesional de sus protagonistas con el personal (gracias Steven Bochco por Canción triste de Hill Street). Y si bien es cierto (y es una acertadísima percepción de otro colega de medio que me apropio) que a veces da la sensación de que el presupuesto mengua según se suceden los capítulos, La unidad resuelve con mucho oficio sus limitaciones para convertirlas, gracias a la necesaria dosis de talento innato y mirada curtida, en oportunidades para lucirse con soluciones que funcionan, convencen y nos permiten soñar con las posibilidades de mayores presupuestos.

La Unidad de Dani de la Torre llega a Movistar

Otro de los grandes aciertos de La unidad es su reparto. Para empezar se agradece que se aparque un poco a las caras más conocidas (en España parece que si un actor gusta se le exprime colocándole en literalmente todas partes) en pro de Michel Noher, que se beneficia mucho de sus compañeros de reparto. Y no es para menos porque tiene al lado a Luis Zahera, una relativa novedad para el gran público desde El Reino (Rodrigo Sorogoyen, 2018) pero un curtido actor que se forjó en las tablas durante toda una década antes de saltar a la televisión gallega con su personaje Petróleo en Mareas Vivas, a Marián Álvarez y a Nathalie Poza. Ambas tan bien como siempre, y ambas preparadas para coger el volante pde manera progresiva y conducir la serie con unos personajes femeninos muy bien dibujados, sólidos, fuertes y luchadores, especialmente si hablamos de Carla, la comisaria a la que da vida Poza y cuyo desmoronamiento está casi perfectamente dosificado y medido, y decimos “casi” porque se peca en la reiteración a la hora de mostrar su lado más humano (¿Era necesario que el personaje llore tantas veces si el espectador ya lo ha entendido?).

La unidad es una serie en la que la acción, tan comprimida en un primer capítulo que no deja respirar, se va racionando a lo largo del resto de capítulos para dejar paso a la trama de investigación y a los conflictos personales y laborales de sus personajes. Con todo, cuenta con algunos momentos realmente potentes, y hasta una secuencia rodada en la Puerta del Sol de Madrid, que como la plaza de toros de Las Ventas, parece suponer una arena reservada para validar a los grandes directores de nuestro cine moderno cuando hablamos de filmar acción como Dios manda y manejar la tensión de la acción. Y Dani de la Torre, con La unidad, ya puede mirar a los ojos a Sorogoyen o a De la Iglesia. Y todo en una trama que ha trasladado su rodaje a Tánger, Perpignan, Girona, Galicia, Nigeria, Toulouse y Madrid, vestida de gran capital europea gracias al despliegue de tomas aéreas que atesoran los capítulos de la serie.

Una serie que recupera al Dani de la Torre de El Desconocido (vuelve a tener a Alberto Marini en labores de guion) y confirma a un director que con solo dos títulos a sus espaldas en cine (una pena por la irregular La sombra de la ley) no es futuro, es presente de indicativo en nuestra industria, para alegría y celebración de un espectador que acabará dando las gracias a la Virgen de Montserrat y a San Martín de Tours.

¿Dónde y cuándo?

  • Fecha de estreno: 15 de Mayo de 2020
  • Plataforma de emisión: Movistar
  • Número de episodios: 6 capítulos
  • Duración aproximada: 50 minutos
  • Te gustará si te gustan… la combinación thriller + espionaje islámico que tan buenos resultados ha dado a la televisión norteamericana en la última década.

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.