El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

La Casa de Papel cast - El Palomitrón
2019 ENTREVISTAS REDACTORES SERIES

LA CASA DE PAPEL, PARTE 3: CHARLAMOS CON SUS PROTAGONISTAS

Preparar un atraco lleva su tiempo. Hay que ser preciso y extremadamente cuidadoso. Cada decisión ha de ser premeditada y por encima de todo sopesada. Pero lo realmente importante es el equipo del que te rodees. Sin un buen despliegue no hay éxito, si no que se lo digan a la banda del profesor. La Casa de Papel vuelve con su tercera parte el próximo 19 de julio, y como adivinareis, regresa por todo lo alto.

De la mano de Netflix, el fenómeno mundial creado por Alex Pina en 2017 estrena una nueva tanda de episodios, cargados de tensión, adrenalina y un robo imposible. Para resolver todas nuestras dudas hemos charlado con su reparto.

La Casa de Papel. Reparto, EL PALOMITRÓN

Alex Pina y Jesús G. Colmenar

La última vez que visitamos a la banda, todo estaba en calma, el robo había sido un éxito. ¿Por qué la decisión de reabrir una historia cerrada? ¿Fue una decisión complicada? Sus creadores confían plenamente en su elección. “Creemos que aún faltaban muchas cosas por contar. Es cierto que en un principio fue complicado de abrir, no sabíamos si era buena idea darle continuidad al relato. Finalmente y tras dos meses de indecisión, decidimos reabrir la trama y optar por un motor emocional como eje de la temporada. Queríamos hacer algo más poderoso en todos sus términos. Nuestros ladrones serán expertos en robar, pero más aún en contar historias”.

Enlazando con la cronología y a través de los tráilers, se puede intuir un salto importante en el tiempo. Asimismo, es interesante conocer si visitaremos de nuevo el pasado de los personajes. Pina asegura que la serie continúa fiel a su estilo narrativo. “Siempre intentamos explorar nuevas líneas narrativas. No llega a dos años la diferencia entre robos. Por otro lado y como habitualmente, la narración está fragmentada, algo que ya es parte de su esencia. Fruto de esta innovación hemos aumentado su descomposición en hasta 5 líneas temporales, siendo un aumento considerable frente a las tres que había en anteriores entregas”.

Con un Emmy a sus espaldas, la que es la serie de habla no inglesa más vista en Netflix cuenta con mucha libertad. Esta libertad, producida por su éxito rotundo, no sólo a supuesto un mayor presupuesto, sino también un aumento inmenso de ideas y posibilidades.  “La Casa de Papel es una serie que nos permite trabajar en la escritura con menos limitaciones. Anteriormente hemos aprendido hacerlo con pocos recursos. En este caso, este amplio ratio nos permite una mayor libertad. Antes era narrativa para un país, ahora es para todo el mundo. Un ejemplo que contribuye a esta libertad son las plataformas de streaming. Estas han permitido que ahora los personajes puedan morir si se encuentran en peligro. Hoy en día se vive la ficción de otra manera, ya no es tan blanca”.

La Casa de Papel, Alex Pina, EL PALOMITRÓN

Úrsula Corberó, Alba Flores e Itziar Ituño

El reparto es una parte esencial del proyecto. Sin ellos la serie no tendría el éxito que ha vivido. El regreso de la ficción era un secreto a voces, pero como apunta Corberó, nada es seguro hasta que recibes la llamada. “Yo me lo esperaba un poco, pero hasta que no recibes la llamada oficial no te haces ilusiones. La verdad es que me emocioné muchísimo, me acuerdo de que encima no podíamos decir nada a nadie. Fue muy emotivo. Sí que es verdad que es una serie con un principio y un final, y de alguna manera habíamos hecho borrón y cuenta nueva. Tenía mis dudas, pero cuando me pasaron el guion del primer y segundo capítulo supe que volvía el rock & roll”.

Fruto del boom mundial, aumentan las expectativas. Por un lado, es bueno porque aumenta la exigencia creativa, pero por otro, puede ser algo muy tóxico. Alba Flores siente que a veces se exagera de gran manera el nivel de importancia de las cosas. “Responsabilidad tienen los médicos, responsabilidad tiene la gente que toma decisiones políticas que nos afectan a todos. Responsabilidad tienen otras personas con otros trabajos. Nosotros nos dedicamos al entretenimiento. Está claro que eso es algo que llega a muchas personas que lo disfrutan, pero yo creo no se le debe dar a la ficción la importancia como para sentir que uno tiene una responsabilidad sobre algo. Uno tiene ganas de compartir su trabajo con la gente, pero más allá del entretenimiento, no hay ninguna responsabilidad vital”.

Con el estreno de la nueva temporada, esperamos el regreso de la banda que nos conquistó el corazón hará casi dos años. Úrsula sabe que el regreso es innegable, pero también es consciente de que las personas cambian con el tiempo. “Desde un punto de vista general, hemos trabajado mucho de eso con Jesús Colmenar, uno de los directores. Los personajes han funcionado muy bien con el público, por tanto, era importante un desarrollo adecuado para cada uno.  Con Tokio, queríamos que se viera el paso del tiempo, ya no es la misma de hace 2 años. Por un lado, queremos conservar la esencia inicial del personaje, pero por otro, también hemos decidido trabajar para mostrar a una Tokio más madura, más mujer”.

En las primeras temporadas, la inspectora Raquel Murillo fue el archienemigo por excelencia de los “Dalís”. Finalmente y por sorpresa para los espectadores, las tornas acabaron cambiando. Ahora es Lisboa, y como señala Itziar, no podría estar más feliz. “Raquel es un personaje super vulnerable, pero también muy resistente. Es capaz de tirar siempre del carro. Su arco argumental es enorme, se ha cambiado de bando por amor. En cierto modo se le ha caído la venda de los ojos, ahora es capaz de ver la realidad de otra manera. Durante su vida siempre le han desautorizado, por eso ahora, pretende tomar cartas en el asunto. Sabe que no hay vuelta atrás”.

El éxito La Casa de Papel es fruto de mucho trabajo en equipo. No solo en relación a su puesta en escena, sino también en lo referente a sus guiones. El punto satírico pero a la vez profundo de sus creadores, ha dejado frases que han servido de inspiración a muchos de los fans. Para Alba Flores y su aplaudida frase, “Comienza el matriarcado” esto es algo muy importante. “Comienza el matriarcado, es una línea de guion que ha marcado mucho la serie. En cierto modo, es un reflejo de lo que ya está pasando. Ha sido una alegría ver como una frase se ha convertido en un grito de guerra para muchas. Me siento agradecida, no me lo esperaba”.

La Casa de Papel, Úrsula Corberó, Alba Flores e Itziar Ituño, EL PALOMITRÓN

 Esther Acebo, Jaime Lorente y Miguel Herrán

Una de las novedades que trae la temporada son las nuevas facetas de muchos de los personajes. El cambio de Mónica Gaztambide es uno de ellos. Ahora convertida en Estocolmo, cuyo nombre es un claro guiño a su relación con Denver, busca encontrar su verdadera identidad. “Yo creo que Mónica a priori, no tiene muy claro cuál es su lugar dentro de la banda. Aunque esté formada y sea muy inteligente, pienso que nadie está preparado para dar un golpe así. Por eso, siento que la vivencia de Estocolmo, se va a centrar en la búsqueda de ese lugar de utilidad, una posición desde donde pueda sentirse realizada”.

El éxito global de la ficción creada por Pina, no solo a ha posibilitado la renovación de la serie, sino que ha permitido la entrada de varios de sus actores en la escena pública internacional. Lorente y Herrán, compañeros de ficción también en Élite, ambas series de Netflix, tienen mucho que opinar. “Ha sido muy guay. Es muy curioso porque el fenómeno fan de La Casa de Papel cubría un rango de edad de entre 20 para arriba, por lo que había un público más joven que no nos conocía. Fue entonces cuando llegó Élite y la bomba explotó. Estamos muy agradecidos por el recibimiento, es muy abrumador. Pero como en todas partes, hay momentos buenos y malos. La fama es muy exigente y te limita. A veces te sientes hasta vigilado”.

Para Miguel la cosa va más allá. Se alegra de su éxito y el recibimiento por parte del público, pero no puede dejar de pensar en lo mucho que ha cambiado su vida. “Lo que más me molesta es el sentimiento de prejuzgamiento que nos hace todo el mundo. Tú por ejemplo vas a conocer al grupo de amigos de tu pareja y ellos ya han hablado de ti, han visto entrevistas y ya tienen una imagen mental tuya.  Te suponen de una forma que probablemente no seas. Luego acaban mencionando la típica frase de:  pues te imaginaba más creído. Yo he esperado a conocerte para juzgarte, espérate a conocerme a mí. Creo que eso es lo más duro, ser prejuzgado constantemente”.

La Casa de Papel, Esther Acebo, Miguel Herrán y Jaime Llorente, EL PALOMITRÓN

Cada personaje es un mundo completamente diferente, poseen buenas cualidades y otras no tan respetables. El reparto es consciente de ello y si pudieran intercambiarse una cualidad con su personaje, muchas veces no lo dudarían. “En el caso de Mónica, me quedaría con su valor. Pienso que en realidad, todos nos parecemos más a Arturo Román que a cualquiera de los demás personajes. Yo no me atrevería ni de coña a robar un teléfono y a romper con lo establecido como hace ella. Por otra parte, le daría un poco de criterio a la hora de tomar decisiones, enamorarse en pleno atraco no es normal”.

Jaime por otra parte reivindica la lealtad de su personaje. “Yo no me fío mucho de Denver, pero si le diera una cualidad de Jaime probablemente le daría mi título de bachillerato. En el caso contrario, me quedaría con su lealtad. Denver siente una responsabilidad pura por los suyos y eso es de admirar. No es que yo sea una persona desleal, pero me fascina el apego incondicional de mi personaje”.

Para Miguel la cosa va de inteligencias. “Yo a Río le daría inteligencia emocional, creo que tengo bastante más que él. En el caso contrario me quedaría con su inteligencia práctica. A lo largo de la trama, siempre ha sido presentado como una especie de Mozart de la tecnología. Es muy divertido, porque yo soy nulo para esas cosas, hace años que no toco un ordenador”.

A estas alturas ya queda menos para el estreno de la temporada. A partir del 19 de Julio ya podremos disfrutar de esta nueva tanda compuesta por 8 capítulos. ¿Conseguirán lo que se proponen? ¿Serán de fiar los nuevos miembros?, ¿Qué es de Berlín? Por el momento, solo queda sentarse y esperar a que comience la revolución.

Alonso Muñoz

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.