El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

CINE CRÍTICAS REDACTORES

HISTORIA DE UN MATRIMONIO

LOS ANTECEDENTES

El cineasta Noah Baumbach (Frances Ha) vuelve a las andadas con Historia de un Matrimonio, su segunda película original para Netflix tras The Meyerowitz Stories. En su duodécimo largometraje el neoyorkino vuelve a uno de sus temas recurrentes: el divorcio.  Tras su estreno en festivales como Toronto o Venecia, y capitaneada por Adam Driver y Scarlett Johansson, la cinta llega este viernes a cines selectos de España y a la plataforma americana el 6 de diciembre.

LA PELÍCULA

Con dos cortometrajes de apenas un par de minutos de duración, Historia de un matrimonio nos presenta a la pareja protagonista que ocupa el lugar central en el relato: Charlie y Nicole. Cinco primeros minutos iniciales llenos de ilusiones, de expectativas, prometedores. “Lo que más me gusta de Nicole” y “Lo que más me gusta de Charlie” así abre lo que pronto se convierte en una desgarradora cuesta abajo sin frenos.

La aparente sencillez del título Historia de un matrimonio esconde mucho más de lo que sus palabras nos dejan entrever, Baumbach propone un tira y afloja lleno de grises y matices: ni el bueno es bueno, ni el malo es malo. Lejos de reducir o demonizar el conflicto o a sus protagonistas en una línea sensacionalista, la película se enzarza consigo misma, se enreda con el fin de explorar la problemática y la complejidad de las relaciones humanas. Las razones del conflicto no ocupan el lugar de la reflexión, si no el proceso y la manera de lidiar con éste. Los personajes hablan de sí mismos con cada movimiento. La responsabilidad y el egoísmo. Saber ganar, saber perder y sobretodo: saber estar.

El colapso de la relación central y todas las repercusiones de éste se articulan en torno a una extensa colección de silencios incómodos y complicados que nos van recordando lo difícil que es a veces la comunicación: escuchar y ser escuchado. Pero hablar es otra cosa, y Noah Baumbach lo hace a través de diálogos ágiles, frescos y muy elegantes. El reparto pueden jugar con soltura con un material que le permite alcanzar con muchísima sinceridad a los personajes.

Y la película no se queda ahí, nos regala una gran cantidad de candidez, consigue que meter el dedo en la yaga duela, y sin embargo donde la degradación de los personajes se torna tragedia, el director decide no renunciar a la comedia. Con facilidad encuentra constantemente en sus relaciones familiares y secundarios, colores agradables que mostrar con una espontaneidad brillante. Acompañada de una propuesta de cámara sencilla, académica y en película (35mm) la cinta consigue envolvernos por completo.

Son los ecos de Bergman, esa pizca de Kramer contra Kramer y la personal mirada de cineasta neoyorkino (junto con toda la cultura mumblecore que lleva décadas arrastrando) los que hacen de Historia de un matrimonio, una de las grandes e incontestables películas de este año.

El-Palomitron-imagen-1-Historia-de-un-Matrimonio

ELLOS Y ELLAS

Scarlett Johansson y Adam Driver toman las riendas de la película por completo, dotando de sinceridad cada momento de metraje. Brillan y gestionan con mucho pulso cada diálogo y cada silencio hasta tal punto que resulta arrollador. El resto del reparto no se queda lejos, Laura Dern destaca divertidísima en un personaje icónico y muy pícaro que le permite jugar regalándonos varios momentos para el recuerdo. También Merritt Wever y Julie Hagerty, consiguen sacarnos una sonrisa cómplice rodeando la intensidad familiar con su natural presencia en pantalla.

LA SORPRESA

Sorprende la agradable banda sonora. Orquestal y bastante clásica (recordando en ocasiones hasta a las partituras de Toy Story) la música consigue arropar por completo la historia en una dirección muy acertada fuera de lo que cabría esperar en un drama de estas circunstancias.

El-Palomitron-imagen-2-Historia-de-un-Matrimonio

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

El inolvidable enfrentamiento entre los protagonistas en una de sus discusiones más acaloradas. Un pico en una historia que se cuece lenta y dolorosamente.

TE GUSTARÁ SI…

Esperas una historia humana sobre gente que poco a poco ha dejado de entenderse y lidia con ello regular.

LO MEJOR

  • Noah Baumbach lejos de perderse, se encuentra, una vez más en su salsa.
  • El retrato cándido, fino, familiar.
  • Los personajes secundarios y la comedia que oxigena constantemente la historia dotándola de vida.
  • Adam Driver y Scarlett Johansson, sus personajes, sus diálogos.

LO PEOR

  • Su estreno tan limitado en cines, a los que sin duda merece la pena peregrinar.
  • Mucha gente se la va a perder pese a ser una de las grandes películas de este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Espectador curioso y soñador inquieto. Narrador licenciado en Comunicación Audiovisual. Cuando vio por primera vez "Amèlie" tenía 12 años y se pasó un interminable verano tirando piedras al río tarareando, ahora está en una etapa más "Frances Ha" con un poquito más de costumbrismo.