Compartir

El Cascanueces y los cuatro reinos - El Palomitrón

LOS ANTECEDENTES

El Cascanueces y los cuatro reinos es la adaptación del cuento El Cascanueces y el rey de los ratones y del ballet titulado El Cascanueces, de Piotr Ilich Chaikovski. Este fin de semana llega a nuestros cines esta versión cinematográfica dirigida por Lasse Hallström y Joe Johnston y traída nada más y nada menos que de la mano de Disney.

El proyecto estaba en marcha desde marzo de 2016 y la empresa lo ha tenido claro desde el principio. Lasse Hallström (a quien conocemos por películas como Siempre a tu lado, Hachiko, Chocolat o La pesca del salmón en Yemen) se encargaría de la dirección, y Ashleigh Powel del guion. Poco a poco se fueron sumando nombres tan conocidos como la pequeña Mackenzie Foy, el ya veterano Morgan Freeman, Keira Knightley o Helen Mirren. La película cuenta, además, con la participación de la bailarina norteamericana Misty Copeland, que tiene una preciosa secuencia de baile en la película.

LA PELÍCULA

La aventura de Clara comienza cuando su madre fallece y le deja lo que parece ser una simple caja sin llave para poder abrirla. La curiosidad de Clara por descubrir cuál es el último obsequio de su madre la lleva a un mundo paralelo a su realidad donde encontrará amistad, traición y un pasado que desconocía. Esta premisa puede parecernos algo que hemos oído millones de veces, pero Disney tiene una forma muy tierna de contarnos una historia con la que podría parecer que ya estamos familiarizados.

Si bien la película tiene un arranque espectacular que nos sumerge totalmente en su mundo, poco a poco nos va perdiendo lo largo de este. No podemos negar que muestra varios escenarios dignos de admirar y estudiar en detalle; sin embargo, el guion (un pilar importantísimo) cojea. Creemos lo que nos quiere contar, pero se pierde a la hora de desarrollar el segundo acto, pues desperdicia la oportunidad de hacernos empatizar en profundidad con sus personajes y con los propósitos que los guían. Lo mismo le pasa a la hora de cerrar el tercer acto, porque, desgraciadamente, el supuesto clímax que nos presenta no es el mismo que aprecia el espectador.

Algo sin duda digno de elogiar es la dirección, pues tiene algún que otro plano secuencia que juega totalmente a su favor. No obstante, lo que resalta en la primera parte lo pierde a partir de la segunda y, por mucho que lo intenta, no logra remontar desde entonces. No es una mala película; sin embargo, no la vamos a recordar como una de las grandes apuestas de Disney.

ELLOS Y ELLAS

Entramos en el terreno que, junto con la parte visual, es lo mejor que sacamos del filme. Mackenzie Foy está perfecta en su papel, destacable como la que más si no fuera por la brutalísima Keira Knightley, que se come la pantalla cada vez que aparece. Su voz, sus gestos, su forma de moverse… Todo en su actuación es remarcable y nada tiene desperdicio. A esto hay que añadir lo muy desaprovechados que están Helen Mirren o Morgan Freeman, dos veteranos que echan de falta minutos delante de la cámara o una buena trama.

LA SORPRESA

Probablemente la única sorpresa real de la película sea la maravillosa ambientación con la que cuenta, porque visualmente no tiene prácticamente ningún fallo. El diseño de producción destaca, sobre todo en cuanto al mundo real se refiere, puesto que en el mundo fantástico va decayendo a medida que avanzan los minutos.

El Cascanueces y los cuatro reinos - El Palomitrón

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Sabido es que la mayor parte del público conoce la historia de El Cascanueces gracias a su ballet, por lo que no podía faltar un momento dedicado precisamente a esta danza. Mientras nos sumergimos en esa secuencia del bellísimo arte que es el ballet, se nos cuenta la historia de cómo se descubrieron los cuatro reinos: es la más destacable.

TE GUSTARÁ SI…

Te gustó Alicia en el País de las Maravillas y quieres adentrarte en un mundo de fantasía.

LO MEJOR

  • Visualmente es maravillosa.
  • La grandísima Keira Knightley y toda su interpretación como el Hada de Azúcar.
  • Su banda sonora, tanto la original por James Newton Howard como la melodía que rescatan de El Cascanueces.

LO PEOR

  • Todo el desarrollo de personajes, que es prácticamente nulo.
  • El desenlace.
  • El guion deja bastante que desear. Se presentan muchas premisas francamente interesantes que jamás se resuelven.
  • En sí es una película que intenta apelar al sentimiento pero se queda en el intento, pues no termina de llegar al espectador.

 

Agustina Suárez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.