Compartir

SILAS-EL PALOMITRON

LOS ANTECEDENTES

Muchas son las personas que dedican su vida a servir y ayudar a los más necesitados, héroes anónimos que no necesitan gozar de fama ni salir en los medios para que sean importantes en las vidas de los demás. Una de estas personas es Silas Siakor, activista y ecologista liberiano que lucha por los derechos de su pueblo y contra las injusticias de su país. En 2006 fue galardonado con el Premio Ambiental Goldman por su trabajo de protección y conservación de los bosques.

Las cineastas Anjali Nayar (Gun Runners, 2015) y Hawa Essuman (Soul Boy, 2010) realizaron en 2017 una película-documental sobre la figura de Silas Siakor titulada Silas, que sirve de testigo para mostrar las labores y compromisos que realiza este junto al resto de sus compañeros activistas. En cierto modo, el documental pudo llevarse a cabo gracias a la producción ejecutiva por parte de Leonardo DiCaprio y Jonathan Stack.

LA PELÍCULA

Nayar y Essuman intentan visibilizar ciertos hechos de la sociedad africana y el papel fundamental que desempeña Silas en la comunidad liberiana; todo ello sin idealizarlo y desde la perspectiva más objetiva posible. Se emplea una técnica similar a la que ya usó el cineasta Anjali Nayar en su anterior trabajo audiovisual, Gun Runners, haciendo una tarea de lo más compleja, como es rodar en África. A pesar de sus apenas 80 minutos, da sensación de repetición y de falta de ritmo, pues describe los mismos temas continuamente, como si de una mera exposición se tratase. Por otro lado, la autenticidad, vitalidad, humanidad y pasión con que se narra hacen que mantengas la atención durante todo el metraje, y se convierte en una experiencia positiva.

SILAS-EL PALOMITRON

La película-documental Silas, proyectada en el Another Way Film Festival, describe principalmente tres hechos relevantes del país africano: la larga guerra civil que tuvo lugar en Liberia, desde 1989 a 2003 aproximadamente; el histórico hecho de haber tenido la primera mujer presidente de toda África, Ellen Johnson Sirleaf, tras su triunfo en las elecciones de 2005, y el tener a esta última como ganadora del Premio Nobel de la Paz. Otro punto crítico es hacia las desastrosas medidas tomadas para combatir el ébola, ya que Liberia fue de los países más afectados por dicho virus. Pero por encima de todo, con esta crónica asistimos a la misión de conservación y cuidado de los bosques y la naturaleza, la lucha contra la corrupción política y, sobre todo, la defensa de la población más desprotegida y desfavorecida por parte de Silas y de su organización de voluntarios activistas.

A diferencia de otros documentales del estilo, este intenta dar un mensaje optimista y esperanzador en ese tercer mundo donde la miseria invade todo y solo la lucha constante de un grupo de personas para volver a sus raíces y modernizar la sociedad en la que viven parece tener sentido. Después de su visionado, el espectador tendrá una perspectiva más global de lo que ha supuesto Silas Siakor para su pueblo.

LA SORPRESA

Lo más sorprendente es, sin duda, el gran trabajo que hacen ambas realizadoras (no solo documental, sino también periodístico) a la hora de plasmar la situación de dicho país en la pantalla de una forma muy particular. La naturalidad con la que se introducen ciertos temas (y algún que otro cambio de rumbo en su desarrollo que agiliza la historia) hacen de ella un buen ejemplo de cine documental.

SILAS-EL PALOMITRON

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

El fútbol es el deporte rey y, por tanto, el deporte más seguido en todo el mundo y por todas las clases sociales. El momento que destacar es el del partido en un gran estadio de Liberia, donde solo acuden las clases más ricas y pudientes del país, políticos y empresarios, mientras que el resto del pueblo observa el espectáculo al otro lado de una valla. Un gran ejemplo de cómo un deporte es capaz de unir a pesar de tantas desigualdades.

TE GUSTARÁ SI…

Te gustan y disfrutas con los documentales, especialmente con los documentales que tratan temas muy vigentes hoy en día, como son la importancia de cuidar del medioambiente, el poder del activismo o la política.

LO MEJOR

  • Refleja de forma objetiva y acertada los problemas que padece un país del continente africano como es Liberia.
  • Sabe estructurar las ideas que quiere transmitir de manera clara y concisa sin desviarse del tema central.
  • Intenta hacer reflexionar y concienciar sobre el medioambiente y la naturaleza como fuentes indispensables de la vida.

LO PEOR

  • A quien no esté acostumbrado a ver este tipo de documentales se le puede hacer algo lento y aburrido.
  • En ocasiones resulta demasiado reiterativo en la exposición de sus mensajes y decide ir por el camino fácil.

Aitor Gallego

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.