El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

PRIMERAS IMPRESIONES REDACTORES SERIES

DAS BOOT: EL SUBMARINO LLEGA A AMC EN FORMA DE SERIE

Con Hunter Killer y Kursk aún en nuestra retina (ambos han llegado a las salas en los últimos compases de 2018) deberíamos ir preparándonos para Das Boot: el submarino, una serie que viene avalada por sus ya confirmadas 9 nominaciones para los premios de la televisión alemana (su director Andreas Prochaska ya sabe qué es estar nominado gracias a los más de 25 premios europeos que cosechó con El valle oscuro) y que llega al canal AMC el próximo jueves 21 de febrero en prime time.

Su título, efectivamente, liga a la serie a la película que en le abrió las puertas de Hollywood a Wolfgang Petersen, para muchos la mejor del subgénero bélico de submarinos. Aclamada y reconocida, Das Boot (El barco si traducimos su título) es una joya del cine bélico, y un tesoro de la cinematografía alemana. Una sombra que bien pondría en estado de alerta a demasiados directores, pero que parece controlada por ahora (solo hemos visto dos capítulos), y muy bien, por Andreas Prochaska.

De hecho, la serie funciona como secuela y bebe del universo del escritor Lothar-Günther Buchheim, cuya novela homónima vendió más de 3 millones de ejemplares antes de ser trasladada al cine por Petersen en 1981 con un presupuesto de 25 millones de marcos de la época, lo que la convirtió en una de las producciones más caras de la historia del cine alemán, y también en una puerta para el director para acceder a grandes proyectos internacionales como La historia interminable, antesala de una carrera en la meca del cine que giraría en redondo su filmografía hacia derroteros muy comerciales.

Buscando su propia identidad

Quizá plantear una ficción con la única localización del submarino, como ya lo hiciese su película predecesora, habría sido un error garrafal. Primero porque esa historia ya está contada, y a las mil maravillas, y segundo porque es probable que la audiencia de hoy en día no tardase mucho en darle la espalda a la ficción. Por eso Das Boot: el submarino prefiere jugar con inteligencia la baza de la doble narración, y como la reciente Kursk plantea dos relatos: el que acontence bajo el agua y el que de manera paralela se desarrolla en tierra firme. Aunque aquí no hay familias ninguneadas por la soberbia de un gobierno como era el caso de la cinta de Thomas Vinterberg, sino una crisis de valores que asola a unos personajes con dudas, que no tienen claro el bando al que deben servir, y que descubren poco a poco las caras más ocultas de aquellos que creían conocer.  Por mar, los jóvenes soldados con ansias de entrar en combate y brindar a Alemania victorias incontestables, y por tierra el resquebrajamiento progresivo del patriotismo y los secretos de la guerra. Un conflicto dual que pone en evidencia cómo la guerra y sus fines se alimentan del romanticismo y la inexperiencia propia de la juventud para engrasar su maquinaria bélica, con su motivación, con su energía y con su optimismo como materia prima, de la misma manera que recuperan los juegos en las sombras que en tierra se desatan entre conquistadores y conquistados. Entre los nazis y la resistencia francesa.

Con todo, la serie no renuncia a sus orígenes y toda la trama que se desarrolla en el submarino recuerda poderosamente al filme padre, llegando incluso al homenaje confeso en algunos planos, como esos marineros vigilantes con sus prismáticos y comprimidos en la torreta de comando. 

El diseño de producción: la marca de la casa

En 2018 AMC sorprendía gratamente con The Terror, un soplo de aire fresco en el abarrotadísimo paisaje de la ficción televisiva, y firmaba un resultado realmente bueno en audiencias. Con Das Boot: el submarino vuelve a confiar en una serie inusual, y quizá la primera que aborda la vida en un submarino de guerra como uno de los ejes de la trama y reclamo absoluto del producto. Y lo que queda claro es que este estreno también brilla en sus apartados técnicos, siendo el diseño de producción (el vestuario, el imponente set de producción, los interiores de propio submarino…) uno de sus puntos fuertes, lo suficientemente potente como para que le demos, al menos, una oportunidad. 

Parece que AMC elige las series tras estudiarlas detenidamente, y parece que el valor reside en buscar productos que se alejan de la oferta habitual pero atesoran virtudes capaces de otorgarles personalidad propia.

A la cabeza de un reparto muy internacional (la serie se ha grabado en tres idiomas) nos encontramos con Vicky Krieps (El hilo invisible), Tom Wlaschiha (Juego de tronos), Lizzy Caplan (Master of sex), James D´arcy (Dunkerque) o Vincent Kartheiser (Mad men), entre otras caras conocidas.

Con solo dos capítulos visionado, y uno de ellos dedicado íntegramente a colocarnos en contexto, lo cierto es que es pronto para poder hacer una crítica más extensa, así que habrá que esperar a ver cómo se va desarrollando la trama en tierra porque por lo visto hasta ahora, la trama a bordo del submarino va a ser muy complicado que defraude a los aficionados, pues contiene todos los ingredientes propios del subgénero, con una empaque visual de primera división.

 

¿Dónde y cuándo?

  • Fecha de estreno: 21 de febrero de 2019
  • Plataforma de emisiónAMC
  • Número de episodios: 8
  • Duración aproximada: 50 minutos
  • Te gustará si te gusta… La II Guerra Mundial, los nazis, y los espacios claustrofóbicos

Alfonso Caro

 


10 títulos imprescindibles del cine de submarinos

#ContenidoRelacionado

Kursk El palomitrón

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.