Compartir

LOS ANTECEDENTES

Parece que el verano de 2018 está siendo un repunte para el cine de animación de superhéroes, ya que nos ha traído una película que podría postularse sin problema a ser una de las mejores películas de superhéroes de la historia (sí, estamos hablando de Los Increíbles 2) y una nueva película de DC: Teen Titans Go! La película. 

Conocemos a la Warner, sabemos cómo es su humor y que los Teen Titans de ahora son mucho más gamberros que los que veíamos en Cartoon Network hace años, así que podemos hacernos una idea de a lo que nos enfrentamos.

LA PELÍCULA

Vamos a empezar por lo más doloroso: estáis leyendo a alguien a quien le gustan las pelis de DC. Si aún no habéis cerrado la ventana como alma que lleva el diablo, huelga decir que, aunque nos guste el camino que está llevando la tónica general de su universo (Escuadrón suicida no existe, ¿vale?), sí que se echa en falta un poco de chispa. Warner y DC han decidido aislarse y diferenciarse claramente de Disney y Marvel, y lo han hecho desde un punto de vista más maduro y oscuro que ha llegado a límites extremos, como si se tomasen demasiado en serio a sí mismas. Es por eso por lo que Teen Titans Go! La película es un soplo de aire fresco: porque no se termina de tomar muy en serio a sí misma.

Coincidiendo con un excesivo boom en el cine de superhéroes y, en un universo donde los superhéroes existen y protagonizan sus propias películas, Robin y el resto de titanes se preguntan por qué no tienen película propia aún y lucharán para tener una película propia. El lector más avispado podrá darse cuenta de las posibilidades infinitas que hay para empezar a escribir gags. Porque en la animación (y sobre todo en la animación de la Warner) el meta-humor y la ruptura de la cuarta pared siempre están a la orden del día. Eso es algo que a Teen Titans Go! La película no le falta.

Se hace bastante extraño hablar de romper la cuarta pared en una película que es tan consciente de que está jugando con el espectador y lo aprovecha para hacer que se parta en dos de la risa. Y para ello se sirve de todos los elementos que tiene, empezando por el tronchante hecho de que Nicolas Cage ponga voz a Superman.

Con unos cuantos fallos de ritmo y de frescura hacia el tercer acto, Teen Titans Go! La película se alza no como la mejor película de DC hasta el momento, pero sí como la película que marca las pautas de cómo debería ser su universo a partir de ahora sin dejar a un lado su oscuridad característica. ¿Quién sabe? A lo mejor esta película ha allanado el camino para la serie de los titanes que vamos a ver en octubre…

ELLOS Y ELLAS

Las voces de los titanes, tanto en su versión original como en su versión doblada, son las mismas que las que hemos escuchado en televisión, así que poco se puede decir de esas que no sepamos ya. Las voces más destacables son las de los secundarios, concretamente la del villano Slade, al que da voz Will Arnett, productor de la cinta y actor de doblaje de Batman en las Lego películas (y por eso una elección mejor para doblar al caballero oscuro que Jimmy Kimmel), y Superman (ya hemos dicho por qué).

LA SORPRESA

¡No podemos hablar de ella! Eso sí, no os levantéis durante los créditos.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Podríamos quedarnos con muchos momentos, y todos son desternillantes, pero como fan escogemos ese chiste sobre Martha en Batman v Superman.

TE GUSTARÁ SI…

Si quieres ver algo ligero para terminar de desconectar el cerebro este verano, si aprecias la animación (sobre todo en las secuencias en las que el tipo de animación cambia), si te gustan los personajes un mínimo y, sobre todo, si te quieres reír bastante.

LO MEJOR

  • Su sentido del humor en todos los aspectos.
  • El cameo de Stan Lee (sí, en una peli de DC).
  • Todos los chistes autorreferenciales.
  • La sensación que te deja la secuencia final (en serio, quedaos un rato más durante los créditos).

LO PEOR

  • El tramo final pierde mucho fuelle.
  • Quitando los chistes, te queda una película no muy interesante.
  • Que han tenido la oportunidad de meter a Zack Snyder como villano y no lo han hecho.

Álvaro Salas

Reseña Panorama
Nuestra valoración:
Compartir
Soy ese tío que va solo al cine y aplaude cuando la peli termina. Cuando estoy triste me veo una peli de Bergman y, o se me pasa, o me pongo peor. Defiendo las precuelas de Star Wars (a excepción de El Ataque de los Clones) y El Consejero como la mejor película de Ridley Scott desde Thelma y Louise. Las pelis de Béla Tarr se me pasan volando. Si crees que ser guapo y tener un talento inconmensurable no van de la mano, piensa en Paul Thomas Anderson.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.