El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Entrevista La pequeña suiza - El Palomitrón
CINE CRÍTICAS NUESTRO CINE REDACTORES

LA PEQUEÑA SUIZA

LOS ANTECEDENTES

El director vasco Kepa Sojo vuelve a dirigir un largometraje después de su ópera prima en 2006, El síndrome de Svensson, y una serie de cortometrajes de corte más personal. El cineasta retorna a la dirección  (y a los guiones) con una película de corte comercial protagonizada por actores televisivos como Jon Plazaola, Maggie Civantos o la cinematográfica Ingrid García Jonsson. Hablamos de La pequeña Suiza.

LA PELÍCULA

El filme se sitúa en un pueblo castellano ficticio llamado Tellería que, después de 700 años, quiere pertenecer al País Vasco. Una negativa del gobierno desencadena un giro en los acontecimientos: hallan en el santuario del pueblo una información que ubicaría el pueblo dentro de otro país de Europa: Suiza.

Tras el éxito, más o menos reciente, de películas como Perdiendo el norte y Ocho apellidos vascos nos encontramos en un momento, dentro de la comedia española actual, donde parece que solo surgen productos comerciales basados en la confrontación cultural, los tópicos y los chistes sobre vascos, andaluces y demás.

El problema es fácil de detectar si se analiza un poco la estructura de estas películas: hacer un largometraje partiendo de un chiste. Puede ser una idea totalmente plausible para generar una historia detrás de todo ello que enganche y que sea humorística. El problema surge cuando se cae en lo fácil: recrearse en el chiste, absurdo además, una y otra vez. Ahí es donde reside el conflicto de esta película porque no basta con distinguir las diferencias sociales, y opiniones, entre unos personajes y otros para que salga cómica una secuencia; el chiste funciona, es gracioso, pero se diluye en un espacio de superficialidad y falsedad.

Se suceden una serie de situaciones que solo tienen un objetivo: provocar la risa del espectador gracias a esos tópicos, ya vistos, de vascos y castellanos. ¿Puede resultar humorística esta premisa? Hasta cierto punto sí, pero poco original, pues el filme bebe de producciones (oportunistas) televisivas como Allí abajo o las cintas mencionadas anteriormente. Ello se ve incluso en el casting de la película: un reparto formado, en parte, con actores a los que el espectador ya ubica fácilmente en producciones anteriores. Aun así, es importante destacar la interpretación notable de los actores y, en parte, de algunos secundarios y cameos que provocan que el espectador, por momentos, no pierda el interés por el largometraje.

CRÍTCA LA PEQUEÑA SUIZA - EL PALOMITRÓN

ELLOS Y ELLAS

Una de las características que mejor funcionan en este tipo de comedias es el reparto. En este caso, está formado por una serie de rostros de la pequeña pantalla y, algunos, de la gran pantalla. Es evidente que, en este tipo de películas, salvo que se trate de personajes secundarios los directores y responsables no apuestan casi nada por rostros desconocidos que puedan generar extrañeza en el espectador. Por ello, el casting está formado por Jon Plazaola, interpretando su papel de siempre, Maggie Civantos quien demuestra que es una actriz cómica notable e Ingrid García Jonsson que  consigue salvar cualquier tipo de comedia (como ya ocurrió en Taxi a Gibraltar).

Para los personajes secundarios se opta por actores vascos entre los que destacan Ramón Barea, Karra Elejalde, Maribel Salas, Lander Otaola, Mikel Losada y Kandido Uranga. Este último, junto con Enrique Villén, conforma una de las parejas cómicas mejor conseguidas de todo el conjunto del filme. También cabe destacar a Secun de la Rosa ejerciendo el papel de cura del pueblo y el cameo gracioso de Antonio Resines como policía.

LA SORPRESA

Finalizar la película con una especie de videoclip con todos los protagonistas cantando una canción de Carolina Durante. No puede ser más oportunista, pero se agradece la originalidad.

CRÍTCA LA PEQUEÑA SUIZA - EL PALOMITRÓN

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Cualquier secuencia en la que aparezcan Karra Elejalde o Enrique Villén, quienes consiguen subir el nivel del humor del conjunto del largometraje.

TE GUSTARÁ SI…

Disfrutaste con películas como Ocho apellidos vascos.

LO MEJOR

  • Todos los secundarios y los cameos.
  • Ingrid García Jonsson y Maggie Civantos.

LO PEOR

  • Que no se explote suficiente a actores como Karra Elejalde o Antonio Resines.
  • La falta de originalidad de la propuesta.

Javier Valera

1 COMENTARIO

  1. Fallo cuando Yolanda se dirige a Gorka como Jon. Esto sucede en la escena en la que están inventariando las reliquias encontradas antes de que apereciese el novio de Yolanda.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.