Compartir

Juuni Taisen 11 tigre - el palomitron

Sin saber realmente qué ocurre y si Buey llega a matar o no a Tigre, concluyó el episodio de la semana pasada. Un episodio lleno de emoción, tensión y alguna que otra lágrima. La serie no sólo refleja valores humanos relacionados con la vida y los objetivos y metas que te puedas plantear, sino que la serie trata temas relacionados con el honor y el fin de un objetivo, algo que representa tanto Tigre como Buey; dos guerreros que aparentemente no prometían mucho y al final nos han llegado al corazón. Dos guerreros que ojalá pudieran salir juntos de la Juuni Taisen y no el uno sin el otro.

¡Sigue con nosotros Juuni Taisen a través de este enlace!

Juuni Taisen 11 cierra el episodio de la semana pasada y pone punto final a Tigre, una guerrera que consiguió estar en nuestros corazones y posicionarse como una clara ganadora de la Juuni Taisen. Para evitar caer en las garras de Liebre la guerrera le pide a Buey que la mate y al final… lo hace. De manera limpia y rápida le arrebata la vida, una vida condenada a la muerte eterna. Y aunque pueda resultar algo extraño en esta serie Buey siente pena por haberle matado, siente rabia por no haber brindado con ella y siente que realmente ya había visto a esa gran guerrera tiempo atrás en algún campo de batalla.

Tras dejar a Tigre en el campo de batalla “sin nada que perder” Buey se dirige sin pensarlo a matar a Liebre, un asesinato que no puede dejar pasar y un funeral que no puede perderse por nada. Pero en esta ocasión el tiempo le juega una mala pasada. Liebre llega mucho antes de lo previsto y es hora de empezar una de las batallas más deseadas y esperadas de las últimas semanas. Poco a poco ambos guerreros se van acercando y … ¿Liebre? ¿Eres tú? Sí, es ella, pero convertida en un ser extraño compuesto por más de un cuerpo y cuya presencia desvirtúa la imagen que teníamos de Liebre. Una imagen caracterizada por la clase y la picardía al mismo tiempo.

Juuni Taisen 11 liebre transformada - el palomitron

Analizando la situación Buey tiene claro que Liebre se ha convertido en un ser más fuerte, más feroz y con muchas más ganas de matar; eso sí, también tiene una debilidad, no puede atacar por sí mismo y es el cuerpo de su interior quien debe hacerlo, un cuerpo que todos reconocemos: Mono. Tras todos esos trozos de cuerpos y miembros pegados se encuentra Mono, una guerrera que en capítulos anteriores muere a manos de Liebre y éste consigue hacerse con su cuerpo. Empieza la pelea. Al principio es Liebre quien toma el control pero poco a poco va perdiendo fuerzas y es su “walking dead” Mono quien consigue hacerse con Buey y dejarle prisionero frente al suelo. La batalla está cantada y Buey tiene claro que ha llegado su fin. Una muerte sin pena ni gloria que deja atrás a grandes guerreros y grandes personas como Tigre.

Everybody, clap your hands!

Pero si de algo bebe Juuni Taisen es de sorpresas, y segundos antes de ver morir a Buey a manos de Mono aparece un guerrero que realmente no sabíamos que había pasado con él y tiene el poder en sus manos para poder salvar a Buey o matarlos a todos. Hablamos de Rata. Con una carga explosiva en la mano se acerca hasta ellos y habla con Buey, quien le dice que debe hacer lo correcto, y aunque muera, prefiere una muerte digna a ser otro de los experimentos de Liebre. La reacción es bastante fría, pero ¿qué podíamos de esperar de un guerrero que ante todo usa las trampas y el engaño para sobrevivir? Rata hace caso a Buey y hace “lo correcto”. Acciona la carga explosiva y ¡BUM! Ya tenemos ganador de la Juuni Taisen…

Juuni Taisen 11 palabras finales - el palomitron

Personalmente no era el ganador que esperaba, prefería a alguien que hubiese tenido más presencia, más pasado o tan sólo que hubiera sido más carismático. Rata no es un mal guerrero, pero me parece que juega bajo una estrategia sucia y mal intencionada. Una estrategia que, para mí, no se puede comparar con la de ningún otro guerrero. Tal vez esta era la gran sorpresa que nos deparaba Juuni Taisen, una sorpresa, en mi caso, bañada de decepción. Pero el juego no podía acabar aquí.

Tras ser proclamado vencedor se descubre la verdadera estrategia de Rata “los cien caminos”. Y no es para menos, pues le cuenta al presentador cómo puede jugar con el tiempo, volviendo tras sus pasos y consiguiendo lo que el más deseaba: ganar la Juuni Taisen. Todo esto se desvela bajo un juego de vuelcos temporales en los que vemos morir a Rata más de 20 veces, un juego en el que la propia Juuni Taisen había creado para él y con su estrategia consigue salir. Una vez sale el sol consigue vencer por completo y tan sólo le queda una cosa más: ¿qué deseo pedirá? Porque recordemos, ganar la Juuni Taisen suponía dos cosas: no perder la vida y la concesión de un deseo. ¿Cuál será? ¿Revivirá a alguien? ¿Será un deseo de lo más mundano?

No lo se la verdad, ahora mismo su deseo creo que es lo que menos puede interesar tras este episodio. Hay muchos sentimientos encontrados y otros perdidos, pero ante todo no podemos juzgar a la serie por sus acciones ya que siempre se ha centrado en una cosa: SORPRENDER. Y ya sea para bien o para mal tras 11 capítulos siempre lo ha conseguido y eso es algo que a día de hoy es prácticamente imposible. Nos queda un capítulo, 24 minutos de Juuni Taisen ¿Qué nos deparará el gran juego de la muerte?

Marisol Navarro

Compartir
Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.