Compartir

Milla 22 El Palomitron

LOS ANTECEDENTES

Después de la oficiosamente denominada Trilogía del heroísmo del hombre corriente (véanse El único superviviente, Día de patriotas y Marea negra), llega la cuarta colaboración del director Peter Berg y su actor fetiche Mark Wahlberg. Por primera vez en cinco años de desarrollos conjuntos, Milla 22 se aleja de la dramatización de hechos reales y presenta una historia original, aunque mantiene el tono de acción-thriller que tan buenos resultados dio a la pareja en obras anteriores.

A pesar de que la camaradería es importante en Hollywood, y que esta fórmula de colaboración puede funcionar muy bien (que se lo digan al aún más célebre dúo Scorsese-DiCaprio), resulta paradójico que los mejores trabajos de ambas estrellas se hayan dado cuando han tomado caminos divergentes. En el caso de Wahlberg, podríamos escoger entre Infiltrados o El luchador, mientras que Berg sorprendió recientemente con su trabajo como productor en la poco conocida Comanchería, o, ya en sus inicios, con la serie Friday Night Lights, una verdadera joya de la televisión.

LA PELÍCULA

James Silva es un experimentado agente de la CIA enviado a un país sospechoso de realizar actividades nucleares ilegales. Cuando el policía local Li llega a la embajada norteamericana buscando intercambiar información sobre material radioactivo robado a cambio de su traslado a EE. UU., Silva deberá transportarle en una peligrosa misión desde el centro de la ciudad hasta una pista de aterrizaje a 22 millas de distancia.

El ritmo de la película es absolutamente frenético. Desde el excelente prólogo, y más pendiente del estilo de realización que de la confusa trama, el director nos muestra con claridad que los 94 minutos restantes van a ser un festín de persecuciones, tiros y explosiones. Dado el continuo bombardeo de estímulos, este formato resulta eficaz para captar la atención, pero algo repetitivo y casi agotador a medida que pasan los minutos.

Solo cuando se bucea un poco en el génesis de la producción se puede entender el disfuncional mix entre acción pura y thriller que estropea lo que podría haber sido un buen divertimento. Efectivamente, la idea inicial de Berg era la de desarrollar un producto enmarcado en el cine de artes marciales (de ahí la selección del especialista indonesio Iko Uwais y la luchadora Ronda Rousey), pero cuando su colega Wahlberg mostró interés en la historia, el productor asumió también el papel de director y ordenó reescribir el guion para dotarlo de mayor complejidad, y poder ofrecer así un papel más atractivo al actor. Visto el resultado, no fue esta la mejor de las ideas.

En resumidas cuentas, estamos ante un filme violento que podría haber funcionado en el género de acción sin pretensiones gracias a la maestría visual de Berg y al impresionante talento de Uwais, pero que fracasa al intentar colarnos una enrevesada historia de terrorismo internacional liderada por un grupo de caricaturescos espías.

Critica de Milla 22

ELLOS Y ELLAS

Tal y como estaba previsto en la idea inicial, el misterioso personaje de Iko Uwais (muy famoso en Indonesia por la saga Redada asesina) atrae todas las miradas. Ya sea por su carisma, su exotismo o por sus portentosas coreografías, este especialista está llamado a ser el nuevo Jet Li del cine occidental. Seguro que lo volveremos a ver en algún blockbuster muy pronto.

Es difícil determinar si es un problema de guion o de interpretación por parte del actor, pero lo cierto es que Mark Wahlberg no está nada acertado en el rol de espía superdotado. Su desmedido entusiasmo al intentar construir la supuestamente compleja personalidad del protagonista lo hace caer en un histrionismo casi insoportable, algo insólito en su larga carrera profesional.

Poco se puede decir del resto del elenco. John Malkovich salva su papel de supervisor operativo sin mayor esfuerzo y Lauren Cohan (la televisiva Maggie de The Walking Dead) culmina su primera incursión en el cine comercial con un aprobado alto, pero aún con demasiadas similitudes con el papel que le dio la fama.

LA SORPRESA

Que el dúo Berg-Wahlberg haya perdido la varita mágica que ha venido acompañándolos durante los últimos 5 años. Deseamos que la recuperen en la que será su quinta colaboración, una adaptación de las aventuras del detective Spenser inicialmente denominada Wonderland y que llegará en 2019 de la mano de Netflix.

Crítica de Milla 22 El Palomitron

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Podrían ser todas y cada una de las secuencias donde Iko Uwais da rienda suelta a sus habilidades con las artes marciales, pero por duración e intensidad, nos quedamos con la escena de la enfermería… una barbaridad.

TE GUSTARÁ SI…

Te atraen las películas de acción con un ritmo frenético o si, simplemente, quieres desconectar el cerebro durante poco más de hora y media.

LO MEJOR

  • Iko Uwais y sus apabullantes coreografías.
  • El estilo de realización de Peter Berg.
  • Su capacidad de captar nuestra atención durante 94 minutos.

LO PEOR

  • Desafortunadamente, Mark Wahlberg.
  • La trama: innecesariamente confusa y enrevesada.
  • Terminar agotado ante semejante bombardeo de estímulos.

 

Pedro Figueiras

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.