Compartir

Crítica de Golden Kamuy 01 Asirpa - el palomitron

Las heladas brisas invernales poco a poco han ido reduciéndose para anunciar el fin de un ciclo y el comienzo de otro, uno que comienza con el florecimiento de las flores de cerezo. Al igual que ocurre con las estaciones, las muy diversas series de animación niponas van sucediéndose en el tiempo. Cuando unas expiran, otras florecen. Devilman CrybabyViolet Evergarden o Koi wa Ameagari no You ni han dejado su particular poso durante estos meses, pero ahora es el turno de otras como Golden KamuyMy Hero Academia o Tokyo Ghoul:re.

No te pierdas nuestra reseña del primer tomo de Golden Kamuy

No me tiembla el pulso al afirmar rotundamente que la obra escrita e ilustrada por Satoru Noda es uno de los títulos más dinámicos y recomendables que pueden encontrarse en el mercado a día de hoy. Su premisa argumental y desarrollo, sus personajes y la inestimable tarea de investigación cultural realizada por su autor son los fortísimos pilares que sustentan Golden Kamuy, un manga nominado en diversas ocasiones al ilustre Premio Cultural Osamu Tezuka y ganador de los Manga Taishō en 2016.

Cuando se anuncia la adaptación animada de una obra de semejantes características, el lector medio suele encontrarse ante una difícil tesitura. ¿La dirección del proyecto honrará el trabajo original del mangaka? ¿Se mantendrá un elevado grado de fidelidad? ¿La animación acompasará en términos de calidad o, por el contrario, será un lastre? Estas y muchas otras preguntas surgen por la incertidumbre, y más si tenemos en cuenta que los encargados del anime de Golden Kamuy —Geno Studioson un estudio novel cuyos únicos trabajos pueden resumirse en la reciente Kokkoku y la película Genocidal Organ. Así pues, la pregunta es clara, ¿cumple Geno Studio en el estreno de uno de los animes más prometedores de la temporada?

Crítica de Golden Kamuy 01 Sugimoto Inmortal - el palomitron

El inmortal Sugimoto

1904. Año 37 de la era Meiji. El feroz superviviente de la guerra Ruso-Japonesa Sugimoto, apodado como “el Inmortal”, se une a la fiebre del oro para ayudar económicamente a la familia de uno de sus mejores amigos caído en batalla. En su búsqueda alguien le revela la existencia de una fortuna desmesurada de oro reunida tiempo atrás por un grupo de Aynu que buscaba sublevarse debido al yugo del pueblo japonés. El tesoro fue arrebatado de sus propias manos por un solo hombre, un cruel asesino que se hizo con dicha fortuna y la ocultó poco antes de ser capturado y enviado a una prisión de máxima seguridad. La clave para encontrar la ubicación del oro se encuentra en la piel de un selecto grupo de prisioneros; sus tatuajes en armonía trazan la localización exacta del tesoro, un mensaje destinado a alguien del exterior.

La premisa principal de Golden Kamuy resulta sumamente buena e interesante a partes iguales, una proposición que rezuma auténtica aventura. Sugimoto se ve arrastrado por un noble fin en un vertiginoso viaje por las gélidas tierras de Hokkaidō. Hogar de numerosos peligros y de muy diversa tipología. Porque en Golden Kamuy el peligro no siempre viene precedido por el ser humano, la salvaje naturaleza y sus riesgos son un protagonista más de la obra.

Crítica de Golden Kamuy 01 Retar - el palomitron

Wen Kamuy 

Esto es algo que el espectador puede observar desde el primer capítulo. Cómo Sugimoto —un hombre que ha experimentado los horrores de la guerra humana y ha bailado con la Muerte en múltiples ocasiones— está a completa merced de la tan caprichosa naturaleza. Aquí no hay trincheras ni prisioneros de guerra; hay madrigueras y territorios de caza. No hay lugar para el intenso estruendo del detonar de una granada de mano, ni los característicos sonidos de las armas de cerrojo; aquí es el aullido, el berrido, el seseo o el graznar del animal quien tiene la batuta de la dulce sinfonía del ciclo de la vida.

Fruto del también caprichoso destino, el Inmortal Sugimoto se topa en su camino con Asirpa, una joven Aynu que le salva la vida. Este es el punto de partida de una relación que llevará a los dos protagonistas a cooperar mutuamente para alcanzar la meta, el tan codiciado oro. La joven tiene sus propios motivos para acompañar al ex soldado, unos que nada tienen que ver con la avaricia, pero sí con la venganza personal. La dupla Sugimoto-Asirpa se postula como uno de los puntos fuertes de la serie. Un dúo de personajes cuya diferencia de edad, personalidad y creencias es tan dispar como exótica.

El intento de ilustrar la salvaje Hokkaidō

Golden Kamuy 01 se encarga de adaptar los primeros dos capítulos del manga homónimo. Se puede notar cierta calma en el guion para asentar la premisa y los primeros compases, cumpliendo a la perfección la función y logrando un producto muy sólido a nivel de adaptación. Sin embargo, este anime adolece de ciertos problemas en el aspecto técnico. El nivel de animación general es discutible, siendo capaz de ofrecer algunos planos cortos y generales mostrando los fondos muy bien logrados, pero cuando la cámara se aleja de los personajes la animación pierde fuelle. Aun así, como digo, es un aspecto que algunos priorizarán por encima de la narrativa mientras que para otros puede suponer un detalle nimio.

Crítica de Golden Kamuy 01 CGI - el palomitron

Es en el uso del CGI donde no hay discusión. Geno Studio, ya sea por motivos de tiempo o presupuesto —o ambos— se ha cargado con relativa facilidad un recurso vital dentro de la ficción de Noda, los animales. El lobo y los osos que hacen acto de presencia en este primer episodio están implementados en completo CGI, pero su cohesión respecto al conjunto general no podría estar peor realizada. Su resultado recuerda a casos como las recientes temporadas del anime de Berserk, un despropósito que desentona con el marco general e impide una inmersión total. Los movimientos corporales de las bestias son demasiado artificiales, su aspecto imponente se ve menguado y detalles como el pelaje no se perciben como es debido. Toda la fuerza de la obra original en este ámbito se evapora, ofreciendo un resultado demasiado estático.

Golden Kamuy 01 respeta al máximo la obra de Satoru Noda en términos narrativos, presenta una historia muy interesante y a sus dos primeros actores principales. Un dúo protagonista tan dispar como el día y la noche, pero cuyo carisma se comerá la pantalla en poco y menos. Como fiel seguidor del manga, mis dudas respecto a la adaptación de Geno Studio no se han solventado, sino confirmado. A pesar de los errores a nivel de animación y la presencia de cierta censura en el proyecto, creo que solo por su narrativa Golden Kamuy es un obligado de la temporada.

Crítica de Golden Kamuy banner - el palomitron

Edu Allepuz

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.