Compartir

Darling in the FRANXX fue una sorpresa inesperada. Si bien todos conocemos que Trigger es casi un equivalente a sello de calidad, no eramos pocos los que esperábamos una “obra de mechas más”. Pero no, Darling demostró ser más que eso. El juego de metáforas, el trato existencialista, las referencias al trabajo de Hideaki Anno…

¡Sigue con nosotros Darling in the FRANXX a través de este enlace!

Aunque su dirección siempre ha tenido un pie dentro y otro fuera la evolución de sus personajes, los giros argumentales y, especialmente, el juego silencioso del que hacía uso su mundo resultaban alicientes suficientes para mantener un estándar. Uno que, desgraciadamente, se ha ido diluyendo con los últimos capítulos y parecía tocar fondo con su último capítulo.

Salvación [Sentencia]

Nuevo mundo” terminaba con un giro que hacía un pésimo trabajo por su mundo. Si bien “Inhumanoya rompía esa magia silenciosa que envolvía a su universo en el misterio —ese gran uso del worldbuilding—, la llegada de VIRM se convertía en sentencia para la obra. Un giro inesperado pero también forzado, como sacado de ninguna parte y tan fútil que casi no ha afectado a su argumento.

Al hablar de ello dije que la serie se cerraba oportunidades. Pese a terminar con una escena poderosa, su desarrollo cerraba puertas a lo que realmente formaba el núcleo de la misma: el desarrollo de personajes. En este nuevo episodio el estudio parece querer recuperarse, como si se diese cuenta de que ha trastabillado, para solucionar los problemas que ha creado en su propio argumento. Pero es tarde, y las justificaciones son nimias. Las sorpresas hace tiempo que dejaron de serlo.

Tanto es así que el episodio se atreve a abrir con dos frentes importantes. Primero el de “Papa” revelando su plan principal, hacerse con las mentes de toda la humanidad y unificarlas en una suerte de masa pensante uniforme que resulta demasiado similar al plan de Instrumentalización Humana. Y luego el de Hiro, encerrado con la Princesa Klaxosaurio y conectándose a ella en alusión a su homónimo sexto episodio, “Darling in the FRANXX“, cuando hacia lo propio con Zero Two.

Star Entity [Legado]

Pero eso es reciclar recursos. ¿Coherente? Quizás. Al ser la chica un clon de la Princesa resulta lógico que Hiro pueda enlazarse con ella. Pero el problema es que el resultado tiene una fuerza escasa. Han jugado demasiado con la existencia de los klaxosaurios, dejando miga tras miga, pero ya han repartido todo el pan. Resulta interesante que hagan uso de la hipótesis siluriana de Adam Frank pero el problema es que la sorpresa en este punto ya no existe.

Entendemos que la humanidad ha seguido los pasos de los Klaxo Sapiens. Entendemos que si utilizaban la “energía del magma” era precisamente porque contenía a los Klaxosaurios extintos y que al final los humanos alcanzaron el mismo estatus que sus vecinos primigenios gracias a las acciones orquestadas por los invasores alienigenas. Pero los primeros indicios de ello se daban en “Moratoria de estrellas fugaces” y desde entonces hemos pasado por la visita a la ciudad, la aparición de cuerpos en los núcleos de los klaxosaurios o las revelaciones del Dr. FRANXX. Es fútil.

E incluso así la aparición de la Princesa Klaxosaurio es poco menos que relevante. Llevamos varios capítulos recibiendo pistas de que ella no era el verdadero enemigo pero cuando llega la hora de la verdad su protagonismo es tan vacuo que resulta doloroso. Lleva millones de años luchando por proteger el planeta pero a la hora de la verdad solo se deja morir —sin quedar demasiado claro el como lo hace siquiera— y pasa el testigo a la humanidad. Queda claro que los sentimientos de los protagonistas (el verdadero núcleo de la obra) son el detonante de sus acciones pero incluso así es imposible no pensar que su guión se han perdido en si mismo.

Pensamiento propio [Lucha por lo que amas]

Si bien, la actuación del Escuadrón 13 me parece un punto importante en el desarrollo del episodio. Porque por primera vez desde su obertura consiguen pensar por si mismos. El propio Hiro dice que no vive por luchar, sino que lucha por vivir. Y es precisamente lo que hacen sus compañeros. Porque, con sus más o menos, protagonizan un momento realmente tierno.

La escena en la que llegan hasta Zero Two y el doctor tiene una carga emocional, un punto emotivo. No solo el hecho de que hayan aceptado a la chica, sino que luchan también por ella. Algo que también se denota en como se enfrentan a los Nines. Como combaten el pensamiento individual contra el tóxico colectivo. La forma en que acaban con uno de ellos es casi una metáfora, en la brutalidad de su muerte, en la caída del enfermizo sistema al que representaban.

Pero incluso sin protagonizarlo, Nana y Hachi también viven de esa revolución moral. Él —y por extensión, aunque no aparezca, ella— sobrevive a la migración de la mente humana. Se entiende que no se sometió a la terapia, que sigue siendo humano, como los chicos o el Dr. FRANXX. Uno que también cuenta con su propio momento. El hecho de que acompañe a Zero Two hasta el final, que entregue su brazo (todo lo que tiene de ese amor obsesivo que lo trastornó) o que acabe sacrificándose, como si fuese su propia redención. Es una escena débil, en realidad, con una respuesta poco funcional. Como si fuese la conclusión a un capítulo extra, pero tiene esa connotación. El que el hombre de su vida por recuperar lo que le ha robado a la humanidad durante tanto tiempo. A la vez que abre las puertas para que Zero Two se reúna con su amor. Uno del que él mismo ha sido privado.

Sacrificio [El paso final]

El desarrollo de Darling in the FRANXX llevaba de forma inequívoca a este punto. Al sacrificio. De hecho lo hemos estado viendo a lo largo de toda la obra. Es el culmen del amor, el ser capaz de dar tu vida por aquello a lo que amas. Lo vimos en Goro durante “Bomba triangular“, lo vimos en el escuadrón 23 al detonarse durante la gran batalla. Y ahora les toca a los propios protagonistas.

La primera es Ikuno, junto a Futoshi. Algo necesario para que el Escuadrón avance, el resultado lógico de su evolución. Pero con las vueltas que ha dado su guión ese poder se pierde, se disipa entre todos los frentes abiertos. El momento en que Goro e Ichigo se arrojan al vacío debería ser épico, una despedida digna de los personajes a los que hemos visto crecer hasta ahora, pero no puedo evitar pensar que es casi pasajera. Y ocurre igual con la muerte de FRANXX. ¿Y la del Klaxosaurio que ayuda a Zero Two? Es un punto tan innecesario y forzado que carece de ningún sentido.

Y es doloroso. Porque la obra había creado un trasfondo idóneo. Se acercaba tanto a Evangelion que podías sentir el poder de las relaciones. Pero al superar el arco de todos sus personajes ha ido rebajando la dosis hasta hacerla poco trivial. Zero Two carece de su poder original, Ichigo y Goro han perdido fuelle al quedarse fuera de cámara, la revelación de Ikuno no nos ha llevado a ninguna parte y tampoco la tragedia de Kokoro y Mitsuru.

Promesa [Hasta el fin]

Las últimas escenas se encuentran cargadas de fuerza. Son injustas, porque utilizan todo el peso emocional que ha ido acumulando la obra para pegar con toda su fuerza. Pero es innegable que algo hace bien. Recupera la última metáfora, las últimas dos páginas del libro.

La bestia, más humana que nunca, vuelve a su origen para rescatar a su amado. Se acepta a si misma. Y la Princesa Klaxosaurio la acepta también. Es un punto poderoso. Es la escena del final del primer capítulo, y del sexto, y del décimo quinto. Pero en ese momento no importa, porque el reencuentro tiene tintes de despedida y la carga emocional prepara el levantamiento de Strilizia Apath y cuando se levanta y elimina al invasor —recalcando lo innecesario que resulta su aparición de nuevo— se siente como que lleva cargado todo el poder que ha reunido Darling in the FRANXX hasta ahora.

«Quizás algunas vidas solo brillan al unísono con otras»

Es una despedida triste. Pero que sifnigica también la representación total de lo que la obra nos ha enseñado hasta ahora. La conexión final, el punto más álgido de la misma. El último vuelo del pájaro de Jian. Para un servidor resulta angustioso cerrar con un tono tan pesimista, pero aún quedan tres episodios. La pequeña esperanza de que tanto el Jian como Darling in the FRANXX puedan brillar de nuevo.

Darlinginthefranxx-crítica

Óscar Martínez

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

Compartir
Escribo más que duermo. Ávido lector de manga y entusiasta de la animación japonesa. Hablo sobre ello en mi tiempo libre.

9 Comentarios

  1. Como ya es costumbre, una crítica muy acertada. Ahora, si bien el anime continúa con su historia, a pesar de que salten a la vista algunas —por no decir que muchas— bajas en lo que respecta a este último arco, es de resaltar el afán del estudio por querer evacuar mucho de lo que se pudo haberse planteado en más episodios e incluso, en una temporada más (o película), sin embargo, ya en este punto es muy romántico e inocente anhelar esa escala de cosas. Hay algo, quizá no lo notes —y no espero ser impertinente con el comentario—, pero se nota el conflicto interno en el que estás sometido con la serie, tal vez, por el afán de querer entablar una especie de reconciliación total con DARLING In The FRANXX, hablando especialmente de este último arco y su ejecución, al final —y como rara vez lo hago—, solo puedo darte una voz de aliento. Si bien ya solo quedan tres episodios, cuando conocí este anime lo hice en una etapa muy complicada de mi vida, quizá por esto y solo por esto, me atrevería a decir que me encuentro igual de preocupado, pero quizá con la variante de que todavía hay tiempo como para que la historia supere su propio… cómo decirlo, ¿”método”? en fin, hay que reconocer que desde sus primeros episodios la historia sería más grande y ambiciosa de lo que se esperaba, sobre todo en su materialización.

    Ahora, en lo que respecta al episodio, hay algo que —a pesar de su ejecución—, entabla muy bien con el espectador, me refiero al hecho de que Zero Two consiga olvidarse de —como diríamos en mi país—, tanto merequetengue y decida aceptar su propia humanidad, esa que persiguió secretamente desde que conoció a Hiro y que sin darse cuenta ha estado construyendo, incluso si ello la expone a una pérdida irremediable y no, no hablo de su bienestar, hablo de lo que ahora ella vería como esperanza, esperanza de encontrar algo bueno para ella y Hiro y que en dado caso de no encontrarlo, haría hasta lo imposible con tal de crear un camino hacia esa esperanza (algo que podría entenderse como un final alterno al cuento de La Bestia y el Príncipe), de allí que el anime desarrolle —muy a su forma claro está—, el concepto de vínculo y de como muchas veces, la pérdida no es solo algo material, también emocional, espiritual, pero sobre todo, deja ver ese afán por proteger eso bonito que la vida nos quitó o que al menos, siempre intenta arrebatarnos.

    Finalmente, y luego de haber echado toda esta carreta, han sido 21 episodios con más cosas dulces que amargas, mi invitación es a que no seamos tan rudos con la serie, si bien ha fallado en unos aspectos —sí, quizá en los más cruciales de su último arco—, la historia no baja su calidad, al menos no tanto como otras del mismo estudio. Entre tanto… discúlpenme que sea tan cansón con esto pero, solo quedan tres episodios y al paso que vamos, lo más seguro es que dolerá, muy a su forma, pero dolerá.

    Saludos.

    • No te voy a negar que tengo un conflicto interno enorme. Tuve que verme el capítulo casi tres veces y tomé más de dos páginas de apuntes con miles de detalles que (por extensión) no pude meter en la crítica. Adoro Darling in the FRANXX, con sus más y sus menos y sus menos y tengo un artículo en mente sobre sus grandes virtudes para Patreon, pero incluso así hay que ser objetivos y parece que el alumno aventajado se ha tomado un descanso.

      En resumen a tu respuesta, yo pienso que tendremos un final feliz. Viendo que aún quedan tres capítulos por delante, estoy seguro de que el estudio ha optado por lo que no esperábamos. Tan solo puedo decir que espero que esa decisión no sea ni A ni B, y que tiren por C, incluso D.

      Muchas gracias por tu apoyo incondicional y por seguir aquí semana a semana, no somos nadie sin vuestra ayuda!

      • Al contrario, gracias por tomarte el tiempo para escribir acerca de todo lo relacionado a este anime y a otros y sobre todo, gracias por sacar un poco de tu tiempo para leer sus reacciones. Ahora solo resta hacer fuerza y preparar el corazón para lo que depare el anime. Un abrazo y un saludo desde Colombia. Y como siempre, muchos éxitos.

  2. Pues a mi me encantaría que hubiese una película donde las almas gemelas o sea zero two y Hiro comenzaron a volar de nuevo juntos esa es mi opinión para mí sería genial si hubiese una película con un final feliz porque el final del capítulo 21 como que a mi no me gustó y creo que muchos opinan lo mismo. Espero que sigan subiendo esta clase de contenido porque es genial.xd

    • Espero que te refieras a las críticas con tu última frase y si es eso, por supuesto! Seguiremos subiendo y tendremos aún más en Patreon para todos los que nos queráis apoyar.

      Aún quedan tres capítulos por lo que es de esperar que el final sea de tintes felices, algo bonito quizás pero Darling in the FRANXX tenía marcado “sacrificio” en la frente, por lo que van a desperdiciar un buen final, pero bueno. Película o segunda temporada cada vez es algo más posible, visto lo visto.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.