El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Color Out of Space El Palomitrón
CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES SITGES 2019

SITGES 2019: COLOR OUT OF SPACE

LOS ANTECEDENTES

Eran muchas las expectativas puestas en Color Out of Space. No solo por el regreso de su director, Richard Stanley, después de décadas sin filmar un largometraje, sino también por lo que suponía la obra en sí: la adaptación de un relato de H. P. Lovecraft que pone en duda la realidad de un universo conscientemente humanizado. Poco (o más bien nada) se sabía del filme antes del Festival de Sitges 2019, lugar en el que tuvimos la oportunidad de ver la película por primera vez a nivel nacional. Se rumoreaba que la cinta iba a estar polarizada por la crítica, pues su trama aparentaba ser compleja a nivel narrativo y confusa en cuanto a su temática. Lo que no esperábamos encontranos, sin embargo, era una película completamente antitética a lo que nos han vendido hasta el momento. Aquí os dejamos nuestra crítica sobre la decepcionante Color Out of Space.

LA PELÍCULA

Imaginar relatos de H. P. Lovecraft sin realidades metaexistenciales que vayan más allá de la estructura básica de nuestra mentalidad humana parece un ejercicio de pensamiento casi imposible de realizar. Los universos que el escritor creó se caracterizan, precisamente, por su complejidad narrativa y temática, además del gran esfuerzo que requieren a la hora de ser adaptados cinematográficamente. Y es que convertir este tipo de historias en un producto audiovisual y plasmar en imágenes el peculiar imaginario de Lovecraft conlleva un gran riesgo que pocos cineastas están dispuestos a asumir, pues parece ser que llevar los relatos literarios a la gran pantalla trae consigo una maldición infranqueable. Una maldición infranqueable que, sin duda alguna, le ha jugado una mala pasada tanto a Richard Stanley como a su misteriosa Color Out of Space.

Son muchos los errores cometidos a la hora de adaptar este relato de Lovecraft al ámbito cinematográfico. Pese a una premisa que parecía interesante en un primer instante (cosmic horror, algo de gore y alpacas mutantes: ¿cómo no íbamos a estar ilusionados con esta película?), el gran fallo de lo nuevo de Stanley recae en querer dotar al film de una dimensión narrativa que, a pesar de ello, no tiene. Franqueando el secretismo que ha habido hasta el momento alrededor del producto audiovisual, se nos ha vendido Color Out of Space como algo extensamente metafísico fuera de los límites de la conciencia humana. Una especie de “hey, no vais a entender absolutamente nada de lo que veréis a continuación, pero la diversión está del todo asegurada” que nunca llega y que revela, ya desde el inicio de la cinta, un mal aprovechamiento de su trama original. Porque, al fin y al cabo, Color Out of Space tiene poco o incluso nada de H. P. Lovecraft.

Color Out of Space acaba siendo, tristemente, una película más de entes alienígenas gamberros que llegan a la Tierra en busca de problemas. Y no es que tengamos nada en contra de este tipo de tramas, pero relacionar algo tan sumamente sencillo con el universo de Lovecraft puede parecer ofensivo e incluso una burla hacia el rebuscamiento que tanto caracteriza a su microcosmos personal. Poco ha faltado para que el escritor se levantara de la tumba con el objetivo de exigirle explicaciones a Richard Stanley, pues vender el filme como una reminiscencia de Lovecraft podría ser incluso considerado sinónimo de blasfemia. No, Color Out of Space no tiene nada que ver con Lovecraft. Y no, no esperéis encontrar una compleja trama metaexistencial porque no la tiene. 

Color Out of Space El PalomitrónELLOS Y ELLAS

Las actuaciones podrían haber sido lo único capaz de salvar este disparate de película. No obstante, parece que el director haya querido hacer la peor versión posible de Color Out of Space y llegar de esta forma a una especie de Olimpo del horror. Nicolas Cage, quien claramente carga sobre su espalda todo el peso del filme, es víctima de un desarrollo de personaje tan lamentable y poco orgánico que poco le falta para asemejarse a una parodia de lo que es el protagonista de Mandy. No es exagerado decir que nos encontramos ante una de las peores interpretaciones de Cage, sepultada bajo los intereses de una productora que intenta repetir el éxito de la cinta de Panos Cosmatos pero que, con todo, fracasa estrepitosamente.

LA SORPRESA

La poca gracia con la que se ha adaptado este relato de H. P. Lovecraft. La cinta, por lo poco que se sabía de ella, prometía una trama mucho más compleja que la que de verdad nos ha ofrecido. Una sorpresa que, más bien, se ha convertido en una decepción.

Color Out of Space El PalomitrónLA SECUENCIA / EL MOMENTO

La aparición de las alpacas mutantes. Porque, dentro del despropósito que es Color Out of Space, al menos este momento nos brinda unos minutos de diversión. 

TE GUSTARÁ SI…

No eres exigente con lo que vas a ver o si, simplemente, te apetece algo para pasar el rato. Si buscas una trama con pura esencia Lovecraft, en Color Out of Space no la vas a encontrar.

LO MEJOR

  • El marketing del film, que ha conseguido vendernos la obra como algo que no es.

LO PEOR

  • Un guion básico y sin alma que no mira más allá de lo mainstream.
  • Unas actuaciones que no están a la altura.
  • Unos efectos que rondan la cutrez de aquellos propios de inicio de siglo.
  • El hecho de relacionar la película con Lovecraft.

Martí Farrés


#ContenidoRelacionado

Crítica de Mandy

Mandy El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Tengo una ligera obsesión con los musicales y a veces fantaseo con vivir en algunos de mis favoritos. De pequeño me daba pánico Chucky y, sorpresas de la vida, ahora es uno de mis mayores referentes cinematográficos.