El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Ad Astra El palomitrón 0
CINE CRÍTICAS REDACTORES

AD ASTRA

LOS ANTECEDENTES

Ad Astra es la nueva película de James Gray, uno de los más reputados directores estadounidenses de la última década. Desde su certero debut en 1994 con Una cuestión de sangre (merecedor del León de plata de Venecia), la mayor parte de su obra ha estado enmarcada en el género del cine negro con la ciudad de Nueva York como inamovible telón de fondo. Éxitos de crítica como Two lovers en 2008 o El sueño de Ellis en 2013 (ambas protagonizadas por Joaquin Phoenix) encumbraron al realizador, al que algunos incluso nominaron como posible sucesor de Martin Scorsese Sidney Lumet.
 
En el 2016, Gray sorprendió con su nuevo proyecto Z. La ciudad perdida, una excelente cinta de aventuras alejada de su entorno habitual. Con un tono clásico y pausado, el protagonista de la cinta emprendía la búsqueda de una legendaria civilización dejando todo atrás. Las bases emocionales y motivaciones del protagonista entonces (Charlie Hunnam), no están muy alejadas de las del personaje de Brad Pitt en Ad Astra. Continúa así la segunda fase del cine de Gray, esta vez mirando a los confines del universo en vez de a la Amazonia.
 

LA PELÍCULA

Después de unos misterosos sucesos atmosféricos en la Tierra, el astronauta Roy McBride (Brad Pitt) se embarca en una misión secreta relacionada con su padre desaparecido (Tommy Lee Jones) 20 años atrás. Su viaje a lo largo del Sistema solar desvelará secretos que desafían la naturaleza de la existencia humana, nuestro lugar en el cosmos y la ambición de llegar más allá de lo conocido.

Antes de nada, es importante aclarar que Ad Astra no es una película de acción espacial al estilo de Gravity o Marte. De hecho, si tuviéramos que buscar referencias cinematográficas, creemos que Solaris o incluso 2001: Una odisea del espacio le harían más justicia. El tono reflexivo, los extensos silencios y la voz en off del protagonista desgranando sus pensamientos, no son elementos comunes de las grandes (y costosas) producciones siderales. Ahora que ya estáis avisados, seguimos con la crítica.

Ad Astra es tal vez la obra más madura de su director (aquí también guionista) James Gray. Con un escenario de lujo, una interesante historia y los mejores medios artísticos disponibles, la producción solo toma cierto riesgo al ralentizar la narrativa (ver párrafo anterior) y al colocar todo el peso dramático sobre los hombros de Brad Pitt. El análisis del trabajo del actor llegará más adelante, pero por ahora queremos alabar la minuciosa planificación de guion, ambientación y fotografía que ha coordinado Gray. Los impresionantes despliegues en la Luna y Marte nada tienen que envidiar a las imaginativas descripciones de maestros de la ciencia ficción como Asimov o Clarke. En la parte negativa, debemos mencionar que algunas escenas de acción parecen estar un poco forzadas en el metraje (suponemos que por presión comercial) y que se esperaba mucho más de la banda sonora del gran Max Richter.

En definitiva, creemos que Ad Astra es una evolución lógica del cine de James Gray que gustará a los entusiastas de la ciencia ficción más sesudos. Si buscáis dinamismo y diversión, os recomendamos que optéis por alguna otra película de la cartelera.

ELLOS Y ELLAS

Aunque se ha anunciado a bombo y platillo el regreso de Liv Tyler a la gran pantalla y las apariciones de los veteranos Tommy Lee Jones o Donald Sutherland, lo cierto es que Ad Astra es un one-man show en toda regla protagonizado por Brad Pitt. Los citados secundarios solo cumplen la papeleta en los pocos minutos que aparecen en pantalla, con una aportación prácticamente irrelevante.
 
Debemos reconocer que Pitt hace un esfuerzo por salirse de su rol de tío guay habitual y que nos entrega su mejor actuación en años. Con esto no queremos decir que su trabajo sea brillante o que esperamos su presencia en la inminente temporada de premios, solo que su caracterización es destacable y que deseamos que siga por esta senda.
 

LA SORPRESA

Que Brad Pitt abandone su rol habitual, véase por ejemplo Érase una vez en Hollywood, y se vuelque en un personaje tan diferente. La carga dramática y reflexiva de su papel es tal, que en algunos momentos se ve superado. Aún así, se agradece la intención.

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Todo el metraje de Marte es francamente hipnótico, con un derroche de imaginación por parte de los encargados de fotografía y ambientación.

TE GUSTARÁ SI…

Eres seguidor de los clásicos de ciencia ficción, del pausado cine de James Gray o de las películas con un toque más psicológico.
 

LO MEJOR

  • La ambientación de la Luna y Marte. Un gran homenaje a los clásicos de la ciencia ficción.
  • El característico estilo de James Gray, pausado y reflexivo, pero de incuestionable calidad.
  • Recuperar a Brad Pitt como actor dramático.

LO PEOR

  • Las escenas de acción están encajadas en el metraje de manera poco natural.
  • Los secundarios aportan francamente poco a la historia.
  • Que la campaña de marketing intente disfrazar a Ad Astra de algo que no es.

Pedro Figueiras


#ContenidoRelacionado

El cine y la carrera espacial

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.