Compartir

COPIA DVD COMPRAR THELMA - EL PALOMITRÓN

Nos plantamos en la recta final del año. Aún quedan algunos grandes estrenos por llegar a cartelera, el as guardado en la manga de las grandes distribuidoras que desde principio de año nos han enamorado con sus historias. Thelma, el cuarto largometraje del cineasta Joachim Trier, llegó a los cines el pasado marzo encandilando a los seguidores del cine independiente. Os damos cinco razones por las que la cinta no puede faltar en vuestra videoteca.

EILI HARBOE

PISCINA COMPRAR THELMA - EL PALOMITRÓN

Una de los grandes motivos para adorar la cinta de Trier tiene nombre y apellido. Se trata de la actriz protagonista del largometraje, Eili Harboe. La joven se mete en la piel de Thelma asumiendo el mayor peso narrativo de la película homónima y manejándolo sin problema.

En las casi dos horas de película, Harboe logra que el espectador se adentre en la crisis de identidad de su personaje. Consigue con facilidad que el público, independientemente de su franja de edad y capacidad de empatizar con la protagonista, vuelva a reflexionar sobre la religión, el amor, y el dolor. A estos temas se le suma un leve vistazo a la percepción sobre la salud mental que integrará el elemento sobrenatural.

Fue esta actuación la que consiguió que la actriz de La última ola se llevara el Astor de Plata a la Mejor Actriz en el Festival de Mar del Plata, uno de los mayores eventos cinematográficos de América Latina.

EL MIEDO A LO DESCONOCIDO

NIÑA Y PADRE COMPRAR THELMA - EL PALOMITRÓN

Desde la infancia, Thelma fue criada en un ambiente profundamente religioso en el que la familia siempre era el factor principal que tener en cuenta. A pesar de las nuevas experiencias y su crisis de fe, el padre de la chica siempre se encargó de guiarla por el “buen camino”, aunque eso llevase implícito el secretismo de su propio pasado y el de su abuela.

La predecesora de la joven sirve para mostrar el choque generacional de mediados de la década pasada con la actualidad en la que se encuentra Thelma. Su abuela, que también tenía poderes telekineticos que nunca consiguió controlar, vive internada en una clínica para enfermos mentales. Durante gran parte de su vida vivió con los sedantes prescritos por el padre de la protagonista, similares a los que diera a la joven cuando apenas era una niña.

Las similitudes entre abuela y nieta demuestran el estancamiento del comportamiento de la sociedad ante lo desconocido. En este sentido, la cinta en general se centraría en las minorías con las que convivimos, pero el comportamiento de Thelma conforme busca una explicación a sus ataques y los diálogos entre la misma y la enfermera de la clínica hacen que se centre especialmente en la estigmatización de las enfermedades mentales.

Por otro lado, la cinta muestra un contraste entre las comunidades más conservadoras, como es el caso de la familia de Thelma, y la sociedad global actual que representa Anja. Mientras que la primera se esfuerza en ocultar y reprimir lo diferente, la segunda no solo lo abraza, sino que además lo promueve.

THELMA Y SU CRISIS DE IDENTIDAD

IDENTIDAD HOMOSEXUAL COMPRAR THELMA - EL PALOMITRÓN

Thelma ha vivido toda su vida bajo la ideología católica, acatando las normas religiosas sin rechistar y adoptando actitudes cotidianas como confesarse cada vez que comete algún pecado, ya sea probar el alcohol o enamorarse de una mujer. Cuando la joven se va de su pueblo natal para comenzar estudios universitarios se ve envuelta en un torbellino de nuevas experiencias que desatan la represión que había llevado hasta entonces.

El personaje interpretado por Harboe se sorprende a sí misma pensando en la que se convierte en su mejor amiga, Anja (Kaya Wilkins), como algo más que una amistad. Su relación con la joven evoluciona a la par que descubre la verdad sobre su pasado, el de su familia y busca una explicación para sus ataques.

Mediante el descubrimiento de su sexualidad Thelma reflexiona sobre la doctrina católica. Llega a replantearse su pertenencia a la misma mientras busca el perdón de un poder mayor. Trier hace una crítica al extremismo religioso con la vuelta a casa de la joven, tras la cual su padre la obliga a confesarse y rezar arrodillada para expiar sus pecados.

LOS MISTERIOS DE LA CINTA

COMPRAR THELMA - EL PALOMITRÓN

El largometraje de Joachim Tier se presenta como un drama no solo de temática LGTB con elementos sobrenaturales, también como una cinta repleta de misterios. El primero de ellos y más importante gira en torno a sus poderes telekineticos. El fuego interior de la joven ha dormido desde hace años, pero la apertura de su mundo logrará que todos los secretos en torno a su ser comiencen a desvelarse.

La telekinesis se convierte en algo que Thelma es incapaz de controlar, al igual que sus sentimientos de culpabilidad y su sexualidad. Poco a poco irá tomando conciencia de su situación y, descartada la opción de la enfermedad física y/o mental, comenzará a aceptarse tal y como es, aunque su familia no lo entienda y quiera controlarlo. Dentro del gran misterio que es el mundo interior de Thelma se podrían encontrar la desaparición de Anja, el historial de su abuela e incluso las alucinaciones de la joven.

El arco sobrenatural de la cinta se entrelaza con otro misterio, algo más descafeinado, sobre lo que le ocurrió a su hermano pequeño y, posteriormente, a su madre. Las píldoras de información que el creador aporta a lo largo de la película sobre la subtrama eliminan el factor sorpresa en su resolución, algo que el espectador perdona por la calidad de la ficción y el modo en que se orquesta su desarrollo.

LA TRAYECTORIA DE THELMA

ESCANER COMPRAR THELMA - EL PALOMITRÓN

Hace dos años, el director Joachim Trier estrenó su cinta más internacional, El amor es más fuerte que las bombas, con Jesse Eisenberg e Isabelle Huppert entre los nombres de su reparto. El largometraje se alzó con el premio a Mejor Película en el Festival Internacional de cine de Estocolmo y logró participar en la sección oficial de Cannes. Con Thelma, Trier volvió a los grandes festivales e incluso llegó a formar parte de la carrera a los Oscar.

En la última película de su filmografía (hasta ahora), Trier vuelve a colaborar con el guionista Eskil Vogt. El manuscrito le llevó a conseguir uno de los mayores premios del Festival Internacional de Sitges en 2017, el Premio Especial del Jurado al Mejor Guion. No fue el único galardón que consiguió dentro de nuestras fronteras. La calidad de Thelma le valió también el premio a Mejor Guion en la XV Muestra Syfy.

Aunque no llegó a ser una de las nominadas finales, la cinta consiguió colocarse entre las favoritas a finalistas para el premio a Mejor Película Extranjera de la 90 edición de los Premios Oscar. Una mujer fantástica sería el largometraje que se alzase finalmente con el premio. Sí se llevó a casa el premio en la misma categoría de los Critics Choice Awards.

Si te gusta el cine independiente europeo con grandes dosis de misterio y aún no sabes cuál escoger como siguiente adquisición cinéfila, no te olvides de Thelma.

María Reinoso

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.