El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Cast, Brassic, EL PALOMITRÓN
PRIMERAS IMPRESIONES REDACTORES SERIES

BRASSIC: LA CRUDA REALIDAD

Siempre nos han dicho que la vida está llena de oportunidades, que todo es tan fácil como salir a la calle y comerte el mundo. A priori puedes pensar que es cierto, pero ¿Por qué hay gente que no deja de esforzarse y aun así no ve resultado? ¿Dónde quedan esas maravillosas oportunidades y frases motivacionales? Para responder a estas cuestiones, Filmin vuelve a la carga con Brassic una comedia británica cargada de realidad.

Compuesta por 6 episodios de 45 minutos, la ficción creada por uno de los guionistas de Shameless, apuesta por la dureza y crudeza de una comunidad marginada relegada a los suburbios de Lancashire. De esta manera y con un cariz humorístico, elabora una atmósfera donde las peripecias más locas son las únicas salidas para llegar a fin de mes.

LA VIDA EN LOS SUBURBIOS

Brassic cuenta la historia de Vinnie, un hombre desmotivado cuyo único y principal apoyo es su grupo de amigos. Con ellos no solo se dedica a la venta de droga, sino también a otro tipo de trabajos con los que poder subsistir. Rápidamente todo se tuerce cuando entra en sus vidas Terence Mccann, un mafioso de la zona cuyo único divertimento es la extorsión. A partir de este punto, Vinnie y sus compañeros recorrerán un camino en el que descubrirán quienes son realmente y cuáles son sus verdaderos sueños e inspiraciones.

Aunque de primeras sea una serie gamberra sin pelos en la lengua, Brassic demuestra con cada episodio que es mucho más. No centra como eje principal la amistad, a diferencia de otras como Entourage. Opta por tocar toda una baraja de situaciones que nadie esperaría de un grupo como el de los protagonistas. Temáticas como el embarazo no deseado, la tolerancia, la orientación sexual o la salud mental son algunas de las ramas que ahonda el relato.

Joseph Gilgun, cast, Brassic, EL PALOMITRÓN

LA GENERACIÓN OLVIDADA

Uno de los puntos más interesantes, es el concepto de generación olvidada que plantea Vinnie al inicio del primer capítulo. Todos y cada uno de los miembros de la pandilla se sienten desplazados, culpan a la situación política-económica con la que tuvieron que criarse. El sistema es el causante de sus males, el responsable de que no tengan estudios y sean tachados de paletos. Sorprendentemente es esta marginación la que en el fondo reside como núcleo principal de su amistad. Cómo muestra la trama, este desplazamiento ha pasado a formar parte de su personalidad. Disfrutan viviendo al margen de la sociedad, dando su merecido a los que ellos consideran como privilegiados. Por tanto, el concepto de clase es uno de los puntos más interesantes de la temporada.

Otra clave que ha supuesto el triunfo de Brassic en Reino Unido, ha sido su reparto coral. Con personalidades radicalmente diferentes, explora todo un abanico de sentimientos, acentos y expectativas dignas de conocer. Con Joseph Gilgun (Misfits) a la cabeza, el reparto lo completan otros como Daniel Molony (Crashing), Michelle Keegan o Dominic West (The wire). Probablemente la inclusión de todo tipo de personajes sea la causa por la que es tan sencillo empatizar con alguno de ellos. Desde una madre soltera a un hombre homosexual en una comunidad gitana, la ficción nos ofrece sin tapujo alguno todo tipo de realidades.

Michelle Keegan y Tom Hanson, Brassic, EL PALOMITRÓN

FORMATO ARRIESGADO

Aunque la mayoría sean pros, existen algunos contras en el desarrollo de esta primera temporada. El primero de ellos es la duración de los episodios. Acostumbrados a comedias o “dramedias” de apenas 25 minutos, es difícil enfrentarse a una de 45, teniendo en cuenta que en muchos de los episodios se podría haber reducido el tiempo. A pesar de todo, es cierto que está duración nos ofrece más minutos de disfrute y desarrollo de trama. Cómo última pega es vital hablar de la variedad de acentos. En sí mismo es un pro, porque aporta una mayor realidad y representación al show, pero para espectadores de habla no inglesa, la tarea se complica. Al tener muchos de los personajes un acento muy marcado y rápido, el entendimiento de muchos diálogos se dificulta, sobre todo si no se está acostumbrado a este tipo de ficciones. A pesar de ello, no resta calidad al desarrollo, sino todo lo contrario.

Puede que el argumento de Brassic no brille de primeras por su originalidad (sí por sus diálogos), pero una vez caes dentro de la trama es imposible despegarse de la pantalla. Si disfrutaste de clásicos como Trainspotting o series como Shameless, tienes una cita con Filmin el próximo 24 de septiembre.

¿Dónde y cuándo?

  • Fecha de estreno: 24 de septiembre de 2019
  • Plataforma de emisión: Filmin
  • Número de episodios: 6 capítulos
  • Duración aproximada: 45 minutos
  • Te gustará si te gusta…  La comedia negra gamberra

Alonso Muñoz

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.