Compartir

Ha pasado ya casi un año desde que el motel Bates cerrara sus puertas para siempre tras cinco temporadas en las que hemos podido ser partícipes de cómo Norman Bates (Freddie Highmore) pasaba de ser un joven reservado que amaba incondicionalmente a su madre Norma (Vera Farmiga), a convertirse en el asesino que Alfred Hitchcock y su Psicosis nos enseñaron en los años 60.

Ahora, gracias a Universal Pictures Home Video podemos disfrutar de las cinco temporadas de Bates Motel en casa, todo un gustazo si tenemos en cuenta que la única plataforma que la emite actualmente en nuestro país es Netflix y todavía no ha incluido en el catálogo su quinta temporada.

La edición, que actualmente solo está a la venta en formato DVD, incluye en su cofre un total de 15 discos (tres por temporada) a la que lo único que podemos reprocharle es su packaging: En un mismo agarre se llegan a incluir hasta tres discos, uno encima de otro, creando no solo una sensación de desorden un tanto preocupante, sino también el posible riesgo de que los CD’s se dañen entre sí. No obstante, no deja de ser un artículo digno de colección que nos ofrece contenidos extras que abarcan desde las tradicionales escenas adicionales hasta tomas falsas, extractos de programas estadounidenses donde han intervenido los protagonistas de Bates Motel o reportajes que nos enseñan cuáles fueron las razones que motivaron a los creadores de la serie a llevarla a cabo. Aquí os los detallamos para que veáis que, aun con la pequeña pega de la presentación del pack, llevaros a Norma y Norman a casa vale la pena.

LOS EXTRAS

TEMPORADA 1

Quizá por ser la pionera, algo que podemos comprobar incluso en su interfaz, un poquito menos trabajada que el resto, la primera temporada de Bates Motel no es la que más extras nos trae. En sus dos primeros discos únicamente podemos ver cinco escenas eliminadas (que no dejan de ser un disfrute) y es en el tercero donde, además de otras tres escenas adicionales, también podemos visionar un panel del Paley Fest donde los protagonistas hablan del inicio de Bates Motel.

TEMPORADA 2

Los discos de la segunda temporada de Bates Motel, si bien siguen manteniendo los mismos botones en el menú (que bien podrían haber sido un poquito más trabajados), sí presentan un estilo más cuidado en el interior de sus secciones y los apartados, tanto los de controles como los de contenidos adicionales, ya se parecen más a los del resto de producciones que conocemos. Así, además de mostrarnos las escenas eliminadas bien separadas y con su correspondiente información de título y episodio, el tercer disco nos trae un reportaje de unos diez minutos en el que podemos ver qué fue lo que motivó a los productores y creadores de la serie a empezar con ella. Gracias a ello comprobamos que una de las pocas cosas que se le ha reprochado a la serie, el haber estado situada en la actualidad pero manteniendo cierta estética “retro” es algo totalmente intencionado que no persigue sino precisamente causar ese efecto en el espectador de saber que está asistiendo a la gestación de un psicópata verdaderamente anclado en el pasado. También podemos ver dos extractos del programa After Hours en los que Vera Farmiga y Max Thieriot cuentan sus vivencias durante el inicio y el fin de la segunda temporada de Bates Motel.

TEMPORADA 3

Manteniendo el mismo estilo que en su segunda temporada, en este caso los extras de la tercera temporada de Bates Motel nos llevan a un reportaje de siete minutos llamado Una psique rota: La creación de Norma-n que, aun a pesar de su corta duración, no deja de ser interesante para todo aquel que se haya empapado de la serie de principio a fin. Y es que no hay que olvidar que es esta temporada la que representa un punto de inflexión entre el Norman Bates que habíamos conocido en la serie y el que todos conocíamos de antes. En el reportaje, los productores ejecutivos Carlton Cuse y Kerry Ehrin analizan cómo la relación entre Norma y su hijo derivó en la posterior conversión de este en el psicópata que todos conocemos: Si bien la madre no es la culpable de la situación de su hijo, ni tampoco de que este experimente un trastorno de identidad, Norman está tan ligado a ella (en parte, por cómo ella lo ha educado desde pequeño, tratando de que su infancia no se pareciera a la que ella había vivido) que haría cualquier cosa por que eso siempre fuera así. Y, como bien nos explican, el mínimo atisbo por parte de la mente enferma de Norman de que su madre tiene vida más allá de él, le provoca ese estrés que hace que quiera intentar retenerla consigo a toda costa. Aunque eso incluya sustituirla él mismo o imaginársela cuando no está: “Queríamos subvertir las expectativas de la película original de Psicosis. Al ver la película uno piensa que Norman Bates es el tipo cuya madre era una harpía que le regañaba hasta volverle loco. Pero al ver nuestra serie te das cuenta de que Norma ha amado profundamente a su hijo y espera contra toda esperanza que no sea el tipo que finalmente es. Pero su afecto agobiante quizá es lo que cataliza el cambio de comportamiento“, concluye Cuse.

TEMPORADAS 4 y 5

Juntamos ambas temporadas en un mismo apartado, pues la cuarta no incluye ningún extra entre sus discos más allá de unas diez escenas adicionales. No obstante, la quinta temporada (de la que no queremos desvelar mucho más de lo estrictamente necesario, pues aún no ha llegado a nuestro país y guarda alguna que otra sorpresa que seguro querréis degustar por vosotros mismos) sí incluye en su último disco algunos apartados que resultan atractivos: Escenas cómicas, un compendio de tomas falsas que… bueno, ¿a quién no le gusta ver de cuando en cuando cómo los actores que le han acompañado durante cinco temporadas también meten la pata? y los reportajes Bates motel: Cerrado Bates motel: Salida. En el primero se analiza el quid de la cuestión, el final de la serie, que también nos muestra paralelismos con la propia Psicosis que, por supuesto, no tienen desperdicio. Por su parte, el segundo reportaje es una despedida de la serie en toda regla en la que el equipo habla resumidamente de las cinco temporadas, se intercalan imágenes de la serie con alguna que otra toma falsa y, por supuesto, se agradece a la audiencia el haber estado ahí durante las cinco temporadas de la serie.

Ahora sí, gracias a esta edición doméstica, Norman Bates va a quedarse para siempre con nosotros y vamos a poder revivir, siempre que queramos, cómo se gestó uno de los psicópatas más famosos de la historia del cine. Muchos años después de su creación original, sí, pero no por ello de forma menos acertada.

Silvia Martínez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.