Compartir

El accidente cartel - El Palomitrón

Excepto por un único y accidental (nunca mejor dicho) enfrentamiento con Operación Triunfo provocado por los festivos navideños, El accidente ha conseguido liderar todas las noches de los martes desde su estreno a finales de noviembre en Telecinco. La serie de Globomedia (Vis a vis, Estoy vivo) se ha convertido en uno de los pocos aciertos en prime time de la cadena esta temporada, tras el fracaso de los dos últimos programas de Carlos Sobera, la comedia Ella es tu padre y la importante bajada de audiencia de Gran Hermano y Bertín Osborne.

A tres episodios para el final de su primera y única temporada, la serie de intriga cuenta con una media de más de dos millones y medio de espectadores y un 16.4 % de cuota de pantalla, muy por encima de Traición en La 1 (12.2 %), su principal competidora.

Una audiencia fiel

Quim Gutiérrez - El Palomitrón

Ninguna cadena programa y protege tan bien sus estrenos como Telecinco. Que esperasen hasta el final de MasterChef Celebrity para estrenar El accidente, en una fecha tan atípica como finales de noviembre, ha resultado ser un acierto: cuenta con una audiencia bastante estable que apenas ha variado en sus últimos cuatro episodios.

El estreno coincidió con el de Traición, una serie de corte más clásico y con un argumento muy explotado por la productora Bambú en los últimos años: los desencuentros, secretos y traiciones entre los miembros de un clan que gestiona una empresa familiar (Gran Reserva, Gran Hotel). El accidente, adaptación libre de la ficción turca Son, parte de una premisa más original: una mujer busca a su marido, desaparecido tras estrellarse un avión en el que se supone que estaba volando. Con dos protagonistas atractivos y con varios éxitos recientes a sus espaldas (Inma Cuesta y Quim Gutiérrez), la audiencia se decantó por la serie de Telecinco con una diferencia de un millón de espectadores y seis puntos de share.

Thriller extremeño con sello propio

El accidente - El Palomitrón

Detrás de El accidente se encuentran Daniel Écija e Inés París. Écija, ahora al frente de Globomedia, lleva décadas desarrollando series de televisión para la productora, muchas de ellas para Telecinco. Ha sido productor ejecutivo de innumerables éxitos como Un paso adelante, Médico de familia, Periodistas o Los Serrano. París (La noche que mi madre mató a mi padre) ha trabajado mucho en televisión, pero es la primera vez que encabeza un proyecto de esta envergadura.

Ambos han conseguido imprimirle identidad propia a una idea adaptada. Uno de los grandes aciertos de la serie ha sido trasladar la historia a Zarza, un pueblo ficticio en la frontera extremeña con Portugal. La incorporación de acentos y paisajes poco explorados en nuestras series ha ayudado a crear un tono original y muy naturalista, apoyado por los diálogos y las fantásticas interpretaciones de la mayoría del elenco, principalmente una Inma Cuesta que carga con la serie a sus espaldas.

Los personajes hacen la compra en Mercadona, se traban al discutir con sus familiares y hablan de cosas cotidianas. Esto ayuda a imprimir verdad a la historia y a generar contenido para los eternos 70 minutos por episodio (80 en el caso del piloto), pero no siempre casa muy bien con los elementos de thriller, lo que debería ser el principal atractivo del guion y que acaba convirtiéndose en su talón de Aquiles. El conflicto inicial se desvanece casi en el primer episodio y, a partir de ahí, la trama hace aguas por momentos.

El reparto está muy bien escogido, con una Inma Cuesta que levanta todas sus secuencias y Quim Gutiérrez cumpliendo con el personaje. Berta Vázquez está mejor que nunca y Pilar Gómez borda el alivio cómico de las tramas.

La segunda juventud de Globomedia

El accidente - El Palomitrón

Los recientes éxitos de Vis a vis, Estoy vivo y El accidente han supuesto un balón de oxígeno para una productora que lo fue todo a finales de los 90 y principios de los 2000 en ficción y entretenimiento y cuya fórmula dejó de funcionar tras el fin de Aída y Águila Roja. Los malos datos de audiencia o las cancelaciones prematuras de B&B, Anclados (Telecinco), Bienvenidos al Lolita o El corazón del océano (Antena 3) supusieron un punto de inflexión para la compañía, que ha resurgido con ideas renovadas.

Una reconciliación que beneficia a ambas partes

La relación entre Globomedia y Telecinco, tan prolífica durante los 90 y 2000, se quebró a finales de la pasada década tras varios desencuentros, que llegaron a su culmen con las continuas críticas y parodias que desde Sé lo que hicisteis (La Sexta) se hacían de la cadena de Mediaset.

El nombramiento de Arantxa Écija, ligada durante muchos años a la productora, como Directora de Ficción de Telecinco ha facilitado el desarrollo conjunto de nuevos proyectos entre ambas partes. Desde que Écija ocupa el cargo, la cadena ha cosechado varios éxitos como Lo que escondían sus ojos; Perdóname, señor o Sé quién eres, reciente ganadora del Ondas a la Mejor serie de 2017.

Fon López

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.