El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

PLAY IMAGEN DESTACADA - EL PALOMITRON
67 SSIFF CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS

67 SSIFF: PLAY

LOS ANTECEDENTES

El cineasta francés Anthony Marciano presentó dentro de la sección Zabaltegi-Tabakalera su tercer largometraje, Play, donde realiza un falso documental que circula sobre tres ejes: la amistad, el amor y las relaciones familiares. Todo eso a través del género de la comedia, algo que ya trató en sus anteriores trabajos: Les gamins (2013) y Robin des Bois, la véritable histoire (2015) coescritas todas junto al guionista Max Boublil, que además es uno de los protagonistas de Play.

LA PELÍCULA

El primer plano de la película muestra el suelo de una habitación lleno de cintas análogicas y, acto seguido, aparece Max como el protagonista de la película (interpretado por Max Boubill) y da paso a lo que, según cuenta, se trata de la historia de su vida a través de las imágenes que han llenado cintas y cintas de vídeo a lo largo de 25 años desde que sus padres le regalaron la primera videocámara con 13 años.

A través de unas cintas nos adentramos en la historia de un grupo de amigos donde uno de ellos, Max, actúa como el narrador de sus vidas, unas vidas retratadas desde el objetivo de una cámara. De forma inocente se podría pensar que se trata de unas grabaciones reales y que un chico se ha pasado 25 años rodando diversos momentos de su vida pero cierta estilización de las escenas y ciertos encuadres demasiado profesionales provocan enseguida que la idea, casi utópica, del Boyhood (Richard Linklater, 2014) real se desvanezca.

Tampoco se trata de una especie de Muchos hijos, un mono y un castillo  (2017) donde Gustavo Salmerón estuvo 14 años rodando momentos familiares para hacer un documental donde primaban más los gags cómicos que la continuidad narrativa. Esa continuidad sí aparece en Play y ese es uno de sus aciertos junto al aura de espontaneidad que impera durante todo el metraje. Porque aunque los personajes de Play sean ficticios y estén interpretados por distintos actores, a medida que van creciendo sus personajes, es muy sorprendente la capacidad de hacer totalmente creíble todo (o casi todo) lo que les ocurre. Lógicamente, hablamos de ficción y hay escenas donde la verosimilitud desaparece pero ni eso importa.

Aun así, se trata de un reflejo muy original sobre el transcurso vital desde la adolescencia a la vida adulta de un grupo de amigos donde prima, por encima del resto, todo lo concerniente al personaje principal, Max, y a su vida en torno a tres ejes: la amistad, el amor y los problemas familiares. Porque pese a que trate cosas que ya se han visto mil veces en múltiples filmes es en las formas donde destaca y se puede considerar original: el cambio de imagen analógica a digital (con cambios de formato de pantalla) sumado al cambio de los actores que encarnan a los protagonistas debido al paso del tiempo (que es otro de los temas fundamentales del filme) conforman una de las propuestas más interesantes, divertidas y poco reconocidas dentro de esta edición del Festival de Cine de San Sebastián.

 PLAY - EL PALOMITRON

ELLOS Y ELLAS

Es sorprendente cómo el director ha conseguido un casting donde hasta se podrían establecer parecidos razonables entre los distintos actores que conforman las tres partes del largometraje: los adolescentes de 13 años, los universitarios y los adultos. Desde los adultos Max Boubill o Camille Lou (que además son cantantes en la vida real) a los adolescentes como Jules Porier o Alexandre Desrousseaux. Todos destacan y todos ayudan a conseguir una verosimilitud total y absoluta. 

LA SORPRESA

La sorpresa de que, pese a existir muchísimos títulos que traten los temas que trata esta película, se haya hecho un filme tan libre y divertido.play EL PALOMITRON

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Todas las secuencias del primer acto, donde la imagen es de cámara analógica (o está muy bien conseguido digitalmente) son perfectas y reflejan muy bien el espíritu de la propuesta: tratar las relaciones personales desde un punto de vista distinto, el que proporciona una videocámara.

TE GUSTARÁ SI..

Si disfrutas con las películas sobre la amistad entre un grupo de amigos

LO MEJOR

  • La originalidad de la propuesta
  • Los actores
  • Las imágenes de vídeo “caseras”
  • La emotividad y el humor que desprende

LO PEOR

  • Si el espectador no entra en el juego desde el principio puede resultar una tomadura de pelo

Javier Valera

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.