El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

El-palomitron-Cabecera-Parasite
67 SSIFF CINE CRÍTICAS REDACTORES

67 SSIFF: PARÁSITOS

LOS ANTECEDENTES

Tras varias superproducciones americanas con una gran denuncia social (Snowpiercer y Okja), el surcoreano Bong Joon-ho (Madre, The Host) regresa a su país natal para rodar una nueva crítica social que, de nuevo, no renuncia ni a un ápice de entretenimiento para llegar con un claro mensaje al público, se trata de Parásitos.

Palma de Oro en Cannes y representante de Corea del sur en la presente edición de los premios Oscar, la película se exhibe en la sección Perlas del 67 Festival Internacional de San Sebastián.

LA PELÍCULA

Joon-ho nos presenta a una entrañable familia que pronto descubrirá que lo barato sale caro, y que por mucho vestirse de seda, a veces es mejor no continuar siendo mona. Estos antihéroes que nos regala la película son perfectos para abarcar aquello que en muchas ocasiones es difícil de materializar sin ser explícito: la violencia y lucha de clases. La narrativa consigue verbalizar con éxito y en imágenes esta violencia que se antoja en muchas ocasiones invisible en sociedad. El director abstrae una potente realidad social y la convierte en un relato fascinante que atrapa desde el primer momento, dónde los escalones están claros y a los personajes los carga el diablo.

Partiendo de esta premisa, se asientan unas bases que le permiten a la película ser lo que quiera y coquetear con varios géneros sin salirse de un asfixiante thriller dominante. La comedia tiene lugar de manera orgánica, siempre hay una ironía dolorosa de fondo. Esta familia de alguna manera resulta patética, agarrada, rastrera… y genera una empatía muy singular, casi picaresca.

La película se convierte en un tablero de ajedrez, donde meros peones comienzan a avanzar peligrosamente, convirtiéndose en caballos y alfiles, acercándose a los reyes, al tan ansiado poder. Se entienden perfectamente las estrategias, el guión es hábil porque no pierde su magia y cuando todo está bajo control para el espectador, de repente deja de estarlo. Los ingredientes están ahí para dar pie a una jugosa bacanal.

Nos encontramos a una película que partiendo de su denuncia consigue alcanzar una riqueza formal que hace que resulte completamente aterradora, en el mejor de los sentidos. La familia unida ante la adversidad en el centro de una mordaz y oscura sátira social sobre la lucha de clases. Que, aunque triste y bastante real,  francamente, también resulta divertidísima.

El-palomitron-imagen-1-Parasit

ELLAS Y ELLOS

Todo el reparto saborea y juega con unos personajes ricos, llenos de secretos. Es una película de naturaleza coral, todos están espléndidos. Song Kang-ho (Kim), un habitual del director, vuelve a ser casi protagonista. Destaca por su interpretación contenida como patriarca familiar.

Por otro lado algunos personajes funcionan por la habilidad de los actores y el guión para basarse en estereotipos vagos que funcionan a la perfección, abrazando su lado más bizarro. Este puede ser el caso de Cho Yeo-jeong (esposa del señor Park), una madre se dedica a perder el excesivo tiempo libre que tiene y de paso, marear la perdiz.

LA SORPRESA

¿Por dónde empezar? La película es un camaleón que al igual que los personajes va adaptándose y jugando con el espectador. Hay muchos colores, muchos personajes y muchas sorpresas, cuando crees que has entrado a la acción la película cambia y vuelve a cambiar. Mucho mejor entrar al partido sabiendo lo mínimo.

El palomitron imagen2 Parasite

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

La pizza y las tramas donde aparece, ejemplo de que cada elemento está hilado perfectamente y al servicio de una narrativa que aunque no lo parezca entre el aparente caos, está medida al milímetro. Una delicia (nunca mejor dicho).

TE GUSTARÁ SI…

Vas preparado/a para lo mejor y esperando lo peor, de todo el mundo, y para bien o mal.

LO MEJOR

  • Tiene un trasfondo muy potente y abarca la lucha de clases de una manera muy original e incisiva.
  • Es muy entretenida: es un thriller, pero también una comedia, un drama y hasta se llega a convertir en una experiencia un tanto aterradora. Completamente camaleónica: lo mejor de cada color.
  • Los personajes y la ironía, la comedia funciona de manera inesperada apelando a unos personajes con este sentimiento universal de llegar a fin de mes.

LO PEOR

  • La categoría de mejor película de habla no inglesa de los premios Oscar se le queda pequeña, y merece entrar por la puerta grande.

Juan Luis Martínez

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Espectador curioso y soñador inquieto. Narrador licenciado en Comunicación Audiovisual. Cuando vio por primera vez "Amèlie" tenía 12 años y se pasó un interminable verano tirando piedras al río tarareando, ahora está en una etapa más "Frances Ha" con un poquito más de costumbrismo.