El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

30 Monedas - El Palomitrón
2020 ENTREVISTAS REDACTORES SERIES

HABLAMOS CON LOS PROTAGONISTAS DE 30 MONEDAS: “HA SIDO COMO SALIR A JUGAR”

Este próximo 29 de noviembre HBO España estrena la primera temporada de 30 monedas, el gran proyecto televisivo de Álex de la Iglesia tras su incursión indie en el medio con Plutón BRB Nero. Coincidiendo con el estreno de la que ya es una de las series del año, hemos tenido la ocasión de charlar con varios de sus protagonistas. 

Un rodaje duro pero divertido

Eduard Fernández 30 monedas - El Palomitrón

Con 30 monedas Álex de la Iglesia lo vuelve a hacer: la serie es un in crescendo constante en el que el cineasta despliega todo su imaginario con un ritmo vertiginoso. El rodaje no fue sencillo ya desde su preparación: Eduard Fernández tuvo que dedicar cuatro meses de ejercicio estricto con un preparador, sesiones diarias de dos horas y media de maquillaje con Lola Gómez y más entrenamiento tras las intensas las jornadas de rodaje para mantener la musculatura. Su cambio físico impresiona.

Las duras condiciones de producción, con muchas secuencias nocturnas y de acción no hicieron mella en el reparto, muy arropado en todo momento por su director: “El más motivado de todos era Álex, que nos contagiaba de esa energía”, declara Megan Montaner. Pese a ser un rodaje “muy cañero físicamente tanto por las coreografías de las peleas como por ser exterior”, la actriz tiene que claro que “todo ese esfuerzo ha merecido la pena” viendo el resultado final: “Ha sido como una especie de patio de recreo en el que nos han soltado a todos y teníamos que jugar a volvernos locos, básicamente”. Macarena Gómez también lo recuerda como una experiencia muy divertida: “Me encanta que Álex me llame porque rodando con él siempre me siento como una niña pequeña jugando a las aventuritas“. 

Un proyecto ambicioso

Manolo Solo y Macarena Gómez 30 monedas - El Palomitrón

Eduard Fernández destaca en varias ocasiones el alto presupuesto y valor de producción de la serie: “Es como ser feliz y rico a la vez. Es lo que ha sucedido con la llegada de las plataformas, que preguntas ‘¿puedo ser feliz y tener dinero?’ y te responden que sí”. Su compañera Macarena Gómez coincide en el diagnóstico, destacando el gran momento que viven las series españolas: “En este país hay gente muy talentosa en todos los ámbitos, desde el compositor de música hasta el vestuarista. Muchos han tenido que hacer fuga de cerebros y ser reconocidos fuera, pero gracias a las plataformas se está demostrando que en España hay gente muy grande dedicándose a este oficio”.

Preguntados por las sensaciones viéndose rodando una producción de este tamaño, los protagonistas confiesan que el resultado final ya se aventuraba en el rodaje: “Yo era consciente de que estábamos rodando un buen producto y estoy convencida de que va a tener mucho éxito”, afirma una Macarena Gómez que considera a De la Iglesia como “uno de los mejores directores del mundo”. Manolo Solo, que también tuvo que dedicar meses de preparación previa para defender su personaje italoparlante, percibía sensaciones parecidas: “Yo mientras la rodaba ya era consciente del nivel de calidad que había en cada departamento. Intento no obsesionarme con eso ni marcármelo como una expectativa que me pueda presionar, pero eran muy buenos mimbres para que el producto final sea impactante”. El sevillano celebra la buena racha de la industria: “La ficción española, y no solo la televisiva, está experimentando una progresión geométrica”.

Para el espectador, el resultado es igualmente palpable y la experiencia resulta tan disfrutable como intensa. Ante la vertiginosidad de las tramas, Fernández recomienda dosificar el visionado a “uno o dos episodios consecutivos, porque es mucha la información que hay”. La plataforma ha decidido emitir un episodio a la semana, misma estrategia seguida con Patria, su anterior estreno. Su compañera Megan Montaner le secunda: “Puedes esperarte a ver los ocho seguidos y quemarte las pestañas si quieres, pero mejor verlo pausadamente y digerirlo todo bien. Cuando terminas el primero episodio, en el que pasan tantas cosas, te preguntas ‘¿pero hay más?”.

Y parece que lo hay: su creador ya aventura otras dos temporadas para cerrar esta producción, cuyo espíritu y ambición seguro le llevarán más allá de nuestras fronteras.

Fon López

 

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

He crecido viendo a Pamela Anderson correr a cámara lenta por la arena de California, a una Carmen Maura transexual pidiendo que le rieguen en mitad de la calle, a Raquel Meroño haciendo de adolescente con 30 años, a Divine comiendo excrementos y a las gemelas Olsen como icono de adorabilidad. Mezcla este combo de referencias culturales en una coctelera y te harás una idea de por qué estoy aquí. O todo lo contrario.