Compartir

 

Guardianes de la Galaxia. Crítica. Cine Comercial Cine y estrenos en El Palomitrón.

 

La Space Opera surgió como sub-género en 1941, cuando se usó de manera despectiva para hablar de determinados tópicos que poblaban la literatura de Ciencia Ficción de aquellos tiempos, y que en gran medida provenían de las novelas de aventuras de vaqueros y piratas. En el celuloide (igual que en la literatura) este término se refiere a películas de Ciencia Ficción que huyen de las explicaciones científicas para centrarse en narrar aventuras espaciales, donde siempre encontraremos un imperio malvado que trata de conquistar el espacio conocido y por conocer, héroes y villanos arquetípicos, grandes batallas espaciales, personajes de dudosa moralidad que descubren su bondad tras tener un romance con alguno de los héroes, etc…todo esto lo encontramos en la primera trilogía de STAR WARS o en series como FIREFLY (y su adaptación fílmica), que llevaron al género a sus máximas cotas de calidad y reconocimiento, pero que no fueron más que cantos de cisne aislados entre una multitud de películas más serias y que sí buscaban un mayor rigor científico y argumentos más serios (SUNSHINE, GRAVITY, INTERSTELLAR, STAR TREK).

Y es en forma de Space Opera como Marvel ha decidido presentarnos a LOS GUARDIANES DE LA GALAXIA, uno de sus grupos de héroes más desconocidos para el público en general, pero que cuenta con una gran base de seguidores. Para ello ha encargado la dirección a JAMES GUNN, que ya había realizado un acercamiento a los superhéroes desde el humor en su magnífica SUPER y a las adaptaciones de cómic con la divertida SCOOBY DOO. GUNN ha cogido a estos personajes de comic y ha realizado la película Marvel más alejada de las adaptaciones que hasta ahora habíamos visto, pero que paradójicamente ha resultado ser la más cercana a un cómic. Para ello ha mezclado todos los tópicos que hemos comentado anteriormente con los propios de los comics (los héroes se conocen tras una pelea entre ellos y forman un no-grupo que finalmente acaba transformándose en un grupo, tramas secundarias no resueltas, etc…) y les ha sumado un humor basado en las interacciones de los personajes y ciertos gags que remiten a otras películas de aventuras clásicas (esa escena inicial que remite a una versión gamberra del opening de EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA). Todo ello huyendo de llenar la película de escenas de acción sin sentido y dando más peso a las relaciones entre personajes, que incluso en los momentos más épicos tienen un notable protagonismo.

 

Guardianes de la Galaxia. Crítica. Cine Comercial Cine y estrenos en El Palomitrón.

 

Para ello ha contado con un elenco de actores que parece que ha nacido para interpretar estos roles. Como protagonista principal, y protagonista de muchos de los gags de la trama, tenemos a CHRIS PRATT (LEGO: LA PELICULA, MONEYBALL), que sabe dar el aire chulesco y gamberro que pide su personaje, sin fallar en los momentos dramáticos donde conoceremos el pasado del personaje. El componente femenino del grupo corre a cargo de ZOE SALDANA (AVATAR, STAR TREK), ya acostumbrada a papeles de acción y que sabe transmitir la imagen de femme fatale que descubre que ha estado en el lado equivocado pero no termina de fiarse de aquellos que quieren ayudarla a descubrir su “humanidad”. Y como todo grupo ha de tener un tanque musculoso, que piense poco pero reparta mamporros a base de bien, el reparto se completa acertadamente con el luchador profesional de la WWF DAVE BATISTA (RIDDICK), que no desentona nada para ser un actor novato y algo carente de expresividad.

Pero las estrellas de la función son los dos personajes generados por ordenador: Mapache Cohete y Groot. Para la voz de Mapache, GUNN ha escogido a BRADLEY COOPER (solo la voz, ya que no ha realizado capturas de movimiento) y ha dado en el clavo. Si vemos cualquier foto de COOPER, podemos ver que tiene cierto aire de macarra chulo pero que en el fondo es buena persona (como su Fenix de EL EQUIPO A), y eso es lo que ha logrado transmitir con su voz: Mapache es un peluche macarra, genio tecnológico y terriblemente irascible, pero que guarda un tremendo dolor tras esta barrera y que anda en busca de un lugar en el que sentirse aceptado. Y sólo tiene un “amigo” en todo el universo: Groot, una planta sintiente, al que sólo sabe interpretar Mapache, y que lo mismo crea una preciosa flor como vence a un escuadrón entero de villanos. Para darle vida, se ha recurrido en otro aceirto de casting a VIN DIESEL (FAST AND  FURIOUS, SALVAR AL SOLADO RYAN), que aporta al personaje una estupenda variedad de expresiones faciales y pone voz a la única frase que sabe articular (y que ya es un icono entre los aficionados).

 

Guardianes de la Galaxia. Crítica. Cine Comercial Cine y estrenos en El Palomitrón.

 

En el lado de los villanos encontramos a LEE PACE (EL HOBBIT, LINCOLN), KAREN GUILLAN (DOCTOR WHO) y DJIMON HOUNSOU (GLADIATOR, PUSH), que cumplen con todos los arquetipos de los villanos de una Space Opera: quieren dominar el mundo, se deben a un poder aún mayor y están poco desarrollados. Esto no significa que supongan un lastre o que sus actuaciones sean malas, simplemente sus personajes están ahí para poner en marcha la trama y crear una amenaza que haga que los héroes se unan para derrotarles y de paso salvar el universo a la par que se labran un nombre. En un papel más secundario encontramos a MICHAEL ROOKER (SUPER, JUMPER), cuyo personaje (uno de los favoritos de los aficionados del cómic) tiene que ver con el pasado del protagonista  y recuerda a una versión oscura de Han Solo. Mención aparte merecen las breves apariciones de gente como GLENN CLOSE, JOHN C. REILLY y BENICIO DEL TORO (ya visto en la escena extra de THOR 2). Y para los más atentos quedan las apariciones de ROB ZOMBIE (LA CASA DE LOS 1000 CADAVERES), STAN LEE (este muy fácil de localizar) y NATHAN FILLON.

 

Guardianes de la Galaxia. Crítica. Cine Comercial Cine y estrenos en El Palomitrón.

 

Técnicamente la película es brillante, tanto a nivel visual como sonoro. GUNN ha decidido prescindir todo lo posible de los efectos generados por ordenador para potenciar al máximo el uso de efectos mecánicos y escenarios reales. Esta decisión sienta de lujo al conjunto, que disfruta de una imagen más real que ayuda a sumergirse mejor en la historia, dejando los efectos más vanguardistas reservados para los dos personajes generados por ordenador y que son las estrellas de la película.  Otro elemento importante de la película, y que además marca algunas de las mejores secuencias, es la música de los años 80 e inicios de los 90, que  llena la película (más allá de la canción oída en los trailers) y funciona como un elemento importante en el pasado del protagonista, no estando así metida con calzador en el metraje (ojo a esa divertidísima última escena).

Así nos queda el mejor blockbuster del verano, posiblemente porque no ha sido creado con este propósito. Su enfoque, cercano al de un vehículo de entretenimiento que remite a las películas de piratas de BURT LANCASTER, es el principal responsable de que la cinta esté atrayendo la atención de todo tipo de público, que simplemente busca una película de aventuras con la que pasar dos horas entretenidas y reírse con (ya un icono del cine) Mapache Cohete.

 

LO MEJOR

  • Es una película de aventuras de las de toda la vida.
  • La interacción de los personajes, perfecta y con una química difícil de conseguir
  • La aparición de EL (a mitad de la película sabréis a quien nos referimos).
  • Mapache Cohete Y Goot.
  • Una banda sonora perfecta (y que no se olvida de los Jackson Five).

 

LO PEOR

  • Que tengamos que esperar hasta el 2016 para la continuación.

 

Alberto Plumed

4 Comentarios

    • La Space Opera suele ser un genero ligero, y sobre todo no basado en la ciencia (o al menos sin hacer mención a explicaciones científicas) además de estar bastante ligado a los códigos del western (y de las películas de piratas, aunque menos). Por eso considero que Star Trek está más cerca de una cf más seria (sin obviar las aventuras) que Star Wars (o Guardianes).

Dejar una respuesta