Compartir

Hace unas semanas os informábamos de que la nueva licencia de Selecta Visión: Fireworks, tomaría parte en la 65ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Tras presentar El Niño y la Bestia en 2015 y el gran éxito de anime Your Name en 2016, el festival ha querido apostar por tercer año consecutivo por el cine de animación japonesa, incluyendo títulos tan interesantes como Fireworks en su programación. Además de poder disfrutar de esta cinta llena de color y fantasía, días que se repiten una y otra vez, y constantes cuestionamientos acerca de si los fuegos artificiales son redondos o planos, pudimos hablar con uno de los directores de la película, Nobuyuki Takeuchi, un rato antes de la presentación oficial.

En los últimos años el cine de animación japonesa ha tenido representación en este festival: El niño y la bestia, Your Name… ¿Crees que es hora de que el anime tenga un peso mayor dentro de este u otros festivales de cine?

N.T: Estoy muy contento y agradecido de que nos ofrezcan presentar la película en los festivales, ya que es una oportunidad para que pueda llegar a más público extranjero. Tanto esta película como otras de animación japonesa.

¿Qué tal la experiencia de traer la película aquí? ¿Cómo está siendo la acogida?

N.T: Al no haberla presentado todavía en rueda de prensa, no hemos podido saber la reacción de la gente. Sin embargo, estoy muy satisfecho sólo con ver la programación del festival, donde Fireworks está colocada entre otras obras muy interesantes.

La película habla de la adolescencia, los recuerdos, el primer amor…De que todos hemos sido jóvenes y un poco rebeldes. ¿Cómo os acercasteis a tratar estos temas tan bien llevados en la película?

N.T: Esta es una historia de amor. No tiene por qué ser del primero, y aunque aquí los protagonistas son muy jóvenes, cuando se es adulto también queda algo de esa sensación tan intensa. Eso es lo que queríamos reflejar en los protagonistas. Aparte de eso, como la película está inspirada en un dorama emitido en la televisión japonesa hace más de veinte años, al dar el paso a la animación queríamos añadir nuevos elementos para representar la fantasía, como por ejemplo el diseño de los fuegos artificiales.

Sobre la obra original, ¿qué os atrajo de ella para adaptarla al anime? ¿Fireworks moderniza de algún modo la historia?

N.T: La historia apenas varía respecto de la película original, pero queríamos adaptarla a hoy en día, así que lo primero que hicimos fue visitar las localizaciones donde se rodó la primera y ver cómo había cambiado el entorno. Lo encontramos prácticamente igual, excepto pequeños detalles que tomamos en cuenta a la hora de hacer los dibujos. También cambiamos otros elementos como el videojuego al que están jugando, el cómic que se juegan en la apuesta…esas son el tipo de cosas que hemos actualizado. Pero eso es lo de menos. Lo que importa es la relación entre los protagonistas, su modo de vida, el ambiente del colegio…

¿Cómo fue integrar el dibujo tradicional con el 3D para conseguir que no hubiera demasiado contraste entre unas secuencias y otras?

N.T: Por ejemplo en la escena en la que el tren avanza por encima del mar quisimos introducir el 3D para diferenciar los dibujos tradicionales que representan la vida real de los protagonistas, de esas partes más oníricas o de fantasía.

El final de la película es en cierto modo abierto a la libre interpretación. ¿Teníais pensado cómo debería terminar o lo dejasteis así para que la gente piense en el desenlace que más le guste?

N.T: El director del dorama original quería que este acabase de una determinada manera, pero al final no pudo llevar ese desenlace deseado a cabo. Por eso nosotros quisimos darle a Fireworks el final que él habría querido para su película, que efectivamente es un final que se deja a la imaginación del espectador.

Y respecto a la banda sonora, normalmente en el cine de animación japonesa la música tiene bastante peso en la historia. Sin embargo en Fireworks no está tan presente, sino que se manifiesta de forma especial en determinados puntos clave. ¿Era esa la intención?

N.T: Sí, teníamos la clara intención de que fuese así. Por eso hay una escena en concreto que es totalmente musical.

 

Pese a no haber tenido oportunidad de hablar con él, Nobuyuki Takeuchi vino a Donostia acompañado de Genki Kawamura, productor de Fireworks y también de El niño y la bestia y Your Name. Ojalá su éxito se repita y regresen de nuevo el año que viene para demostrar que el anime tiene mucho que aportar.

Aitziber Polo

No hay comentarios

Dejar una respuesta