Compartir

El 18 de mayo se estrena en España la película Borg McEnroe, que relata la rivalidad entre dos de los tenistas más famosos de la historia de este deporte. En ese caso, dicho enfrentamiento culminó en un partido épico donde la realidad superó a la ficción. Las películas deportivas son todo un género en sí mismas y han brindado al séptimo arte historias únicas que se han convertido en clásicos. El espíritu de superación, el compañerismo y la humildad son muchos de los elementos que tienen en común estas películas. En El Palomitrón aprovechamos la ocasión para retomar el cine y el deporte, y realizar así un segundo bloque con otras diez excelentes películas deportivas, tras un post previo con una selección de las diez mejores películas centradas en el deporte.

Ali (Michael Mann, 2001)

ali 2001 will smith

Empezamos con un biopic centrado en el que quizás sea el boxeador más famoso de la historia de este deporte, y que trascendió incluso a la historia de la humanidad: Cassius Clay, o más conocido como Muhammad Ali, es el protagonista de esta película, que cuenta con los rasgos de un Will Smith muy entregado para la causa. La estilizada dirección de Michael Mann, marca de la casa, y las ganas que le pone Smith a su versión de este mítico boxeador son lo mejor de una película que, aunque a veces se hace un poco lenta, representa con gran maestría y una fuerza visual innegable los momentos más emblemáticos de este personaje. El final, que narra el mítico combate de Ali contra Foreman en Zaire, justifica el visionado de toda la película.

The Fighter (David O. Russell, 2010)

El boxeo es uno de los deportes favoritos (si no el predilecto) del séptimo arte. En esta ocasión, cuenta la historia real de dos hermanos de una familia humilde. El mayor de ellos, interpretado por Christian Bale (ganó el Oscar con este papel), es un boxeador retirado que, tras llegar a la gloria al enfrentarse al campeón del mundo, acabó metido en el mundo de las drogas y la delincuencia. El menor, Mark Wahlberg, es una promesa del boxeo, pero debido a su conflictiva familia, su carrera no termina de despegar. La relación entre ambos es lo que mantiene la película en constante interés, muy bien secundados por Amy Adams y Melissa Leo.

Million Dollar Baby (Clint Eastwood, 2004)

cine y deporte: Million Dollar Baby

Cerramos el trío de películas del mundo del boxeo con esta cinta dirigida por el gran Clint Eastwood. Aunque el motor de la película es el entrenamiento de una chica pobre para convertirse en boxeadora profesional y su meteórica carrera, termina siendo una gran enseñanza de vida. Eutanasia, deporte, dignidad y sueños cumplidos se dan la mano en un guion muy emocionante, que los actores que interpretan a los protagonistas (el propio Eastwood, Morgan Freeman y, sobre todo, Hilary Swank) se toman muy en serio.

Un domingo cualquiera (Oliver Stone, 1999)

un domingo cualquiera 1999 oliver stone

Plagado de grandes nombres, Stone dirige con mano de hierro y con su particular y espídico montaje este drama deportivo ambientado en los tejemanejes del fútbol americano, uno de los deportes estrella de Estados Unidos. El jugador veterano, la nueva estrella, el líder del vestuario, la nueva directora del equipo, el entrenador a punto de retirarse y toda una serie de personajes desfilan por Un domingo cualquiera. Al Pacino, como de costumbre, está soberbio, y tiene uno de los mejores discursos motivacionales de las películas deportivas. Todo un espectáculo.

Eddie el Águila (Dexter Fletcher, 2016)

eddie el aguila 2016

Si de películas motivacionales tenemos que hablar, este es el ejemplo perfecto de historia de superación personal, que, además, es bastante real. Muy en la línea de películas como Rocky, Eddie el Águila cuenta las hazañas de Michael Edwards, un tipo con aptitudes nulas para el deporte, pero que se empeñó en participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988, representando a su país, Reino Unido. Eddie intentará llegar a su objetivo superando todo tipo de obstáculos y ayudado por un peculiar entrenador, interpretado por un carismático Hugh Jackman. El personaje protagonista tiene los rasgos del joven actor Taron Egerton, visto en las dos partes de Kingsman.

Invictus (Clint Eastwood, 2009)

invictus morgan freeman & matt damon

Eastwood repite en la lista con otra película deportiva, pero esta vez basada en una historia real. La vida de Nelson Mandela daría para una infinidad de películas, pero en esta ocasión toca centrarse en la final de la Copa Mundial de rugby de 1995. Mandela decide unir a su país en la selección sudafricana de rugby, juntando a jugadores blancos y negros bajo la tutela del capitán del equipo, interpretado por Matt Damon. Todo un ejemplo de cómo el deporte puede unir a un país dividido por los prejuicios y años de luchas internas.

Hoosiers: más que ídolos (David Anspaugh, 1986)

hoosiers gene hackman

Otra historia verídica y, de hecho, bastante fiel a la realidad. Está protagonizada por Gene Hackman, que da vida al entrenador de un pequeño equipo de baloncesto del que debe ganarse su respeto y enfrentarlo contra rivales mucho más grandes y con más medios. Sin embargo, la tenacidad del entrenador y, finalmente, la voluntad de todo su equipo demostrarán que en el deporte no importan tanto los medios como las ganas. Superación deportiva de la mano de unas interpretaciones sólidas.

Seabiscuit, más allá de la leyenda (Gary Ross, 2003)

seabiscuit tobey maguire

Pasamos a la hípica, pero no dejamos las historias reales. Ambientada en los Estados Unidos de la Gran Depresión, se centra en las hazañas en las carreras de Seabiscuit, un caballo que se convirtió en un símbolo de esperanza para la época tan dura que pasó el país durante aquellos años. Tobey Maguire, Jeff Bridges y Chris Cooper se ponen al frente del reparto de este filme con muy buenas intenciones que trata temas como la superación y la esperanza, que pueden servir como base para reconstruir una vida y a todo un país.

Días de trueno (Tony Scott, 1990)

days of thunder movie 1993

De los caballos a los coches de carreras. Película rodada en los mejores años de Tom Cruise, cuando empezó a demostrar lo buen actor que era. Aunque, en este caso, tal vez no sea lo mejor de la película, Días de trueno es una demostración del talento de Tony Scott para la dirección de las escenas de acción. Carreras rodadas con un pulso endiablado, muy fiel a un estilo que marcó la carrera del malogrado director. Rodeado por intérpretes como Nicole Kidman, Robert Duvall, Cary Elwes o Randy Quaid.

Karate Kid (John G. Avildsen, 1984)

karate kid ralph macchio pat morita

Terminamos la lista con uno de los clásicos del cine de los ochenta en concreto y de las películas de temática deportiva en general. Un filme que tal vez se le ha elevado a categoría de obra de culto por el factor nostalgia, más que por los valores que atesora como película. Sin embargo, sí que es una bonita historia de redención y de reencuentro por parte de un joven sin rumbo (Ralph Macchio), que gracias a las enseñanzas del mítico maestro Miyagi (Pat Morita) logrará superar todos sus problemas y llegar a la cima en un prestigioso torneo de kárate. Una película llena de lecciones que aún perduran a día de hoy, lo cual ya es bastante meritorio de por sí. Y, por cierto, actualmente está en emisión una serie-secuela tardía del personaje protagonista, Cobra Kai.

Tras este pequeño repaso, estamos seguros de que, si te gustan las películas deportivas, tendrás una buena lista para ver o volver a repasar alguna de las (imprescindibles) que figuran aquí. Cuando cine y deporte se dan la mano, suelen dejar mensajes de superación personal muy necesarios en muchas ocasiones. Y, por supuesto, la realidad suele superar casi siempre a la ficción.

 

Adonai Canals

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.