Compartir

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya principal - El Palomitrón

Hay ocasiones en las que unas palabras o incluso la ilustración de una portada pueden hacer que descubras una obra nueva. Una historia que no tenías en tu mente y que, por alguno de estos motivos, llega a ti. Es cierto que a veces puede influir el autor, o incluso el propio dibujo, pero cuando ese deseo no lleva nombre ni apellidos, tan solo unas letras o una imagen, la magia que se produce al leer la historia y encontrarte sentimientos perdidos en ella, es única. Y justamente eso es lo que me ha ocurrido con You Are in the Blue Summer.

Personalmente no conocía a Nagisa Furuya, y fue la ternura impregnada en su portada y la sinopsis desgarradora las que hicieron, en mi interior, decir: léeme. Una compromiso que espero que llegue a más de un lector. Una decisión prácticamente obligatoria si te gustan las historias de amor espontáneas, el periodo estival y la magia que puede desprender un viaje de película. Diría que la premisa es simple, pero, personalmente afirmo que contiene los ingredientes necesarios para embaucarte y tenerte un lapso frente a ella. Nagisa Furuya plantea una historia que no rompe con el género pero tampoco lo pretende; una historia que no huye de los tropos pero sabe mantener las distancias; una historia que tiene un principio pero no un final lacrado; al fin y al cabo, Furuya es capaz de crear una historia auténtica. Además, la autora se atreve a lanzar una pregunta, una cuya respuesta podríamos clasificar como infinita: «¿Qué se siente al estar enamorado?» Una vez superada esta primera toma de contacto comenzamos la reseña de You Are in the Blue Summer. Un análisis donde no destripamos detalles sustanciales de su argumento e intentamos ir más allá de lo que vemos a primera vista.

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya cartel reseña - El Palomitrón

Desde los tiempos más remotos la estación más calurosa del año tiene en su haber una pareja de baile casi obligatoria: el amor. Y justamente esa dupla que se crea entre el sol y el corazón es la que protagoniza la obra de Nagisa Furuya. Una historia que narra las aventuras de Chiharu Saeki y Wataru Toda, dos estudiantes de instituto con una pasión en común: el cine. Al poco tiempo de conocerse, pasan a ser buenos amigos. Prácticamente inseparables me atrevería a decir. Algo que, tarde o temprano, les pasará factura; una con un coste elevado para el corazón. Su relación da un giro inesperado y empiezan a surgir entre ellos sentimientos que, hasta el momento, parecían no existir. Unas emociones que Nagisa Furuya embarca en un peregrinaje por los emplazamientos reales de una de sus películas favoritas bajo el cielo azul de un verano radiante.

El mar de la verdad, de Osamu Zaizen

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya Chiharu Saeki y Wataru Toda 1 - El Palomitrón

Chiharu Saeki y Wataru Toda son dos personajes bastante dispares, un aspecto que la autora aprovecha para crear personalidades complementarias entre ellas y hacer que ese nexo que se crea entre ellos sea real; palpable. Chiharu Saeki podríamos clasificarlo como el chico popular de instituto. Ese chico que no sólo llama la atención por su atractivo, sino que su personalidad logra complacer a todo el mundo. En cambio, Wataru Toda es un joven algo más introvertido. Llama menos la atención y no se diferencia en el instituto por su apariencia y personalidad extrovertida. A pesar de ser así, Furuya logra crear un personaje lleno de fuerza en cada una de sus intervenciones. Un estereotipo pocas veces visto que no sólo consigue atraer a Wataru, sino al propio lector. Gracias al juego entre lo jovial y lo terco nos presenta un Chiharu totalmente único, capaz de hacerte reír pero también suspirar.  

Es cierto que la autora no crea un abanico de personajes amplio, pero tampoco lo necesita. Chiharu Saeki y Wataru Toda son las piezas que hacen encajar la historia, no se precisa nada más. Incluso me atrevería a decir que, en esta ocasión, sí que existe un tercer protagonista, uno que no siempre se hace sonar pero en esta historia tiene un peso realmente importante: el propio escenario. Antes hablábamos de peregrinaje, y justamente este pequeño viaje que hacen Chiharu y Wataru es el que complementa y cierra totalmente la obra, ofreciendo así un tercer personaje que, a pesar de no tener voz propia, es capaz de hablar y contarnos algo más. En pocas ocasiones ocurre esta ruptura entre dimensiones, pero Nagisa Furuya resuelve a la perfección este puzle y otorga la carga necesaria a cada una de las piezas.

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya Chiharu Saeki y Wataru Toda 2 - El Palomitrón

Otro de los aspectos que la autora consigue desarrollar de manera exquisita es la relación que se crea entre los dos protagonistas. Una relación tierna y sincera donde se presentan los primeros temores. Unos que se representan en cada personaje de manera distinta. En el caso de Chiharu podríamos decir que se esboza el miedo al rechazo. Un temor que no tiene que lidiar a diario, tan solo con Wataru. Unos sentimientos que Furuya explora realmente bien y se sienten a través de cada viñeta y cada expresión del personaje ya que, al contrario que Wataru, Chiharu lo expresa todo a través de las palabras. En cambio, el miedo que vive Watatu se traslada al desconocimiento y la desconfianza. Un pavor que recae principalmente en sí mismo por su propia personalidad y forma de ser ante las personas. Además, en el caso de Wataru podemos ver otra faceta, una que va más allá de lo tangible y se posiciona en el lado más personal. Gracias a este personaje la autora nos deja con una intensa carga narrativa a través de los pensamientos internos, unos que acompañarán a Wataru a lo largo de la obra y le dirigirán en su peregrinaje frente a Chiharu.

Siguiendo con el viaje que supone la obra, y el viaje que realizan nuestros personajes a través de ella, el hecho de exponer una historia por medio de un periplo la hace todavía más especial; más única. No solo toma este punto de referencia, sino que la autora lo exprime al máximo y juega con el cine y sus encuentros para trasladarlos a You Are in the Blue Summer. Es cierto que este tipo de recursos se suelen emplear, pero no siempre tienen una buena resolución; algo que en esta obra no ocurre en absoluto y además le confiere un toque cinematográfico singular. Este aspecto no solo se trata a través de la historia o la inquietud de los personajes frente a este campo, sino que se trabaja también desde la composición de las páginas hasta el uso de los diálogos y pensamientos. De nuevo, otro puzle que Nagisa Furuya sabe unir y solapar ante su obra. You Are in the Blue Summer es un espejo perfecto donde mirarnos, ya seamos hombres o mujeres, y observar cómo el amor puede surgir desde puntos que posiblemente no contemplábamos. El corazón es nuestro órgano más caprichoso, y a veces él mismo necesita viajar y descubrir qué es lo que realmente le hace palpitar.

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya Chiharu Saeki y Wataru Toda 3 - El Palomitrón

A nivel artístico You Are in the Blue Summer presenta un dibujo magnífico, con diseños muy marcados por sus líneas, atractivos y ante todo con unas escenas muy elaboradas donde los personajes son los protagonistas. En cada una de sus páginas no solo nos encontramos unos trazos finos y definidos, sino que podemos llegar a palpar los sentimientos de los Chiharu y Wataru, sentimientos que Furuya es capaz de plasmar a través de las miradas, los gestos e incluso los silencios. You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya Chiharu Saeki y Wataru Toda 4 - El PalomitrónGozamos de unos primeros planos sensacionales donde no solo podemos apreciar el sumo cuidado que tiene la autora con los rasgos faciales, sino que también podemos percibir el mimo que antepone a todos los elementos de cada escena; escenas en las que la propia Nagisa Furuya se siente identificada ya que no siempre tiene la oportunidad de recrear los escenarios de esta manera y, gracias a You Are in the Blue Summer, puede permitirse este lujo artístico. En definitiva, estamos ante una obra que, a pesar de no contar con una narrativa excesiva sabe coordinarla con una narrativa visual perfecta. Una que sabe hablar a través de las miradas, las acciones y los silencios. Nagisa Furuya es capaz de plantear una historia de amor auténtica. Una en la que posiblemente no podamos contestar nosotros mismos la pregunta planteada en un primer momento, pero si sabemos ahondar entre los personajes y perderos en sus líneas, posiblemente demos con la respuesta. Una que variará con cada lector y, por ende, con cada corazón.

«Todavía nos queda mucho por recorrer juntos»

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya cartel edición - El Palomitrón

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya portada - El Palomitrón

Hace apenas unos meses la editorial asturiana Milky Way Ediciones anunció tres nuevas licencias para 2018. Entre ellas encontramos You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya. Una joya estival única que desde la editorial asturiana afirman que llegará a más de un corazón. You Are in the Blue Summer está compuesto por un total de 184 páginas en blanco y negro contando además con un desplegable y dos páginas a color. Estamos ante una edición con formato B6 rústica con sobrecubierta (tapa blanda) y cuya dimensión es de 13 x 18 cms.

La calidad de los materiales que conforman este tomo es indiscutible, en la línea de este tipo de obras de la editorial. La portada logra un gran impacto visual tanto por su diseño como por sus tonalidades grisáceas y cobalto que aportan sosiego y ternura a partes iguales. En esta ocasión, al igual que ocurre en la totalidad de su catálogo, la editorial ha apostado por una edición realmente exquisita que guarda total consonancia con todo lo publicado hasta el momento. Como ocurre en muchas de sus obras, el diseño de la portada respeta al máximo el japonés. La ilustración se encuentra en la misma localización al igual que el título, que guarda total semejanza y ubicación —añadir tan solo que en esta ocasión el título japonés es sustituido por el inglés, ‘You Are in the Blue Summer’—. Al igual que ocurre con el tomo original, la portada principal está protagonizada por Chiharu Saeki y Wataru Toda dejando entrever la estación protagonista en la obra mientras que en la contraportada contamos con una ilustración algo más insustancial pero que continua la imagen principal dejando de lado a los personajes. Un juego de secciones bien implementado que conseguirá convertir toda la sobrecubierta en un bonito desplegable que cobrará sentido una vez lo extendamos en su totalidad.

You Are in the Blue Summer salió a la venta el pasado mes de octubre a un precio de 8,50€. Este tomo consta de un total cuatro capítulos y un capítulo final en los que reside la totalidad de la historia de Chiharu Saeki y Wataru Toda. Además, como sello exclusivo de la editorial también nos encontraremos dentro de cada tomo un marcapáginas con un diseño basado en la portada, algo que tan sólo conseguirás si haces el pedido de manera directa a Milky Way Ediciones. En cuanto a errores de impresión o diseño no hemos encontrado ninguno. Tanto el entintado, como el sangrado y las viñetas gozan de una perfecta armonía en el tomo y además está perfectamente traducido a nuestro idioma, cortesía de Salomón Doncel-Moriano Urbano.

You Are in the Blue Summer, de Nagisa Furuya cartel galería - El Palomitrón

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos de la forma que prefieras y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitronBanner de KoFi para las entradas - el palomitron

Compartir
Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.