El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Reseña de Fantastic World Destacada - El Palomitrón
ANIME / MANGA REDACTORES RESEÑAS

BIBLIOTECA: FANTASTIC WORLD #1

En multitud de ficciones se explora cómo es el interior de la Tierra. Un lugar inhóspito que alberga infinitos misterios y que, según la mirada expuesta en ellos, se llegará a una parte u otra. Pero la pregunta es, ¿qué hay exactamente ahí dentro, en ese lugar del que todos, de una manera u otra, pertenecemos? Difícilmente se puede hallar una respuesta fidedigna, pues son incontables —o no— las maneras de llegar hasta ella. Pero en esta ocasión es la literatura quien nos acerca a este lugar copado de misticismo que es el centro de la Tierra. Un lugar explorado por autores como Julio Verne con Viaje al centro de la Tierra (1864) con una primera, y valiente, aproximación a este «mito»; Willis George Emerson en The Smoky God, or a Voyage Journey to the Inner World (1908) con una mirada bastante afín a la obra que nos concierne o Akihito Tsukushi en Made in Abyss (2012) con una propuesta bastante diferente e innovadora pero que, en cierto modo, podría contemplarse como otro tipo de propincuidad a este lugar tan pintoresco. 

Pero en esta ocasión, una más cercana incluso, Ryo Hirano nos expone su propia versión de qué podemos encontrarnos en el centro de la Tierra. Una versión que podemos disfrutar gracias a la ferviente apuesta de Héroes de Papel por el país del sol naciente y que, por primera vez en su historia editorial, se alejan de sus líneas más solidificadas para dar el salto al manga. Una apuesta que, desde la redacción, esperamos que se repita más adelante ya que su primer producto roza la excelencia. Y así es como Fantastic World, la increíble y palpitante obra de Ryo Hirano, llega hasta nuestras estanterías. Una historia que explora ese lugar tan temido y a la vez ignoto que es el centro de la Tierra. Una historia inspirada en la ya mencionada antes The Smoky God, or a Voyage Journey to the Inner World y que lleva en publicación desde el pasado 2014 contando actualmente con una totalidad de dos volúmenes. A continuación hablaremos del primero de ellos, aunque ya os advertimos de que si llegáis hasta su final, no podréis sino querer saber cómo continúa el inicio de este viaje tan entrañable a la vez que innovador. Un viaje protagonizado por el pequeño Biko y el simpático Dientecín. 

Reseña de Fantastic World Imagen 2 - El Palomitrón

¿Quién iba a pensar que dentro de la Tierra habría también guerras, conflictos étnicos, discriminación, tensiones religiosas y otros fenómenos que conectan directamente con la historia del mundo exterior? Ryo Hirano explora todos y cada uno de estos conceptos en su obra, Fantastic World. Una historia que comienza presentándonos a uno de sus protagonistas y único humano presentado hasta el momento. Hablamos de Biko. Un joven que ha perdido a toda su familia y que se encuentra solo en un lugar desconocido para él pero que, con el paso del tiempo, ha logrado acomodarse y empezar una nueva vida. Una que intenta ser lo más tranquila posible evitando cualquier amenaza; una condición que, en cierto modo, le obligará a estar siempre en el mismo lugar ejecutando día tras día las mismas acciones y dejando poco espacio a la exploración. Algo que cambiará de la noche a la mañana cuando, de una forma que preferimos no contar y dejarlo como tarea propia de cada lector, aparece Dientecín. Su nuevo amigo y compañero con el que, gracias a su entereza y osadía, abandonará ese bosque tan deudo para Biko y empezará a explorar la totalidad de este «segundo» mundo. Uno que, aparentemente, se encuentra en el interior de la Tierra. 

Ha llegado el momento de emprender un nuevo viaje, un nuevo rumbo, pero… ¿hacia dónde? Ni siquiera ellos lo saben, y nosotros como lectores tampoco. Y justamente eso es lo que convierte en única y sorprendente a esta historia. Junto a Biko y Dientecín viviremos una aventura que nunca antes habíamos imaginado. Una aventura que se sustenta bajo los cimientos de Shambhala y que, poco a poco, empezaremos a conocer algunos de sus lugares y secretos más peculiares. Aspectos tales como qué es la Feria del Músculo Vegetal, quiénes son los pilotos Vidhati o qué es eso de la Twilight School. 

Reseña de Fantastic World Imagen 1 - El Palomitrón

Un manga inspirado en The Smoky God, or a Voyage Journey to the Inner World (obra de Willis George Emerson publicada en 1908) que, a partir de la «teoría intraterrestre», crea un hermoso fresco sobre la insospechada conexión entre seres humanos y no humanos.

Retomamos el tema del misterio e incidimos de nuevo en que no queremos desvelar hasta dónde llegarán nuestros dos protagonistas, pero es increíblemente curioso e interesante ver la capacidad que tiene el autor por confeccionar espacios tan cuidados y medidos que no sólo nos dejan conocer poco a poco los secretos de este mundo, sino que nos demostrará con cada uno de ellos los problemas existentes y cómo, a pesar de estar rodeados de seres «no humanos», sus conductas son bastante lineales a las nuestras. De una forma u otra, Ryo Hirano aprovecha esta historia para ejercer de narrador de una historia ficticia pero al mismo tiempo de juez y verdugo ante nuestra propia sociedad. Una que también posee muchos de los problemas planteados en la obra y que, ya sea de una forma más explícita o implícita, protagonizan nuestro día a día. Ya sea entre las personas, los intereses políticos o las posturas más terrenales.

De esta forma, Fantastic World se convierte en una obra con doble lectura. Una primera dedicada al entretenimiento más adictivo centrado en las venturas y desventuras de Biko, Dientecín y compañía en la que a cada paso que dan se convierte en un nuevo foco de incertidumbre; y una segunda dedicada pura y llanamente a la crítica social frente a la existencia de una doble civilización que, a pesar de contar con recursos diferentes y una puesta en marcha totalmente distinta a la humana, contiene muchos de los factores que nos definen a nosotros mismos. Factores que Ryo Hirano sabe interpretar realmente bien y que, a pesar de haber pasado varios años entre su publicación y la actualidad, se puede observar sobremanera todos y cada uno de los puntos clave que cimentan los asuntos más satíricos de la historia.

Reseña de Fantastic World Imagen 3 - El Palomitrón

Pocas veces se pueden extraer tantas ideas y puntos clave de un único volúmen, pero lo que crea el autor en este primer encuentro es algo realmente mágico que recomendamos a todos aquellos que deseen pasar un rato más que agradable y que, ante todo, quieran conocer una nueva realidad expuesta del interior de la Tierra desde la visión de Ryo Hirano. Una realidad que en esta ocasión se postula ante nosotros con un arte único a la vez que familiar. Un dibujo que se acerca mucho a la estética ya creada en 2010 por Pendleton Ward para Hora de Aventuras y que, de una forma u otra, emplea Hirano para dibujar su historia. Una que, además de contar con un grafismo de lo más particular y llamativo, está realizada a color y emplea alguna que otra técnica para crear diversos efectos ópticos. Algo que, posiblemente, Ryo Hirano extraiga de sus conocimientos previos en el campo de la animación, pues además de autor también es un excelente animador que podemos catalogar como único; al igual que ocurre con otro de los genios de la industria, Masaaki Yuasa. Por lo tanto, podemos afirmar sin que nos tiemble el pulso, que no sólo estamos ante un producto cuya calidad literaria es irrefutable, sino que nos situamos ante una de las mejores propuestas de 2019 en el mercado español por el conjunto de factores que posee y el arte que la define.

Aunque si hablamos de arte, y ya para concluir este cálido acercamiento a la obra del autor nipón, debemos hablar de la edición que ha realizado Héroes de Papel para el primer volumen de Fantastic World. Recordamos que este es su primer trabajo dedicado al sector manga, pero siguiendo con su estela amparada en la calidad editorial, en esta ocasión estamos de nuevo ante otro trabajo excelente de la editorial andaluza. Un trabajo que para nada podríamos tachar «de principiante» y que se posiciona como una de las mejores ediciones que poseemos en el mercado actualmente, más si tenemos en cuenta que estamos ante un producto completamente a color y de una extensión bastante considerable. Por lo tanto, nos situamos ante edición de 282 páginas a color de 168 x 235 mm, la cual nos permite disfrutar al máximo de todos los detalles de la misma. Una edición que se apoya en un formato rústica cosida con hilo con cubiertas e interior a color, dejándonos admirar todos y cada unos de los detalles expuestos por el autor nipón, ya que el respeto por la edición japonesa podemos tacharlo como absoluto. 

Además, a modo de complemento, todo aquel que compre el ejemplar a través de la página web la editorial podrá disfrutar de una chapa y un par de marcapáginas exclusivos cuyos diseños se pueden observar en la galería expuesta en la entrada y que casan a la perfección con la edición presentada. Por último, añadir que la traducción a cargo de Gabriel Álvarez Martínez es más que satisfactoria y nos permite disfrutar de la obra sin ningún problema de traslación y con un tono más que acertado, realizando así una labor encomiable para con la adaptación de los textos. En definitiva, estamos ante un título más que valorable, que recomendamos a todo aquel que quiera emprender un viaje único y que, ante todo, desee conocer los entresijos que habitan en la mente de Ryo Hirano. Un autor que, desde ahora, debería estar en el punto de mira de muchos de nosotros.

Galería de imágenes

Marisol Navarro

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos de la forma que prefieras y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitronBanner de KoFi para las entradas - el palomitron

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicista aficionada de las películas, las series y el manganime. No tengo un género preferido, pero todo lo gore me apasiona. Me encanta viajar, y si algún día consigo ir a Japón sin duda para el trayecto tendré preparada toda la obra de Sui Ishida.