El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Reseña de El Ratón de Biblioteca
ANIME / MANGA REDACTORES RESEÑAS

EL RATÓN DE BIBLIOTECA, UN AMENO RESPIRO PARA LA FANTASÍA

Piensa en qué te gustaría llevarte a tu próxima vida. Si entre tus opciones está la idea de llevarte alguno de tus libros preferidos quiere decir que estás en la reseña correcta. Si no es así… quizás deberías seguir leyendo porque si un mundo desierto de conocimiento no te aterra quizás El Ratón de Biblioteca tiene todo un mundo por descubrirte.

La adaptación de la novela ligera de Miya Kazuki no es algo que nos coja por sorpresa —muchos y muchas posiblemente ya hayáis pasado antes por su adaptación al animepero la llegada de una obra capaz de trastocar las bases del isekai de una forma tan pura y tierna no es algo que pase cada día. Mucho menos cuando la editorial a cargo de la misma, Kitsune Manga, se estrena con ella. Un hecho que celebramos con este pequeño acercamiento hacia una de las obras de fantasía que no podéis dejar pasar este año.

Cambiando las reglas de la fantasía

El Ratón de Biblioteca vuelve a abrir la puerta al debate que se cierne entorno al isekai. Un género, si bien especialmente productivo, que tiende a repetir sus mismos errores bajo una lista de conceptos prediseñados e incapaces de ofrecer nuevas particularidades al género. Un género que Kazuki, a través de las manos de Suzuka —encargada de su adaptación al manga y enamorada de la historia original— consigue renovar con una propuesta que muestra las tantas posibilidades del género.

Y es que El Ratón de Biblioteca es una obra con unas pretensiones muy concretas. Una obra tierna y comprometida consigo misma que no busca nada en el isekai más allá que el escenario para escenificar su historia. Una historia que se aleja de las muchas casualidades del género y nos lleva, de primeras, a la simple historia de Urano. Una joven adicta a la lectura que, tras morir sepultada bajo libros, se reencarna en Myne. Una niña débil y frágil nacida en el seno de una familia trabajadora en un mundo medieval donde los libros solo están a la altura de la nobleza y la realeza.

Así, parte de la magia de la obra reside en la forma en la que consigue conectar con sus lectores. La simplicidad con la que Kazuki narra sus escenas se da la mano con la ternura con la que Suzuka las representa en su adaptación (sin olvidar el trabajo de You Shiina y su diseño de personajes) para representar un ideal del que resulta no sentirse partícipe. ¿Qué hace un ratón de biblioteca en un mundo sin libros? Pues hacerlos, ¡por supuesto!

Es una llamada, un abrazo para un público incapaz de escapar a una referencia tan personal. Hablamos de una obra que escapa a los convencionalismos, no con una intención transgresora, sino con la habilidad de saberse parte de un sentimiento general. Uno que explota a través de Myne en un primer volumen que sirve de introducción al drama que supone encontrar un libro desierto de lectura, conocimiento y divulgación.

Es también así como se dibuja a Myne como heroína, no en el sentido estricto de la palabra, sino como un símbolo de esperanza e ilusión. Su nueva vida, encajada en los estándares de una sociedad medieval, supone un cambio ante el que la protagonista no piensa rendirse y así nos lo descubre, innovando poco a poco. No lo hace trabajando directamente en el arte de la escritura, sino avanzando paso a paso a través de conceptos tan sencillos como fabricar su propio champú. 

Y es aquí donde radica la magia de su planteamiento. En como es la propia Myne quién nos descubre un nuevo mundo y sus problemas. Unos que, sin necesidad de ser grandilocuentes, consiguen escenificarse a la perfección bajo la comodidad del día a día y funcionan especialmente bien al encontrarse tan relacionados con ese formato slice of life que la caracteriza. Cada paso, cada nuevo descubrimiento, es una forma más de atrapar a sus lectores y lectoras. Una pequeña solución para un pequeño problema que da forma a las situaciones más divertidas y tiernas que nos puede ofrecer la fantasía.

Y es que El Ratón de Biblioteca se presenta, en esencia, como una obra de descubrimiento y superación personal con un estilo remarcadamente propio, capaz de imponerse a cualquier marca de su género. Aún es pronto para hablar en profundidad de ella, pero su primer volumen es una muestra de cariño y ternura que se convierte en un ameno respiro para un género tan explotado como el de la fantasía. Un resultado que no pretende tan solo dar rienda suelta a su imaginación, sino también cogernos de la manos mientras lo hace.

Óscar Martínez

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos a través de este banner y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner KoFi 2020 - El Palomitrón

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribo más que duermo. Ávido lector de manga y entusiasta de la animación japonesa. Hablo sobre ello en mi tiempo libre.