Compartir

LOS ANTECEDENTES

En 1955, hace nada más y nada menos que 63 años, un hombre se convertiría en leyenda al crear Los Muppets, que en España conocemos (por alguna razón) como Los Teleñecos. Ese hombre se llamaba Jim Henson y se merece un altar en cada casa, pues no solo inventó una nueva forma de hacer títeres (hasta entonces solo movían la cabeza), sino que además consiguió entretener y enseñar a una infinidad de niños. Su legado ha tenido varias series adaptadas a diferentes países (ay, Espinete…), algunas películas hoy en día mitificadas (se le tiene mucho cariño a su Cuento de Navidad) y un reciente reboot bajo el sello de Disney. Los Muppets funcionan, y por ello no se agotarán nunca y el espíritu de su autor seguirá vivo. Pero ya sabéis el dicho, cría cuervos… y se mearán encima de tu legado. Brian Henson presenta ¿Quién está matando a los moñecos?, la gamberrada que su padre nunca pudo (o quiso) hacer.

LA PELÍCULA

En un mundo donde los humanos y los muñecos conviven juntos pero alejados de la igualdad, un nuevo y misterioso caso de asesinatos se plantea para el detective privado Phil Phillips. Alguien está matando a los protagonistas de un famoso show infantil de los 80, y nuestro títere se ve en la obligación de colaborar con una policía humana para encontrar al asesino.

En El Palomitrón no solemos incluir sinopsis en las críticas, pero nos gustaría recalcar que esta idea nos parece muy muy loca. Y muy interesante, por qué no decirlo. Sobre el papel, ¿Quién está matando a los moñecos? tiene un concepto maravilloso, y su inicio parece prometedor al mostrar la relación de los humanos con los muñecos como si fueran ciudadanos de segunda. Pero la película no quiere centrarse en eso, sino contar una historia de cine negro que nos resulta demasiado conocida. Y hacer muchos chistes sobre muppets teniendo sexo. El guion se dedica a mezclar misterio y humor sin demasiado sentido, pensando que ambas partes funcionan igual y errando excesivamente. Mientras que el aspecto gamberro de la película (pese a ser muy tosco y facilón) funciona, la trama policíaca es una suerte de plagio a cualquier noir que hayamos visto.

La mezcla que sí funciona y refuerza la película se encuentra en el aspecto visual y sonoro. La música combina una notable banda sonora de cine negro con canciones populares, y a su vez añade las musiquitas típicas de los programas infantiles. Y mientras esto sucede, en pantalla siempre vemos a los muñecos convivir con los humanos de una forma que nunca habíamos imaginado. Esnifando azúcar, teniendo relaciones, disparando… Las imágenes de las marionetas haciendo cosas bizarras es el sustento de la película, y para nosotros la sostiene hasta el final.

Lo cierto es que la película de Brian Henson es una rareza divertida, pero por desgracia demasiado banal y mal escrita para convertirse en un hito. Aunque contiene alguna sonora carcajada y resulta un buen entretenimiento para acabar el verano, recordaremos ¿Quién está matando a los moñecos? por haber malgastado una gran idea. Y por su título en español, que es inolvidable.

ELLOS Y ELLAS

El reparto humano femenino es uno de los grandes aciertos de la película, pues la vis cómica de Melissa McCarthy y Elizabeth Banks eleva todas sus escenas un par de peldaños. Pero quien se lleva el premio gordo es Maya Rudolph, una de las mejores cómicas de Saturday Night Live que aquí interpreta el mejor personaje de la película, en gran parte gracias a unas fabulosas dotes de improvisación.

Y respecto al reparto de voces, queremos decir que, en su versión original, todos cumplen con creces con su papel, en especial Bill Barretta como nuestro protagonista azul.

LA SORPRESA

Su premisa es su mayor impacto. Este mundo de racismo hacia los muñecos no deja de sorprender conforme la película avanza.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Como en Team America: La policía del mundo, acabaremos recordando tan solo sus escenas de sexo. Más por extrañas que por divertidas, eso sí.

TE GUSTARÁ SI…

Siempre te has imaginado qué clase de vello púbico tienen los personajes de Barrio Sésamo. O, siendo menos ambiciosos, si te gustan las comedias gamberras.

LO MEJOR

  • La idea de la que parte.
  • Tiene varios momentos muy divertidos.
  • El reparto femenino.

LO PEOR

  • Se siente desaprovechada.
  • Todo lo relacionado con la trama del misterio está demasiado visto.
  • La comparación con películas similares como Team America: La policía del mundo o El delirante mundo de los Feebles.

Ignasi Muñoz

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.