El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

Memorias de un hombre en pijama - El Palomitrón
CINE CRÍTICAS NUESTRO CINE REDACTORES

MEMORIAS DE UN HOMBRE EN PIJAMA

Memorias de un hombre en pijama - El Palomitrón

LOS ANTECEDENTES

Memorias de un hombre en pijama, que pasó por el Festival de Málaga de este año (dentro de la Sección oficial a concurso), está basada en las viñetas de Paco Roca que publicó de forma semanal durante un año y medio (desde marzo de 2010 a julio de 2011) en el periódico valenciano Las Provincias. Dichas viñetas derivaron en una novela gráfica publicada en 2011 y de esa idea parte la película que se estrena el próximo 4 de enero dirigida por Carlos Fernández de Vigo y con la colaboración en el guion del propio Roca.

LA PELÍCULA

El filme narra las aventuras de Paco, un soltero cuarentón al que, de un día para otro, le ofrecen colaborar semanalmente en un periódico dibujando viñetas y contando su vida, es decir, sus desastres continuos en cuanto a las relaciones con las mujeres. A partir de ahí, el protagonista cumple su sueño infantil: poder trabajar desde casa y con el pijama puesto.

El protagonista de la historia es a la vez el narrador de la misma y resulta curioso, dado que el filme es de animación, ver en la primera escena a Raúl Arévalo (el actor que pone voz a Paco) y ver cómo la cámara recorre todo el espacio donde este dibujante crea sus viñetas hasta que, una vez hecha la presentación del personaje, la película comienza a ser de animación.

Dice el protagonista en el inicio de la película que “siempre había buscado la felicidad por medio del amor, todas esas historias de mi ajetreada vida acababan en mis entregas semanales, la serie era un éxito pero yo también necesitaba un jilguero a mi lado para ser feliz” y ahí es donde aparece la chica de la historia que además se llama Jilguero y le pone voz María Castro.

A grandes rasgos, lo que está contando Carlos Fernández de Vigo es la típica historia de chico conoce a chica que tantas veces hemos visto ya, por lo que en ese aspecto la película no sorprende mucho. No ayuda tampoco el hecho de que el desarrollo de la película sea una continua sucesión de escenas absurdas donde lo que se cuenta es anticuado y suena a repetitivo, es decir, no hace gracia atender a las típicas conversaciones entre hombres donde solo saben hablar de mujeres. En este sentido la película ya falla en dos pilares importantes: por un lado, pretende ser una película cómica y no hace gracia, y por otro lado, quiere ser romántica y no lo consigue tampoco demasiado.

La animación quizá es uno de los problemas que presenta la cinta, pero no por el hecho de que la animación sea cutre sino que al alternar animación y realidad es en los planos reales donde la película obtiene más interés. Realizada con animación 2D, se tiene muy en cuenta, en todo momento, de dónde procede la historia: del mundo de la novela gráfica y de las viñetas, por eso aparece en muchas ocasiones la viñeta como elemento destacado del filme, a ello hay que sumar que se realizó una especie de stop motion con el personaje que interpreta Raúl Arévalo para que así los dibujantes de la película pudieran realizar el personaje animado de la forma más parecida al propio Arévalo. Pero, sin duda, el principal problema es el guion ya que no hay una idea lo suficientemente sólida  como para realizar una película de 70 minutos, lo que deriva en un filme que parece estar al servicio de las canciones de la popular banda Love of Lesbian  y eso es un problema porque la presencia de sus temas puede resultar hasta invasiva en alguno momentos. No sería un inconveniente si las canciones hubieran sido creadas para la historia y estuvieran al servicio de un guion, pero no da la sensación de que sea el caso. Salvo la canción “El astronauta que vio a Elvis”, creada en especial por el grupo para la película, son simples canciones que parecen metidas con calzador. Dos o tres  bien, las demás sobran totalmente porque básicamente no aportan nada positivo al conjunto del largometraje.

Memorias de un hombre en pijama - El Palomitrón

ELLOS Y ELLAS

Raúl Arévalo (Paco) y María Castro (Jilguero) están muy bien cuando aparecen ellos mismos, pero no cuando doblan a los personajes animados. Es una pena que el doblaje de la película no tenga un buen acabado. Los protagonistas hacen lo que pueden, aunque están mejor cuando aparecen en pantalla, pero lo que no se puede hacer es poner a actores no profesionales a doblar unos personajes secundarios. Y volvemos al tema con los miembros de Love of Lesbian, a los que el director también otorga roles en el proceso de doblaje, restando de nuevo calidad al conjunto del filme.

LA SORPRESA

Cuando los personajes de María Castro y Raul Arévalo cobran vida, se demuestra el egocentrismo del personaje principal y que la verdadera protagonista de la historia es ella.

Memorias de un hombre en pijama - El Palomitrón

LA SECUENCIA / EL MOMENTO

Cuando a través de las viñetas se muestra cual ha sido la historia de estos dos individuos destinados a encontrarse.

TE GUSTARÁ SI…

Te gusta Love of Lesbian ya que podrás escuchar más de una docena de temas del grupo, y además oír sus voces en labores de doblaje.

 LO MEJOR

  • Que su duración es ideal para la historia que se quiere contar, si hubiera sido más larga se haría muy pesada
  • Cuando aparecen Raúl Arévalo y María Castro junto a la presentadora Elena S. Sánchez
  • Para sus fans del grupo, Love Of Lesbian. Obviamente.

 LO PEOR

  • El doblaje
  • La poca originalidad de la propuesta

 

Javier Valera

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.