El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

PRIMERAS IMPRESIONES REDACTORES SERIES

LORENA: EL CASO MÁS GRÁFICO DE NUESTRO TIEMPO SALTA A PRIME VIDEO

El año pasado se cumplieron 25 años desde que diera la vuelta al mundo uno de los sucesos más grotescos y morbosos que han salpicado alguna vez las noticias. Jordan Peele (Déjame salir) recupera como productor ejecutivo el caso de Lorena y John Wayne Bobbitt, un caso sucedido en los años noventa y que no solo fue tratado como carnaza por la inmensa mayoría de medios, sino que además se ha convertido en parte de nuestra cultura popular, llegando a ser mencionado en canciones y series de televisión. Pero esta historia y sus implicaciones deberían ir mucho más allá, empujarnos a un análisis y reflexión mucho más profundos y trascendentes. Con un poco de suerte, los cuatro episodios de esta docuserie original de Amazon (recientemente estrenada en Sundance) servirán para aportar otro grano de arena más en la era del #MeToo.

El caso y su impacto

La del 23 de junio de 1993 quedaría marcada a fuego en el imaginario colectivo por ser la noche en la que Lorena Bobbitt cortó el pene a su marido John. Los hechos objetivos no tienen más vuelta de hoja, y si incluso hoy suena a titular sensacionalista, no es difícil de imaginar que en los noventa la prensa se viera en la disyuntiva de romper importantes tabúes a fin de cubrir la noticia. Ocurrió en Manassas, Virginia, pero la onda expansiva mediática tuvo un alcance arrollador. No es en absoluto necesario entrar en detalles concretos acerca del caso o cómo se desarrolló (para eso está Lorena), pero sí rescatar y subrayar el único dato de vital importancia: que Lorena llevaba sufriendo abusos por parte de su marido desde mucho antes de que el “crimen” tuviera lugar. El que quiera entender, que entienda. La serie documental nos pone esta misma opción sobre la mesa, recopilando extractos del material que se ha ido generando desde aquel fatídico día; y os avisamos, no es poco ni fácil de digerir.

Cuando un hecho tan incomprensible ocurre nos asaltan múltiples preguntas, pero la más importante de ellas, aquella a la que deberían atender los profesionales de cualquier ámbito relacionado con el caso es “¿Por qué?”. Antes de depurar responsabilidades y juzgar a una parte o a la otra, se debería hacer una prudente pausa para intentar comprender las causas por las que una determinada situación ha llegado a desembocar en un acto violento. El problema con el caso de Lorena (y con cualquier otro caso mediático) es que desde el momento en que se dio a conocer la noticia todo el mundo se puso a opinar, a hacer chistes (la televisión americana se llenó de ellos) y a tachar de loca a una mujer que “le ha quitado a un hombre lo que más le importa”. En una época en la que las leyes estadounidenses no consideraban delito la violación dentro del matrimonio, primó el morbo de lo que la jovencísima Lorena había hecho y se obvió o se puso en duda su credibilidad cuando denunció los malos tratos continuados a los que la sometía su marido. Muchas más cosas se hicieron mal entonces, pero consuela saber que al mismo tiempo también se alzaron otras voces, las de todas aquellas mujeres maltratadas que vieron en Lorena a la mujer que por fin hizo lo que ellas nunca se habían atrevido a hacer.

El formato

Al encontrarnos ante un caso tan sumamente televisado y documentado no hay necesidad de recreaciones. Todo está contenido en las entrevistas realizadas a los protagonistas, sus representantes legales, los miembros de la policía científica que participaron en la investigación del caso, o familiares y vecinos de los Bobbitt entre otros. Se intercalan del mismo modo retazos del juicio a Lorena, así como fotografías presentadas como evidencia en el mismo. Por lo tanto, en Lorena se presentan sin tapujo alguno imágenes y testimonios que pueden resultar especialmente duros y delicados para el espectador.

Las cuatro horas que abarca el documental dan para incluir mucho material aunque no todo él es igualmente relevante, y menos aún novedoso. Las entrevistas en la actualidad con Lorena y John son prácticamente lo único exclusivo que se nos ofrece dentro de una propuesta que a cambio constituye una meritoria recopilación del caso para quienes no lo conociesen o no pudieron seguirlo cuando copaba todos los tabloides. Lorena es un interesante trabajo de retrospectiva que nos permite conocer mejor a los dos protagonistas de esta historia: saber de dónde vienen y también ver cómo es su vida 25 años después de que fueran sacados del anonimato de la peor manera posible.

  • Fecha de estreno: 15 de febrero de 2019
  • Plataforma de emisiónAmazon Prime Video
  • Número de episodios: 4
  • Duración aproximada: 65 minutos
  • Te gustará si te gusta…Las cintas de Ted Bundy, Los juicios de Pamela Smart, The Keepers o American Crime Story

Aitziber Polo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Criminóloga con sueños de directora. Pisé el cine por primera vez a los dos años. Con siete vi cómo un cocodrilo gigante se zampaba una vaca entera de un bocado en Mandíbulas, y empecé a leer a Stephen King (y así me he quedado). Mi película perfecta tendría guión de los Coen, banda sonora de Zimmer + Horner y plotwist made in Shyamalan.