El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

CINE CRÍTICAS FESTIVALES, EVENTOS Y GALAS REDACTORES

FESTIVAL DE MÁLAGA: EL COVER

Historias para no contar

ANTECEDENTES

Tras una sonada trayectoria como actor, y de forma específica en el ámbito cómico, Secun de la Rosa debuta detrás de la cámara con El Cover, una mirada a la pasión por la música a través de aquellas personas que quieren cantar al margen de las derivas de la fama, en la siempre curiosa y contradictoria ciudad de Benidorm (al estilo de las recientes Nieva en Benidorm y Ama). Un viaje a los iconos, a nuestro idiosincrasia y nuestro universo cultural, con tintes autobiográficos del director, acompañado por un amplio reparto de caras conocidas, y que tuvo su premiere como la película inaugural del 24 Festival de Málaga. Cine español, donde recibió el premio del Jurado Joven. Desde mañana en cines se podrá disfrutar de los ecos de esta revolución musical post-pandemia.

LA PELÍCULA

Aunque el arranque es irregular, mostrando a personajes de brocha gorda en su definición del fracaso musical, pronto la ópera prima de Secun de la Rosa comienza a alzar el vuelo, y lo hace mostrándonos una ciudad, con sus luces y sombras, un protagonista, destinado a la música pero que rehúye de ella por su pasado, un cuerpo de artistas que quieren vivir y soñar, aunque la fama no haya llegado a sus vidas, estando siempre la música como motor de vida. Todo ello confluye al amparo de la colorimetría del espacio nocturno de la ciudad de Benidorm. Y en torno a ellos, se dibuja un ejercicio de canto al arte, la música, y al deseo de sentir ante tiempos difíciles, como si esta historia quisiera ser el claro ejercicio español de abandono de unas vivencias aún muy presentes por la imponente pandemia que nos atañe.

La historia de Dani, es la historia de un duelo. Un duelo perenne que marcado por un claro inmovilismo contextual pide a gritos aprovechar el valor de la oportunidad para salir adelante. Casi sin quererlo nos adentramos en un vaivén de experiencias musicales, un dibujo de lo que es la música española, desde lo más pop a lo más enraizado, perfilado en personajes con sus historias tratados al mimo. Es fácil contagiarse y emocionarse con una propuesta que invita a la alegría, y que invita al sentir emociones frente a la anodina postura de quien padece inerte ante la vida que pasa, tal como planea en la cabeza de Dani, hasta la aparición de Sandra y toda la troupe de músicos y artistas, que engalanan una película tan magnética como enérgica.

Es inevitable señalar los errores de una propuesta cursi, y a veces excesivamente relamida. Hay un avance ciertamente atropellado en sus derivas argumentales, y ciertos giros acentúan una sensiblería que nada tiene que ver con la voz de cada uno de estos supervivientes. Pero con ello, con su irregularidad, con su excesos, estamos ante una de las películas que más se nos quedarán dentro, por su forma de sentir, de vivir, por regalarnos secuencias impagables de una emoción desbordante, y por ofrecernos una nueva mirada hacia la vida. La película no sería lo que es, si no fuera por la virtudes de un reparto mágico, entregado, y que hace brillar las sensibilidades de un ejercicio tan imperfecto como necesario.

ELLOS Y ELLAS

El reparto es una de las grandes virtudes de esta propuesta, luminoso ejercicio de actores entregados a este ejercicio magnético y vital. Àlex Monner y Marina Salas dan solvencia al protagonismo interpretativo, pero es el valor de los secundarios lo que otorga brillo a cada rincón humano de esta historia. Destacar la templanza de Susi Sánchez, el arrojo interpretativo del siempre excelente Juan Diego y una Carolina Yuste irreconocible, en un personaje tan difícil como finalmente extraordinario en la composición que ella construye, impregnada de valentía y pasión.

LA SORPRESA

La sorpresa reside en un ejercicio que desde un arranque francamente torpe, consigue al final definir una película llena de luz y magnetismo, aposentada en la idea de lo que somos y queremos ser.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Hay secuencias llenas de belleza y humanidad, pero hay que destacar sin duda alguna, la fuerza, la entrega y la perfección de ese duelo musical lleno de hits en un momento en que la película se paraliza por completo, y cuya decisión se convierte en un ascenso a la excelencia, por las enormes virtudes técnicas, interpretativas y discursivas que condensa este maravilloso momento musical.

TE GUSTARÁ SI…

Si disfrutas de las películas en las que la emoción y la música son los ingredientes principales.

LO MEJOR

  • La energía y el magnetismo de la propuesta.
  • El excelente reparto, con especial atención a Carolina Yuste, absolutamente inmensa.

LO PEOR

  • Su ejercicio de cursilería y relamido continuo.
  • Ciertas torpezas a la hora de definir las líneas argumentales de la película.

Alberto Tovar

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.