Compartir

sp

 

JASON STATHAM llega a las carteleras españolas el 26 de junio con ESPÍAS. Y viene con novedades: el actor aparta las peleas, tiroteos y demás arsenal de acción a un lado para dejar hueco a escenas hilarantes, risas y jolgorio en esta producción que aúna comedia y espionaje, como bien enseña el tráiler. El tipo duro del cine actual estrena esta historia que sea aleja de su anterior aparición en salas, FAST AND FURIOUS 7. Para la cita se topa con JUDE LAW, otro rostro poco visto en estas lides dada su categorización de galán de drama. Este es el último trabajo del actor de DOM HEMINGWAY tras aparecer en el numeroso elenco de EL GRAN HOTEL BUDAPEST, y todavía tiene por estrenar GENIUS, junto a COLIN FIRTH y NICOLE KIDMAN (con la que repite doce años después de COLD MOUNTAIN).

 

 

Ambos caballeros ingleses comparten planos ahora con una americana de pura cepa, muy asidua a los blockbusters de comedia: MELISSA McCARTHY. Ella es la verdadera protagonista de la trama, dirigida y escrita por PAUL FEIG, que convierte a las tres estrellas en agentes secretos. No es difícil imaginarse dentro de semejante profesión a STATHAM, ya que su filmografía rebosante de persecuciones y secuencias límite bien lo justifica. Tampoco a LAW, que durante mucho tiempo fue el favorito para suceder a PIERCE BROSNAN en el rol de JAMES BOND. Pero ya comprobamos que DANIEL CRAIG se le adelantó. ¿Y qué pasa con McCARTHY? Veamos el argumento.

 

ESPÍAS, McCARTHY Y LAW

 

Susan (McCARTHY) es una analista de la CIA, una mujer que pasa desapercibida en su trabajo, donde todos parecen haber olvidado sus hazañas pasadas. Cuando su compañero (LAW) desaparece, ella se presenta voluntaria para una operación súper secreta junto a Rick Ford (STATHAM), el cuál se muestra bastante escéptico con la validez de su nueva adepta. La misión encubierta comprenderá inmiscuirse en el aventurado mundo del tráfico de armas y evitar un desastre mundial. Detrás de la operación está Rayna (ROSE BYRNE), una mujer muy peligrosa dentro de la criminalidad que asegura conocer las identidades de todos los agentes de la CIA. De modo que sólo la desconocida Susan puede ir tras el peligro. Pero tal encomienda irá acompañada de meteduras de pata, torpezas y unos cuantos malentendidos entre estos compañeros tan dispares.

PAUL FEIG ha querido contar por tercera vez con McCARTHY, dado que han sido un buen equipo juntos en pasadas ocasiones: la actriz ha salido en CUERPOS ESPECIALES y LA BODA DE MI MEJOR AMIGA (ambas dirigidas por FEIG), y de hecho ha habido un cuarto encuentro: Ella es una de las cuatro féminas integrantes del cuerpo de CAZAFANTASMAS 3, uno de los reboot que más expectación está provocando y que también corre a cargo del realizador. Viendo la tarea que le espera lidiando con espectros, no hay duda de que el cineasta confía en la protagonista de POR LA CARA para salvar el mundo de catastróficas amenazas a la vez que hace reír al personal.

 

ESPÍAS, STATHAM Y McCARTHY

 

La cinta cuenta con un amplio elenco de secundarios entre los que se encuentran ROSE BYRNE (MALDITOS VECINOS), ALLISON JANNEY (EL CAMINO DE VUELTA), BOBBY CANNAVALE (ANNIE) o MORENA BACCARIN (HOMELAND).

La película ha recibido muy buenas críticas asegurando que las risas están servidas y que el tándem del cineasta y actriz se consolida como patrón dentro de la comedia comercial procedente de Estados Unidos. Está visto que hay mezcolanzas que dan buenos frutos.

Comedia, divino género que consigue mezclas imposibles. En tres semanas conoceremos el resultado.

 

María Aller

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.