El Palomitrón

Tu espacio de cine y series españolas

2021 ENTREVISTAS REDACTORES SERIES

ENTREVISTA A ALBERT ESPINOSA: “TODAS MIS HISTORIAS SON DE PERDEDORES QUE ACABAN GANANDO”

Dos décadas son las que le lleva rondando a Albert Espinosa la historia de unos chavales que emprenden un viaje por Europa tras escapar de un psiquiátrico. Antes incluso de emocionar al público nacional e internacional con el exitazo de Pulseras Rojas. Movistar+ le ha dado finalmente la oportunidad de trasladarla a la pequeña pantalla. El autor teatral, guionista, escritor, actor y director de cine estrena Los espabilados, una serie basada en su novela Lo que te diré cuando te vuelva a ver en la que vuelve a demostrar su don de transmitir amor por la vida, buen rollo y una habilidad especial para disfrutar de las pequeñas cosas. 

Quizá porque partes del Albert adulto tienden a identificarse con los protagonistas de sus obras, a menudo niños o adolescentes. “Siempre digo que cuando perdí la pierna con 14 años hice un pacto conmigo mismo: ese chaval viviría siempre dentro de mí”, cuenta a El Palomitrón. De ahí le nace una capacidad que no se extingue, la de plasmar en sus obras la óptica de “cuando todo te parece increíble, conservas la energía de soñar y la vida todavía no te ha sacudido”.

Perdedores e incomprendidos 

Por eso también en Los espabilados subyace su propia juventud entre hospitales, en los que pasó diez años entrando y saliendo . Mientras estaba ingresado, recuerda, “me interesaban y me fascinaban los chicos de la planta de arriba, a los que llamábamos así, los espabilados. Eran chicos ingresados por problemas mentales, pero no querían estar allí. Y siempre pensé que quería contar la historia de aquellos chavales que quizá no tenían la suerte de tener visibilidad”. 

Los espabilados, EL PALOMITRÓN

Ahora él se la ha brindado mediante una maravillosa historia de perdedores. O mejor dicho, “de perdedores que acaban ganando”, como todos los protagonistas de sus obras. “Siempre digo que las pérdidas son ganancias, y que si nos enseñaran a perder ganaríamos siempre. Yo creo que es muy importante perder para ganar”. 

Además, la serie aprovecha para soltar una lanza a favor de los incomprendidos.  “Me gusta mucho pensar que si ves la vida de cerca no tiene ningún sentido, pero si te alejas, todo coge ese sentido. Si miras a estos chavales en el primer capítulo te pueden parecer niños con problemas, y que los adultos están actuando bien. Y cuando te alejas un poco y ya los sigues y ves su viaje, te das cuenta de que tal y como se comportan los padres, la sociedad y la gente que está al cargo de ellos, que muchas veces les exigimos mucho más de lo que deberíamos”. Ese, cuenta, es el leitmotiv de Los espabilados. 

“Soy infiel a mí mismo cuando me adapto”

Respecto al proceso de adaptación del papel a la pequeña pantalla, Espinosa admite que le gusta, sobre todo, que la gente se sorprenda, incluyendo tramas, giros, etc., que no están en la serie. “Para mí el libro es un complemento”, admite. “A mí me pasa mucho. Veo una peli y me encanta, y de repente necesito escarbar y ver el making off, comprar el libro. Lo interesante es cuando el libro te complementa, porque haces que entiendas la adaptación, pero te aporta algo, un trasfondo que no aparece en la historia. Por eso soy bastante infiel a mí mismo cuando me adapto”. 

Aunque veía complicado poder adaptar la serie para el abierto, con Movistar+ finalmente ha vivido un flechazo. “Les encantaba la historia, la entendían, me dieron unos consejos muy buenos que hicieron que la serie fuera mejor y la verdad es que fue como un idilio. Siempre les estaré agradecido, porque entendieron a la perfección la historia y muchas veces la di por perdida. Pensé que no podría llegar a hacerla”.

 

En su opinión, “las plataformas han abierto el campo”, dando la oportunidad de existir a producciones que antes de ellas hubiera sido imposible. La excepción fue Pulseras Rojas. “Tuve la gran suerte de que Antena 3 comprendió muy bien la temática, pero lo había intentado en otras cadenas nacionales y nadie estaba interesada en una historia de niños con cáncer”.

Sin embargo, su intención es hacer historias que mezclen dolor, felicidad, ternura, “y todo esto a veces es complicado, porque parece que sean minoritarios estos sentimientos”, si bien él cree que es al revés, que la gente tiene muchas ganas de historias así. Para muestra, Pulseras Rojas, la serie con más remakes internacionales de los últimos cinco años.

Gusten o no, él es fiel a esa filosofía de “ver que todo lo malo forma parte de la vida”, en sus obras y en su vida. Capaz de disfrutar de los “días malos” como una oportunidad. “Cuando llegó todo esto del confinamiento yo me lo tomé como momentos que salías del mundo para mejorarte y mejorar, para hacer cosas que de otra forma no hubieses tenido tiempo. Recuperé amistades, escribí muchas cosas… Y fue un tiempo que me recordó a cuando vivía en la burbuja de un hospital”. 

Para él ni siquiera la pandemia es “excesivamente triste”. Al revés. “Creo que la pandemia nos traerá la década más loca, así como uno nuevos años 20. La gente tiene tantas ganas de hacer esos viajes, quedar con la gente, tocar y sentir, que vamos a convertir esta década en la mejor que hemos vivido todos. Y eso creo que es una gran ganancia”, afirma con total convencimiento.  “Ha habido muerte, tristeza, un dolor terrible, pero no hago ningún spoiler al decir que la vida está llena de muerte, tristeza y dolor por otras cosas. No le veo excesiva diferencia. Al final hay que intentar transformarlo en algo positivo. Eso es la vida, aprender a perder lo que ganaste y encontrarle el punto positivo”. 

María Robert 

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.