Compartir

El profesional turco Can Evrenol (My Grandmother, To My Mother and Father) se estrena como director y guionista de su primer largometraje con Baskin, película de terror que pasó por festivales como el FrightFest de Glasgow, el Fantastic Fest de Austin (Texas), el de Toronto, el FANT – Festival de Bilbao (Premio Fantrobia a joven promesa del género) y el Festival de Sitges del año 2015.

En una palabra, Baskin es locura. En dos sería locura absoluta. A medida que el guion, escrito por su propio director Evrenol y sus coguionistas Cem Ozuduru, Ercin Sadikoglu y Ogulcan Eren Akay, avanza, va enganchando. Desde nuestro punto de vista, Evrenol alarga mucho la primera parte poniendo en contexto a los personajes (conversaciones que no aportan mucho sobre equipos de fútbol españoles, o prostitutas) y nosotros teníamos ganas de ir directos a la acción en la mayor parte de los 97 minutos que dura el largometraje. Un largometraje que solo se puede disfrutar en turco con subtítulos en castellano y del que hubiésemos deseado más sangre y más vísceras, aunque destacamos la presencia de las bestias y todos sus actos en ese mundo de pesadilla que vivirán sus protagonistas.La fotografía de Alp Korfali (Masum, Kedi) nos convence durante toda la película, y a pesar de no ser un filme de found footage podríamos creer que es una historia real por todo su rodaje.

Con influencias de uno de los grandes, el escritor estadounidense H. P. Lovecraft, Baskin es un filme mediante el cual Evrenol ha querido rendir homenaje al terror sobrenatural, exactamente a las referencias del satanismo y el pensamiento humano, en este caso el de su protagonista, Arda, interpretado por Gorkem Kasal. Otra de sus influencias claras es la del director y guionista italiano Dario Argento (Suspiria, Rojo oscuro) y sus técnicas de crear cierto misterio, solamente que Evrenol lo lleva a la locura que no cuadra ni convence en ningún momento hasta que el espectador llega al final de la historia y crea un círculo lineal entendible y redondo. El punto de violencia y gore en el que Evrenol se inspiró fue en el de la cinta Holocausto caníbal, de Ruggero Deodato.Su banda sonora, de Ulas Pakkan, nos introduce aún más en ese círculo, en ese bucle infernal en el que se encuentran sus protagonistas y donde tendrán que vivir y presenciar las escenas más gore del filme; o, en cambio, nos da los momentos más divertidos, como el del grupo de policías en el coche en plena patrulla. Como gran punto fuerte, junto al personaje y la interpretación de Gorkem Kasal (Arda), se encuentra su antagonista, el maldito Baba, El Padre, interpretado por Mehmet Cerrahoglu. A pesar de que Mehmet no es actor, con su empeño, su esfuerzo, su trabajo y su físico singular consigue ser el más brillante y que más nos pondrá los pelos de punta durante toda la película (incluso podrá provocarnos alguna que otra pesadilla). El jefe Remzi, interpretado por Ergun Kuyucu, será la cabeza líder del grupo de policías, y Fatih Dokgoz será Apo, el tío y mayor apoyo de Arda, el cual dará claves de la cinta…

Llaves, rituales, bestias al culto, poderes psíquicos, puertas que separan la pesadilla del mundo real… ¿Te atreves a entrar en este círculo?

Con el reciente lanzamiento de la película en DVD y Blu-ray os mostramos un análisis de lo que el público se podrá encontrar en sus extras y que, gracias a la distribuidora Cameo, hemos podido disfrutar para anticipároslo.

LOS EXTRAS

  • BASKIN: EL CORTOMETRAJE ORIGINAL (2013)

En la primera opción de los extras podemos ver cómo surgió el largometraje, es decir, el espectador podrá disfrutar del cortometraje que Can Evrenol rodó en 2013 y por el que dos años más tarde decidió alargar la idea y hacer su debut como director de largos. Un corto donde está la idea del filme de Baskin, la esencia de la película (coche policía, casa oscura, culto…), pero con menos personajes y menos protagonistas, como el del Padre, por ejemplo (aunque dicho papel en el cortometraje no tenía mucha importancia, más tarde, en el filme, es uno de los protagonistas malvados).

  • ENTREVISTA A CAN EVRENOL EN SITGES

La web Terrorweekend.com tuvo la oportunidad de hacer una entrevista al director de Baskin, y esta se incluye entre los extras del filme. En esta opción, a la par que intercalan las preguntas del entrevistador con las respuestas del entrevistado, nos van mostrando secuencias de la película mientras podemos conocer un poco más a Evrenol: sus películas favoritas (El gabinete del Dr. Caligari, Vampyr, de Carl Theodor Dreyer, En la boca del miedo…) o sus próximos proyectos, en los que asegura que probará con otros géneros, pero que el próximo que tiene en mente será otro de terror: Housewife, que afirma que no tiene nada que ver con una ama de casa, sino que trata de todo lo contrario: es una locura con un punto del cine de Argento, como una pesadilla retorcida. El espectador conocerá también su trabajo más detallado, en el que afirma que Baskin es: “Un trabajo bastante individual. En Turquía dice que hay buenas películas artísticas y un montón de películas comerciales, muy banales, y en medio hay un gran vacío, ya que no hay cine de género con sustancia”.

También hablará de la censura, en la cual afirma no pensar en ningún momento, ya que su intención fue siempre llegar a un público internacional; además, en Turquía la censura es de locos: por ejemplo, cuando Rambo se cose su herida pixelan la imagen, o si en True Detective beben cerveza igual, y por supuesto en todo el contenido sexual. Al tener éxito en el extranjero, en todas las ciudades turcas se pasó sin cortes. E incluso a Evrenol le sorprendió que en ciudades fronterizas como Siria e Irak (sudeste de Turquía) no se censurarse ante el público escandalizado. Can habla de las buenas críticas que tuvo desde el New York Times o Los Angeles Times y de su esperanza en que la acogieran en muchos festivales: abrieron Toronto, Sitges le pareció increíble (este quiere hacer hincapié en que el público de Sitges es el mejor que han tenido) y, posteriormente, después posicionó el de Bruselas y el de París. Can habla también de su gran amistad con Mike Hostench, el subdirector del Festival Internacional de Sitges, que también entró en el proyecto. Can ya había estado en Sitges dos años con dos cortos, se hicieron amigos, le presentó a mucha gente, le dio consejos, se convirtió en su mentor e incluso le ayudó a convencer a su familia sobre este proyecto. También le ayudó Todd Brown, de XYZ, diciéndole que tenía un público fuera de Turquía y que se debería hacer como los cortos sin preocupación de la censura, y así es como tendría éxito. Y por eso quiso que fueran sus productores ejecutivos.Además, también quiso adelantar que tienen una idea para poder hacer una segunda parte, que empezó como broma pero que al final la escribieron, aunque aún no tiene demanda para poder hacerla. Nos cuenta también el director que lo más difícil del rodaje, el cual duró 28 noches, fue el frío que pasaron. Tuvieron un mes de preproducción y dos de posproducción, así que lo hicieron muy deprisa, pero fue la única manera de hacerlo con un presupuesto tan pequeño. Además, a Can le gusta hacer las cosas de manera muy natural, de forma espontánea, y lanzarse al agua. Desde el primer día de preproducción hasta que tuvieron el Blu-ray pasaron cuatro meses. Tanto el tiempo como las localizaciones fueron un reto, ya que rodaron en diciembre en Estambul y hacía mucho frío, había gente desnuda en el rodaje y era la primera experiencia para el 90 % del equipo y el reparto; por ello, fue otro reto para Evrenol el poder sincronizarlos a todos. No sabían al principio de qué iba el tema, pero al final fue un grupo coherente y eficiente.Entre las anécdotas está la de saber que el actor que interpreta al villano no es actor y tiene un papel en el que se tiene que enfrentar a los policías, que son actores de teatro veteranos. Tenían un poco de miedo, estaban tensos, pero luego les salió bien. Otra anécdota que el director cuenta fue cuando prepararon a los participantes del culto, a los llamados salvajes: “Estábamos todos en casa con algunos amigos que iban a interpretar a esas criaturas e hizo que vieran En busca del fuego, de Jean-Jacques Annaud, The Descent y algunas otras para compartir su visión con ellos”. Entre ellos, un amigo de Can preparó una sesión de respiración en la que cerraron los ojos y empezaron a gritar. La propietaria de la casa llamó a la policía y todos terminaron lloraron de lo tensa que se puso la situación: “Fue una locura y pensé: ‘Vale, el culto quiero que sea así’. Y así es como se nos ocurrió todo el ritual del culto y toda la iconografía relacionada con él”.

  • BASKIN EN EL FANTASTIC FEST

En este apartado se muestra la proyección en el teatro Shiner y cómo es nombrada Baskin la película ganadora del premio al Mejor director novel. El director, muy agradecido por estar allí, se dio a conocer en el Fantastic Fest hacía 5 años con su primer cortometraje. En el escenario reconoce que es un momento muy importante para él y dice sentirse el discípulo de festivales como el FrightFest, Fantastic Fest y el de Sitges, ya que sin ellos esta película no habría sido posible. “Es una película que requiere su tiempo; es, sobre todo, una película turca”, dice en la presentación. “Crear cine turco moderno y darle un giro que no es muy habitual”, añade.

  • BASKIN EN SITGES 2015

Un largo viaje al fin de la noche: así es presentado en pleno Auditori del Festival de Sitges 2015 como uno de los cortos más impactantes del último año y que ahora se ha convertido en un tour de force aún más aterrador y visceral. Can Evrenol se sintió muy emocionado y orgulloso de poder estar en Sitges presentando su primera película. Cinco años antes estuvo con su primer corto, deseó estar con su primer largo… y así fue.

En la Fnac, tras la proyección de la película, respondieron preguntas. Cuentan cómo el malvado de la película, Mehmet Cerrahoglu, dio el salto al mundo del cine. Con su aspecto peculiar se apuntó a una agencia, pero nadie le dio trabajo y fue a un guionista a preguntarle la razón de por qué no le aceptaban. El guionista le dijo que solo le contratarían si le conocieran en persona. Además, vivía una época en que su aspecto no lo aprobaba nadie, en Turquía se avergonzaban de él. Can, al conocerle, le dio un pequeño papel en el corto y más tarde le escribió un papel para estar en el largometraje. Para el actor, estar en Sitges es como un sueño.En el cine Prado en Sitges también hicieron una proyección junto a todo el reparto y estos respondieron a preguntas de los espectadores. Con imágenes de baja calidad en este apartado, el director, entusiasmado, reconoce que ha estado en muchos festivales de terror, pero el ambiente en Sitges es muy distinto. Entre las preguntas resolvieron el simbolismo de la llave que aparece en la película: “La llave forma parte de la iconografía del culto y además simboliza los poderes psíquicos de Remzi para tratar de salir de ese mundo de pesadilla. Él transmite esos poderes a Arda. Esos tres personajes: el Padre, el jefe Remzi y Arda eran como jedis, tienen poderes psíquicos y hay una lucha entre ellos”, explica el director. Los actores protagonistas cuentan cómo fue su experiencia en el rodaje, entre lo que destacamos que el personaje de El Padre se sintiera muy orgulloso, como en un sueño del que no quería despertar. Decía Mehmet que nunca había actuado en su vida, que con 45 años ni siquiera había salido de su país, tenía tres hijos, trabajaba en un parking y no es actor, pero al mandarle el guion el director, hizo dibujos de escenas y se las mandó, hablaron mucho, vio películas como Hellraiser, Apocalypse Now y su reacción fue fantástica. Sorprendió mucho entre sus compañeros como a nosotros nos sorprendió su actuación.

¿Queréis entrar vosotros ahora en el bucle del infierno y los ritos?

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.