Compartir

Silencio desde el mal - El Palomitrón“Ella no tenía hijos, solo muñecos”. ¿La conocéis? Era una famosa ventrílocua y se llamaba Mary Shaw. Nuestro particular mago del arte de crear miedo la gestó en una de sus películas. Sí, hablamos de James Wan y uno de sus trabajos que lo han llevado a ser como es en la actualidad. Hoy os hablamos de Silencio desde el mal (Dead Silence), un filme de 2007 que Universal Pictures vuelve a lanzar ahora en DVD y Blu-Ray Universal Pictures con contenidos extra.

Recomendamos a todos los seguidores de Wan o a los fans del género y cinéfilos en general que, si todavía no la han visto, visionen o revisionen esta joya del director malayo, porque es una buena historia con elementos del terror antiguo con estilo Wan, James Wan. Su manera de dirigir y su forma de contar las historias llena de originalidad (junto al trabajo de Leigh Whannell [Insidious: Capítulo 3]), tensión y agilidad a toda la trama, que se centra en las investigaciones del asesinato de Lisa (Laura Regan), la mujer de Jamie (Ryan Kwanten), que parece haber sido perpetrado por un muñeco maldito, el muñeco de Mary Shaw, que asesina de la misma forma a todas sus víctimas: arrancándoles la lengua después.

Silencio desde el mal - El Palomitrón

Tras revisionar Silencio desde el mal diez años después de su estreno, solamente podemos verla con más admiración, observando cómo algunos de los recursos de los que utiliza el director y guionista ya han aparecido en películas anteriores y posteriores de este. Durante estos trece años metido en la profesión, Wan se ha forjado un estilo propio, un estilo que da miedo, en el que uno conoce músculos cuya existencia desconocía.

Este modo de hacer las cosas ha creado guiños y homenajes propios. En Silencio desde el mal podemos ver, y confirmar en este 2017, que a Wan le encantan los muñecos: en su debut como director lo demostró con el muñeco de Puzzle en Saw, la famosa marioneta trajeada montada en un triciclo que su protagonista utilizaba para comunicarse con sus víctimas y darles las reglas del juego. ¿Divertido juego, verdad? Tras este muñeco, vuelve tres años después con otro, Billy… ¿Será un guiño al anterior? De diferente apariencia, pero igualmente una marioneta, Wan crea en otra de sus películas a otro muñeco, el muñeco fiel de Mary Shaw, la escalofriante protagonista de Silencio desde el mal a la cual posee y que quiso ser enterrada con sus 101 muñecos (entre ellos aparece muy sutilmente el de Saw en una de sus secuencias). No podía faltar en esta lista la muñeca Annabelle, ese personaje que creó en Expediente Warren: The Conjuring (2013) y que un año más tarde tuvo su propia película.

Silencio desde el mal - El Palomitrón

Otra de sus características como director y guionista son sus finales, como el final de Saw (2004), con música e imágenes. Wan es de finales muy dinámicos y reveladores, poniendo como punto fuerte siempre su banda sonora (con esa escalofriante caja de música), en este caso realizada por Charlie Clouser (Wayward Pines). Este recurso también lo utiliza en Silencio desde el mal: esa Mery Shaw, en la cual parece haberse inspirado para aterradores personajes posteriores en Insidious (2010, 2013, 2015) y Expediente Warren (2013, 2016), o ese color rojo que predomina durante todo el filme, al igual que hace en su saga de Insidious. Además, este filme le hizo confiar en directores de fotografía tan espectaculares que, con un simple puente o un teatro abandonado, nos ponen los pelos de punta, como es el fantástico experto en esta área: el elegante John R. Leonetti, que no tuvo tanto éxito como director de Annabelle en 2014.

Ya ven: él mismo se ha forjado un hueco como uno de los mejores directores y guionistas de la historia del cine de terror que estará para y por siempre en el séptimo arte. Esta edición nueva en DVD y Blu-ray contiene material adicional en el que podremos descubrir más sobre Mery Shaw, sobre Billy y sobre todo el equipo que hizo el largometraje.

Silencio desde el mal - El PalomitrónLOS EXTRAS

  • Principio alternativo: Otra manera de comenzar la historia propuesta por Wan y Whannel donde enfocar la historia como un bonito cuento según los ojos que lo miren y del que no daremos más detalles para que el espectador lo pueda descubrir por sí mismo.
  • Final alternativo: Cómo Jamie descubre toda la verdad sobre la marioneta, su padre a través de imágenes que recuerdan y le hacen montar el puzle en su cabeza y descubrir toda la verdad que está investigando.
  • Escenas inéditas: Conversaciones con el trabajador de la casa del padre de Jaime, Boz, son las escenas que no se llegaron a poner. Este es un suceso más que podría haberse puesto en la película, pero que finalmente se quitó.

Silencio desde el mal - El Palomitrón

  • Cómo se hizo Silencio desde el mal: En este apartado aparece todo el equipo, desde su director hasta el departamento de maquillaje cuentan detalles de cómo hicieron el filme (los diferentes sets, el teatro, la niebla que provocaron…). Wan utiliza durante toda la película una metáfora de la oscuridad, el silencio y se inspira en Tim Burton a la hora de escoger un color predominante en todas sus secuencias, como es el color rojo: es un James Wan con estilo victoriano. El objetivo de todo el equipo a la hora de hacer la película era la de sorprender a la gente al ver todos los recursos que emplean, en general al ver esta historia en la gran y pequeña pantalla. Como secreto de rodaje, a la hora de hacer el set del teatro podemos decir que lo tuvieron que construir todo ellos, un aspecto que nos deslumbra, puesto que parece haber sido un teatro auténtico de los años 40. Cinco días más tarde lo destruyeron para poder hacer las escenas posteriores en el tiempo, ya con este derribado y abandonado.

Silencio desde el mal - El Palomitrón

  • Los secretos de Mary Shaw: Los diferentes miembros del equipo (actores, director, productor…) nos guardan de la mirada de Mery Shaw, nos alertan de estar en silencio. La historia de esta ventrílocua con 101 muñecos la inventó el equipo, y a la par que te van contando todo sobre este malvado personaje te van poniendo sus escenas más relevantes (en el teatro, sus víctimas asesinadas, sus muñecos). Judith Roberts (Diario de una niñera), la actriz que interpreta a Shaw, cuenta lo maravillosa y misteriosa que le parece su personaje, su historia y cuál es la razón de esa venganza que le hierve la sangre una vez en el otro mundo después de la vida. Esta narra toda la caracterización que le hacían al transformarse (necesitaban cuatro horas para maquillarla) y cómo realizaba el truco de hablar sin mover la boca, sino la garganta. Un ventrílocuo profesional la ayudó a interpretar esta faceta, es más, este le hacía los movimientos. Judith reconoce que para ella la relación con la marioneta era lo más importante: “Para mí estaba viva”. Bob Gunton (Los 33), el actor que interpreta al padre de Jaime, cuenta cómo este personaje maneja como marionetas a los seres humanos tras volver de la tumba. “Es espeluznante”, afirma.

Silencio desde el mal - El Palomitrón

En este apartado desde el equipo hablan cómo caracterizaban la casa de Shaw, cómo envejecían el hogar, cómo fue el casting para encontrar a la afortunada actriz que encarnara a Mary Shaw: “Necesitábamos la clásica mujer misteriosa con aspecto de bruja, pero con cierto aire de diva. Un día nos dijimos: ¿Por qué no buscamos a la típica diva de Broadway? ¿Un personaje grandioso, teatral?” Y supieron al ver a Judith en Nueva York que sería ella. El protagonista, el actor Ryan Kwanten, afirma que Judith utiliza los ojos como nadie de todas las personas con las que ha trabajado. “Puede asustarte con una mirada, es muy intensa”, confirma el actor en este vídeo.

Es esa doble personalidad relacionada con la ventriloquía la que la hace aterradora, dice Wan, además de resaltar el fantástico trabajo de todo el equipo, pero sobre todo de Judith.

Silencio desde el mal - El Palomitrón

  • Evolución de un efecto especial visual: En este último apartado se cuenta la evolución de una secuencia de la cinta de un efecto especial visual desde el primer montaje hasta la película (en concreto se muestra el efecto del puente con las personas pasando por este). La toma final es el resultado de más de ocho versiones. Las personas que aparecen se grabaron sin ningún puente con un mínimo rodaje teatral: se grabó a gente sobre una pantalla de croma, se añadieron a la copia digital que crearon después (con el teatro y el puente finalizado) y se le dio un posterior tratamiento visual para que pareciera una película antigua esa secuencia.

Guárdate de la mirada de Mery Shaw y, si la ves en tus sueños, nunca jamás se te ocurra gritárselo, ya que recuerda: solamente hay una cosa que puede salvarte de ella: el silencio.

María Páez

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.