El Palomitrón

Espacio de Cine, Series y Libros

REDACTORES REVIEWS SERIES

DISTRITO SALVAJE: EL PAÍS QUE COLOMBIA DESEA SER

Distrito Salvaje muestra una nueva realidad en Colombia

Hay un cliché para las series de alto presupuesto y cuidada producción que es decir “que parece estadounidense”. En el caso de Distrito Salvaje bien podría decirse que “parece mejor”. Esta serie colombiana, la primera que produce Netflix en el país latino, aterrizó hace ya dos años en la plataforma. Y hace uno, repitió temporada ampliando su audiencia al resto de suscriptores hispanohablantes.

Por la originalidad y virtuosismo de su trama, por la acción y adrenalina que la adereza o por el retrato de la nueva Colombia, hay que decir que Distrito Salvaje vale cada hora que se pasa con ella.  Además, se trata de una creación del español Cristian Conti, (La cara oculta o El sueño de Iván). Conti ha pilotado una obra con dos grandes mensajes recorriendo cada escena, a razón de uno por temporada. Primero, que el país sigue siendo la selva; y segundo, que esto puede cambiar.

Colombia y el Posconflicto

Antes del argumento, hay que saber dónde está Colombia después de 2016. Por un margen de votos ínfimo, el país rechaza por referéndum un acuerdo de paz y poco después el gobierno termina por aprobarlo tras muy pequeñas modificaciones. La población desea, tras más de cincuenta años de conflictos armados, pasar página. Pero, al mismo tiempo, con reticencias según a quién y qué perdones.

Qué encontraremos

En este paisaje tiene lugar la historia de Jhon Jeiver (Juan Pablo Raba, Narcos), un ex guerrillero desmovilizado que busca en Bogotá las promesas de vida pacífica y familia. No obstante, su expediente le vale la atención de altos funcionarios y hombres de las cloacas del Estado. Gente que le inducirán de nuevo a realizar las mismas salvajadas que dejó atrás en la selva.

Más sobre cine colombiano: Monos (2020)

Y si la primera temporada consiste en la persecución legal de conexiones entre el narco y los altos empresarios, la segunda se convierte en una pelea contra el crimen internacional y una carrera presidencial. La segunda protagonista de Distrito Salvaje, la fiscal y candidata a presidenta Daniela León (Cristina Umaña, Narcos) – con énfasis en el León -, roba en esta segunda temporada la mitad del tiempo de pantalla. Ella ilustra una pelea por la Presidencia del país con muchos dardos y paralelismos a los candidatos reales.

Debajo de las apariencias

Este es el argumento, ahora bien ¿Cuál es la trama? Tanto guión, fotografía y personajes se empeñan en equiparar la megalópolis de Bogotá con la selva colombiana. La capital, con casi diez millones de habitantes, fue de lejos la zona menos afectada por el conflicto y un refugio para millones de campesinos perseguidos por guerrilla y paramilitares. Durante décadas se labró el relato de que los secuestros, asesinatos y el caos eran cosa del campo y es justo esto lo que la serie niega. Hay un retrato constante del descontrol, de la impotencia o de la connivencia del Estado con el crimen precisamente en el Distrito Capital. Los problema que el país era, los sigue siendo.

Más sobre cine colombiano: Pájaros de verano

Y esta tesis se ve magnificada y refutada al mismo tiempo en la segunda temporada. Si bien los villanos adquieren dimensiones internacionales (la relación con Venezuela o la CIA entran en juego), se ponen sobre la mesa opciones esperanzadoras en los arcos de los personajes protagonistas. Por un lado hay una lucha prolongada por poner a una política honrada al frente y por otro simplemente dejar de ser un asesino.

Conclusión

La serie brilla especialmente en el apartado fotográfico y ambiental por su originalidad y en la capacidad de transmitir en todo momento el mensaje de la historia. Los personajes tienen cierto carisma, pero sin duda la estrella es Jhon Jeiver, el protagonista. Este uno de los pocos hombres de acción del cine que sí parece sufrir el estrés postraumático y las deficiencias sociales que uno imagina que debe de padecer alguien en su posición. No obstante, Distrito peca a ratos de maniqueísmo especialmente en lo que se refiere a la política, que parece estar hecha de obstáculos imposibles hasta que de pronto son facilísimos.

Esta es una buena serie para los que quieran acercarse a Colombia o a las series latinoamericanas. Todos aquellos que lo pasaron bien con Narcos, pero sintieron que se trataba de una historia vista desde fuera pueden aprovechar Distrito Salvaje para acercarse a una serie hispanohablante de primer nivel con grandes dosis de acción.

¿Dónde y cuándo?

  • Fecha de estreno: 19 de octubre de 2018
  • Plataforma de emisión: Netflix
  • Número de episodios: 20
  • Duración aproximada: 50 minutos
  • Te gustará si te gustan: Series latinoamericanas o grandes producciones del tipo Narcos.

¡No olvides dejar aquí tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.